S?bado, 19 de marzo de 2011

Fuente:
Autor: e-cristians.net


Los que fueron los Padres de nuestra Religi?n segu?an la luz de oriente, la de aquellos antiguos monjes que, caliente a?n en sus corazones el recuerdo de la Sangre reci?n derramada por el Se?or, llenaron los desiertos para dedicarse a la soledad y la pobreza de esp?ritu. Por consiguiente, los monjes del claustro, que siguen este mismo camino, conviene que vivan como ellos en yermos suficientemente alejados de toda vivienda humana, y en celdas libres de todo ruido, tanto del mundo como de la misma Casa; sobre todo, que permanezcan ajenos a los rumores del siglo.
[Estatutos de La Cartuja 1.3 1-2]

Como los Padres del Desierto en los primeros siglos del Cristianismo, los cartujos se retiran para dedicarse a la soledad y pobreza de esp?ritu. El monasterio es su desierto y la celda modela su silencio interior. Esa es la vocaci?n de la Orden de la Cartuja fundada por San Bruno en 1084.

Las cartujas se edifican en lugares apartados buscando el aislamiento. Las Horas Can?nicas ( Maitines, Laudes, Prima, Tercia, Sexta, Nona, V?speras y Completas) con sus plegarias correspondientes, jalonan la jornada. Es una jornada avalada por una larga experiencia de siglos, que ayuda al equilibrio personal y permite al solitario alcanzar la meta de su vocaci?n: santificarse en su uni?n con Dios para bien de las almas y propio.

Los Amigos de la Cartuja de Montalegre (Tiana, Barcelona) y E-Cristians han realizado una web sobre esta comunidad cartujana y el estilo de vida que fund? San Bruno y que aun sigue llamando seg?n la promesa de Oseas 2, 16:

"Yo voy a seducirla; la llevar? al desierto y hablar? a su coraz?n"

Si quieres saber m?s sobre la vida cartujana o la Comunidad de Montalegre, puedes escribir a los Amigos de la Cartuja de Montalegre y visitar la Web Cartuja de Montalegre


Publicado por mario.web @ 8:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios