Domingo, 20 de febrero de 2011

Una vez m?s estoy ante ti, Se?or, Jes?s Sacramentado. Ante el milagro y misterio de tu gran amor por todos los seres de este mundo sin distinci?n de clases sociales, de colores, razas y credos.

Tu amor abarca a todas las criaturas, santos y pecadores.... ?Qu? misterio tan profundo y qu? poco pensamos en ?l!.

Con ese amor, con ese deseo de ser correspondido, llamas a nuestra puerta, a la puerta de nuestro coraz?n para que te abramos, y llamas siempre a lo largo de todo el d?a, en todos los instantes, en los momentos que menos podemos imaginar... siempre llamas, siempre est?s. No te cansas, no abandonas, no te rindes. Porque lo ?nico que persigues es que te abramos y puedas entrar para entregarnos tu Coraz?n lleno de amor.

?Y qu? nos pasa?. Tal vez tenemos miedo de que si te "dejamos entrar" nos vas a pedir que cambiemos nuestro modo de vivir, que nos apartemos de esa persona que...., que dejemos ese rencor que hasta nos parece que lo necesitamos para as?, no perdonar..., que nos vas a "obligar" a cosas que... ?nos cuestan tanto!

Somos cobardes, Jes?s, cobardes y acomodaticios. Tal vez nos asusta ese amor tuyo tan inmenso, tan desbordado, tan aut?ntico, ?tan loco, casi dir?a yo, porque entregaste tu vida y te quedaste encerrado en ese "trocito de pan y en ese vino" para ser nuestro alimento!. El Papa Juan Pablo II nos dec?a siempre:?"?No tenga?s miedo, abirdle las puertas a Cristo!".

Y pensando en estas cosas, ahora que estoy frente a Ti, mi Se?or, voy recordando las palabras del gran poeta Lope De Vega, en su verso que hace que el coraz?n duela porque habla de nuestra ingratitud para ese tu gran AMOR, por todos,...por mi.

Deja que te lo diga, Se?or, de rodillas y con el coraz?n contrito porque esas palabras son mi verdad....

"Qu? tengo yo, que mi amistad procuras?
?Qu? inter?s se te sigue, Jes?s m?o?
que a mi puerta, cubierto de roc?o
pasas las noches del invierno oscuras?

?Oh, cu?nto fueron mis entra?as duras,
pues no te abr?!
?Qu? extra?o desvar?o si de mi ingratitud el hielo fr?o sec? las llagas de tus plantas puras!

Cu?ntas veces el ?ngel me dec?a:
"Alma, as?mate ahora a la ventana;
ver?s con cu?nto amor llamar porf?a"?
Y cu?ntas, hermosura soberana,
"Ma?ana le abriremos", respond?a
para lo mismo responder ma?ana!".?


Si, Jes?s, "ma?ana"... porque hoy estoy muy ocupada...?
Porque hoy ... as? como que "no me late".
Porque... no se lo que me vas a pedir...
Porque la verdad es que me asusta un poco ese TU AMOR POR MI y yo ...no se querer as?...

Bueno...tal vez ma?ana... si, ma?ana si.?


Publicado por mario.web @ 2:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios