Mi?rcoles, 16 de febrero de 2011

Cierta noche oscura, el demonio tent? al monje:
- He tra?do este dinero para ti, t?malo, le dijo el demonio, as? comprar?s cuanto desees.
- No lo necesito, muchas gracias, replic? el monje, prefiero vivir sin ninguna necesidad, pues la persona sin deseos es la m?s satisfecha de todas.
El a?o siguiente, se acerc? nuevamente el demonio a la choza del monje.
- Buenos d?as, ?est?s solo y pobre como siempre? Yo interceder? ante el obispo de la ciudad para que te asigne una iglesia importante donde vivas m?s confortable y pueda escuchar tu palabra una muchedumbre.
- No, muchas gracias, replic? el ermita?o, las personas de las iglesias importantes ya han o?do casi todas las cosas importantes, mi sabidur?a es tan peque?a que no podr?a mejorarlos; tan solo puedo ayudarles con mi oraci?n.
Un a?o despu?s, volvi? el demonio y de nuevo le dijo al monje:
- Una religiosa joven, reci?n llegada al monasterio vecino, ha preguntado por ti, pues necesita el conocimiento de un hombre santo para progresar en su vocaci?n.
- Est? bien, ir? a verla. Siempre rechazo tus propuestas, pero esta joven me inquieta; me pondr? en camino y la visitar?.?
Una vez en el convento, la joven se arrodill? y le dijo:
- Padre, he abrazado el silencio y la soledad. Conociendo tu santidad, te imploro un consejo para toda mi vida, pues he consagrado a Dios mi coraz?n y no deseo verte m?s.
- Hija, respondi? el ermita?o, mi consejo es el siguiente: m?s agrada a Dios el vencimiento de una sola tentaci?n, que todas las obras buenas de cien justos hechas con esfuerzo.?
Despu?s, el monje se march? a su choza, la monja alcanz? la sabidur?a, el obispo gobern? la di?cesis, la iglesias se llenaron de fieles y el demonio busc? a otra persona m?s f?cil para hacerle caer en la tentaci?n.


Publicado por mario.web @ 10:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios