Viernes, 25 de febrero de 2011

Madre, en la Misa de hoy se ha le?do una parte del Evangelio que mucho me cuesta comprender... y me quedo mirando tu imagen, buscando en ti las palabras que no hallo.

M?s, Tu siempre eres respuesta a tus hijos cuando la b?squeda es sincera, llena de amor y confianza..

-?Ven, hija- y te sigo... ya se hace costumbre al alma el seguirte, porque siempre tu compa??a me deja mejor trazado el camino hacia Tu Hijo...

Llegamos a Cafarna?m. Jes?s est? en casa. Se ha juntado tanta gente que ni siquiera puede comer.

Nos acercamos sin entrar. Nos quedamos junto a la puerta. All? tambi?n se hallan los primos de Jes?s (la palabra "hermano", en hebreo, abarca a los primos y parientes)

La gente repar? en ti. Es que tu presencia jam?s pasa inadvertida para tus hijos.

La Llena de Gracia, la que gan? por humildad los m?s grandes regalos de amor del Padre.

La Llena de gracia y en la puerta... esperando, sin hacer ostentaci?n de tus privilegios de Madre.

Y Jes?s te ve... y saca de tu presencia una profunda ense?anza...

Le dice la gente "Tu Madre y tus hermanos te buscan, ah? afuera"

La escena es clara, la distancia prudente...

Y Jes?s nos habla entonces acerca de ti...

-??Qui?n es mi Madre?-?Y sus ojos brillan de manera especial... como haciendo eco a esta pregunta, como diciendo:

-??Sab?is vosotros qui?n es, realmente, esa simple mujer que todos conocen? ?Sab?is acaso que Ella est? en el Coraz?n del Padre desde antes de la Creaci?n del mundo? ?Sab?is que s?lo en Ella hall? mi complacencia para venir del Padre hasta vosotros? ?Conoc?is que los d?as que habit? en su pur?simo vientre fueron los m?s serenos, los m?s parecidos a la Mansi?n del Padre de donde ven?a?

- ?Qui?n es mi Madre?
-repite tu Hijo, Mar?a, y veo tu mirada baja, humilde, sencilla...


Y mirando a los que estaban sentados a su alrededor, sentados esperando una palabra, un camino... si, Tu Hijo, Madre, les habla a los que se acercan a El y all? se quedan, en espera, Tu Hijo les muestra el camino. El camino que T? has recorrido...

-?Pues, la que hizo la Voluntad de mi Padre (y Jes?s volvi? a escuchar en su Coraz?n tus palabras de la Anunciaci?n "H?gase en mi Su Voluntad") y si quer?is ser realmente mi hermano, mi hermana y mi madre, deb?is haceros, en vuestro coraz?n, hijos de esta Madre...

Extiendes tu Mano, Madrecita, buscando la m?a, como siempre, como cada d?a a?n cuando no lo noto, m?s a?n cuando te creo ausente...

Miro a Jes?s a los ojos y mi coraz?n susurra un "gracias" tembloroso y emocionado, un silencioso "gracias"" que Jes?s escucha en las profundidades de mi alma...

Y me dejo llevar por Ti, Mar?a, para aprender, en Tu Coraz?n, el camino de la Voluntad del Padre...?

Amiga m?a, amigo m?o que lees estas l?neas. Mar?a tiende hacia ti su Mano. T?mala confiado, que Ella te llevar? por un camino corto, perfecto, f?cil y seguro, donde Jes?s te espera para decirte "hermana m?a, hermano m?o"


Publicado por mario.web @ 10:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios