Mi?rcoles, 20 de octubre de 2010

Evangelio:?Lc 14,25-33
En aquel tiempo, caminaba con Jes?s una gran muchedumbre y ?l, volvi?ndose a sus disc?pulos, les dijo: ?Si alguno quiere seguirme y no me prefiere a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, m?s a?n, a s? mismo, no puede ser mi disc?pulo. Y el que no carga con su cruz y me sigue, no puede ser mi disc?pulo. Porque, ?qui?n de ustedes, si quiere construir una torre, no se pone primero a calcular el costo, para ver si tiene con qu? terminarla? No sea que, despu?s de haber echado los cimientos, no pueda acabarla y todos los que se enteren comiencen a burlarse de ?l, diciendo: ?Este hombre comenz? a construir y no pudo terminar?. ?O qu? rey que va a combatir a otro rey, no se pone primero a considerar si ser? capaz de salir con diez mil soldados al encuentro del que viene contra ?l con veinte mil? Porque si no, cuando el otro est? a?n lejos, le enviar? una embajada para proponerle las condiciones de paz.
As? pues, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi disc?pulo?.

Oraci?n introductoria:
Se?or, no dejes que olvide estas dos cosas important?simas para el hombre del Reino: la oraci?n y la acci?n, ser contemplativo y conquistador. Porque s?lo en la oraci?n podemos fundamentar nuestro apostolado; en la medida en que te ame y escuche, te transmitir? a los dem?s.

Petici?n:
Jes?s, aum?ntame la caridad, pues con amor, todo sacrificio por ti me parecer? poco y todo esfuerzo ser? insignificante, sabiendo que estoy complaci?ndote a ti.

Meditaci?n:
??Acaso no tenemos todos de alg?n modo miedo ?si dejamos entrar a Cristo totalmente dentro de nosotros, si nos abrimos totalmente a ?l?, miedo de que ?l pueda quitarnos algo de nuestra vida? ?Acaso no tenemos miedo de renunciar a algo grande, ?nico, que hace la vida m?s bella? ?No corremos el riesgo de encontrarnos luego en la angustia y vernos privados de la libertad? (?) ?No! quien deja entrar a Cristo no pierde nada, nada ?absolutamente nada? de lo que hace la vida libre, bella y grande. ?No! S?lo con esta amistad se abren las puertas de la vida. S?lo con esta amistad se abren realmente las grandes potencialidades de la condici?n humana. S?lo con esta amistad experimentamos lo que es bello y lo que nos libera. As?, hoy, yo quisiera, con gran fuerza y gran convicci?n, a partir de la experiencia de una larga vida personal, decir a todos vosotros, queridos j?venes: ?No teng?is miedo de Cristo! ?l no quita nada, y lo da todo. Quien se da a ?l, recibe el ciento por uno? (Benedicto XVI, 24 de abril de 2005).

Reflexi?n apost?lica:
El ap?stol del Regnum Christi es magn?nimo. Sabe que ha sido llamado por Cristo para cosas grandes y no teme entregarlo todo, porque la entrega total es la ?nica y aut?ntica forma de amar con sinceridad a Dios que lo ha dado todo por nosotros.

Prop?sito:
Darle hoy a Cristo una parte de mi tiempo para trabajar por ?l, para hablar a alguien de ?l, para formarme mejor por ?l, etc.

Di?logo con Cristo:
Jesucristo, te pido que me concedas la gracia de tener una confianza inmensa en tu misericordia, porque T? eres el mejor amigo, que ha dado la vida por nosotros.

?Que nuestra entrega sea completa en el ejercicio perfecto de nuestras obligaciones ordinarias? (Cristo al centro, n. 1206).

05/09/2010

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 10:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios