S?bado, 26 de febrero de 2011

Evangelio

Lectura del santo Evangelio seg?n san Marcos 10, 13-16

Le presentaban unos ni?os para que los tocara; pero los disc?pulos les re??an. Mas Jes?s, al ver esto, se enfad? y les dijo: ?Dejad que los ni?os vengan a m?, no se lo impid?is, porque de los que son como ?stos es el Reino de Dios. Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como ni?o, no entrar? en ?l?. Y abrazaba a los ni?os, y los bendec?a poniendo las manos sobre ellos.?

Oraci?n introductoria

?Jes?s am? a los ni?os y fueron sus predilectos ?por su sencillez, su alegr?a de vivir, su espontaneidad y su fe llena de asombro?? (Juan Pablo II, ?ngelus, 18.12.1994). Danos tu gracia, Se?or, para ser como ni?os en las manos de Dios. Reg?lanos la alegr?a de sabernos tus hijos y no permitas que nos alejemos de tu amor.?

Petici?n

Se?or, que nunca desconf?e de tu amor.

Meditaci?n

Cuantas cosas podemos aprender de los ni?os: su sencillez, su alegr?a, su entusiasmo, su inocencia, su pureza, pero en especial podemos aprender su confianza serena. Un ni?o sabe muy bien que sus padres lo aman y por eso conf?a ciegamente en ellos. No se cuestiona las cosas, simplemente se abandona a la voluntad de sus padres. Es precisamente esa confianza lo que m?s le agrada a Cristo y nos invita por ello a imitarla en nuestra relaci?n con el Padre Celestial.?
Dios es un Padre infinitamente bueno y siempre busca demostrarnos su amor, pero pide de nosotros que seamos como ni?os, que sepamos con sencillez aceptar sus designios y nos abandonemos en sus brazos, con la confianza plena de que su amor por nosotros es m?s grande y m?s poderoso que cualquier contrariedad.

Reflexi?n apost?lica

La alegr?a es el reflejo de un alma que conf?a en Dios y es el distintivo m?s claro y elocuente de la fe cristiana, por eso en este d?a esforc?monos por contagiarla a todos los que se nos acerquen, sabiendo que nuestra alegr?a es palabra silenciosa pero elocuente que hablan del amor de Dios y de la confianza en ?l.?

Prop?sito

Mostrar un rostro alegre a pesar de las dificultades sabiendo que nunca me faltar? la ayuda y protecci?n de Dios.

Di?logo con Cristo

Jes?s, te agradezco por todas los dones que me das diariamente y por la gran predilecci?n que me tienes al darme la fe cristiana y la posibilidad de ser realmente tu hijo. Sabes bien lo d?bil que soy y lo f?cil que me alejo de tu amor, por eso te pido humildemente que muevas mi coraz?n al arrepentimiento cada vez que me aleje de tu amor y te pida perd?n con la sencillez de un ni?o.?


?Vosotros, que sois los predilectos del coraz?n del Ni?o Jes?s, corresponded a su amor y, siguiendo su ejemplo, sed obedientes, amables y caritativos. Aprended a ser, como ?l, el consuelo de vuestros padres. Sed verdaderos amigos de Jes?s y recurrid a ?l siempre con confianza??(Benedicto XVI, Saludo del Santo Padre, 26 de septiembre de 2009)


Publicado por mario.web @ 6:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios