S?bado, 06 de noviembre de 2010

Evangelio:?Lc 14,25-33
En aquel tiempo, caminaba con Jes?s una gran muchedumbre y ?l, volvi?ndose a sus disc?pulos, les dijo: ?Si alguno quiere seguirme y no me prefiere a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, m?s a?n, a s? mismo, no puede ser mi disc?pulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi disc?pulo. Porque, ?qui?n de ustedes, si quiere construir una torre, no se pone primero a calcular el costo, para ver si tiene con qu? terminarla? No sea que, despu?s de haber echado los cimientos, no pueda acabarla y todos los que se enteren comiencen a burlarse de ?l, diciendo: ?Este hombre comenz? a construir y no pudo terminar?. ?O qu? rey que va a combatir a otro rey, no se pone primero a considerar si ser? capaz de salir con diez mil soldados al encuentro del que viene contra ?l con veinte mil? Porque si no, cuando el otro est? a?n lejos, le enviar? una embajada para proponerle las condiciones de paz. As? pues, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi disc?pulo?.

Oraci?n introductoria:
Dios m?o, no hay camino m?s corto y m?s seguro para alcanzar la felicidad que el conocimiento, amor, imitaci?n y seguimiento de tu Hijo Jesucristo. Dame un amor ardiente y personal a su Divino Coraz?n y nunca dejes que me canse de buscarlo.

Petici?n:
Jes?s, ay?dame a vivir centrado en ti: trabajar por ti, sufrir por ti, gozar por ti, amar por ti, servir por ti y buscarte en todo s?lo a ti.

Meditaci?n:
?El valor aut?ntico de la existencia humana no se mide s?lo con los bienes terrenales y los intereses pasajeros, porque no son las realidades materiales las que apagan la sed profunda de sentido y de felicidad que hay en el coraz?n de cada persona. Por esto Jes?s no duda en proponer a sus disc?pulos el camino ?estrecho? de la santidad (?). Ciertamente es un lenguaje duro, dif?cil de aceptar y de poner en pr?ctica, pero el testimonio de los santos y de las santas nos asegura que es posible a todos, si uno se f?a y se conf?a a Cristo. Su ejemplo nos anima a los que nos llamamos cristianos a ser cre?bles, No basta de hecho parecer buenos y honrados, hay que serlo realmente. Y bueno y honrado es aquel que no cubre con su yo la luz de Dios, no se pone delante a s? mismo, sino que deja ver a Dios a trav?s suyo? (Benedicto XVI, 28 de septiembre de 2009).

Reflexi?n apost?lica:
Debemos vivir con desprendimiento y desapego de lo que no es Dios, para amarlo con libertad y pureza. El Se?or es claro y radical en sus palabras: hay que renunciar a todo, perderse a s? mismo. No existe otro camino para ser disc?pulos de Cristo, porque el amor verdadero siempre lo da todo. No esperemos las grandes ocasiones, tomemos la cruz en los detalles de todos los d?as.

Prop?sito:
Ponerme en segundo lugar en toda circunstancia para vivir con humildad y no cubrir con mi yo la luz de Dios.

Di?logo con Cristo:
Jes?s, dame la gracia para abrazarme por amor a ti, a la cruz y a la renuncia de m? mismo para que tu vida se manifieste mejor en mi propia vida. Se?or, cuando me duela desprenderme de m? mismo, no permitas que mire s?lo los maderos de la cruz, haz que te vea a ti, colgado de ellos por amor a m?.

?La Iglesia necesita hoy y siempre el testimonio silencioso de los santos??(Cristo al centro, n. 1400).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 9:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios