Mi?rcoles, 16 de febrero de 2011


"Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se
desvaneciere, ?con qu? ser? salada? No sirve m?s para nada,
sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un
monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone
debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a
todos los que est?n en casa" (Mateo 5:13-15).

El mundo es evidentemente un lugar oscuro, con peque?a o
ninguna luz de s? propio, siendo necesario luz externa para
alumbrarlo. Es verdad que "su iluminaci?n es muy comentada"
pero la mayor parte de la luz ostentada es, en la realidad,
obscuridad. El mundo tambi?n manifiesta grande inclinaci?n a
si deteriorar cada vez m?s. Es ins?pido y la idea de que
pueda si volver sabroso para Dios es casi imposible. Solo
alguien for?neo puede salarlo. La iglesia, por otro lado,
aparece en el mundo con un duplo papel: como sal para
interrumpir -- o por lo menos para dificultar -- el proceso
de decadencia social, y como luz para dispersar la
obscuridad. Cuando nosotros miramos para las dos met?foras
m?s de cerca, nosotros vemos que ellas son deliberadamente
expresas a fin de ser paralelas una a otra. En ambos los
casos Jesus primero hace una afirmaci?n: "Sois la sal de la
tierra", "Sois la luz del mundo". Entonces ?l a?ade: la sal
debe retener su salinidad, la luz debe tener permiso para
brillar. La sal para nada sirve si perder su salinidad y la
luz para nada sirve si sea escondida.

La tarea del cristiano en este mundo es hacerlo aceptable
para el Se?or. Con sus actitudes santas y amorosas ?l
transforma el ambiente en que vive, haciendo con que las
tinieblas desaparezcan y la luz de la presencia de Cristo
ocupe su lugar. La deterioro causado por la mentira, por el
encono, por la prostituci?n, por la avaricia, por el ego?smo
y por tantas actitudes que entristecen el coraz?n de Dios
necesita ser refrenada por la presencia de la sal en los
cristianos que, por la presencia del Esp?ritu en sus vidas,
transformar? la obscuridad en grande claridad.

?Cree que su vida ha transformado el mundo en que usted
vive?


Publicado por mario.web @ 17:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios