Lunes, 01 de noviembre de 2010

En la paz de la tarde he tomado mi Agenda para anotar lo que bien
pudiera ser un dec?logo vacacional:

1. Abre tu vida al descanso, tu mirada a la naturaleza, tu coraz?n al
mundo.
2. No olvides colocar en tu hoja de ruta un tiempo para DIos: unos
minutos de amor, de b?squeda, de encuentro; un tiempo para los
dem?s: ac?geles, esc?chales, dialoga con ellos, [2]
compr?ndeles, enriqu?celes; un tiempo para ti mismo, a base de
lectura, de contemplaci?n, de reflexi?n.
3. Toma nota de las frases que iluminan tu coraz?n, an?talas en la
agenda del alma.
4. Descubre horizontes, enciende ilusiones, traza objetivos, consigue
metas.
5. Cuando goces del mar en la playa, no te olvides del firmamento y de
las estrellas.
6. Alguien dijo a un personaje llamado Jairo: No temas, basta que tengas
fe. APlica este consejo y ser?s feliz.
7. Llena tus manos de gestos hermosos, sacrificados; escribe en tu
coraz?n nombres nuevos; imagina que tus pasos construyen un mundo
mejor.
8. Guarda esta sencilla f?rmula para cada jornada: "Algo que hacer,
algo que esperar, alguien a quien amar".
9. No te olvides de so?ar despeirto.
10. Contempla cada amanecer como una invitaci?n a la vida; cada
atardecer, como invitaci?n al descanso. Y puebla la noche de
silencios sonoros.


Publicado por mario.web @ 23:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios