Martes, 22 de febrero de 2011

Me acuerdo de un famoso slogan que hace mucho tiempo estuvo en que dec?an: ?Pepsi es lo de hoy?. En el mundo de los anuncios es f?cil percibir la intenci?n del mensaje detr?s de cada slogan. En este caso, Pepsi buscaba convencer al consumidor que era un producto para j?venes, una bebida actual. A la vez que se afirmaba como un refresco ?juvenil?, atacaba sutilmente la competencia insinuando que aquella no era una bebida para gente joven.

Si Pepsi es lo de hoy o no, no lo s? (dejo el juicio a cargo del lector), pero lo que s? s? es que este slogan puede ser usado mucho mejor de otra forma, que a continuaci?n propongo: ?Cristo es lo de Hoy?. Jesucristo es aqu?l que no envejece nunca. Hace m?s de dos mil a?os unos humildes pastores escucharon de algunos ?ngeles: Hoy os ha nacido en la ciudad de David un salvador, que es Cristo el Se?or?.

Y es que despu?s de tanto tiempo, Jes?s todav?a se encuentra entre nosotros y siempre estar? presente porque, de hecho, Cristo es el mismo ayer, hoy y siempre.

Si abrimos el Nuevo Testamento en cada uno de sus cuatro evangelios, veremos que la palabra o el concepto ?hoy? es una constante durante la vida de Cristo. En sus varios encuentros con la gente, parece que hab?a un sentido de urgencia en su misi?n. Recuerda la samaritana, como Cristo cambi? su vida en el instante que aquella mujer par? para tomar agua del pozo. Est? tambi?n el caso de Zaqueo, aquel rico publicano que subi? a un ?rbol para ver a Jes?s: ?Zaqueo, baja del ?rbol porque hoy voy a comer en tu casa?. Mateo estaba cobrando impuestos cuando Cristo le mir? y le llam?; al instante (su hoy) dej? sus monedas y sigui? al Maestro. Que no decir de Pedro, Andr?s, Juan y Santiago y tantos otros.

Pero el pasaje que m?s claramente refleja esta urgencia de Cristo, es cuando ?l est? padeciendo en la cruz entre dos ladrones. Uno de ellos le dice ?Se?or, acu?rdate de m? cuando llegues a tu Reino?. A lo que Cristo respondi?: ?Hoy estar?s conmigo en el para?so".

El Cristo que es el mismo ayer hoy y siempre, hoy se acerca a ti y a m? y nos pregunta c?mo queremos vivir nuestra vida en ahora en adelante en este nuevo a?o. Al buen ladr?n le bast? una frase, un m?nimo de inter?s por el Reino para tener abiertas las puertas del para?so.

Hoy Cristo quiere entrar en nuestra historia, quiere ser el centro de nuestras vidas. Por eso se hizo hombre, para que cada uno de nosotros empezara una nueva vida en ?l. Esto significa cambiar, progresar, superarnos. Tal vez necesitamos orar m?s, o acudir a los sacramentos, o tal vez vivir mejor la caridad en nuestra familia y entre los amigos. Sea como fuere, este a?o es un momento ideal para empezar un nuevo hoy en nuestras vidas.

Hay un sabio dicho que nos invita a no dejar para ma?ana lo que podemos hacer hoy. Cuando se trata de Cristo esa verdad se hace m?s necesaria. Si cada d?a es un nuevo hoy en el cual decidimos vivir junto a Cristo, estaremos garantizando nuestra felicidad en esta vida y adem?s, nuestra salvaci?n.

?


Publicado por mario.web @ 6:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios