Jueves, 24 de marzo de 2011
Elena Baeza nos comparte este gran testimonio de servicio y aplicaci?n de la Doctrina Social de la Iglesia en Ngarariga y Riara en Kenia.
?
Para combatir la pobreza
Para combatir la pobreza
Ngarariga y Riara son dos aldeas del distrito de Kiamb? en Kenia. El terreno es favorable al cultivo del caf? y a los plant?os de t?, cuya colecta representa la principal fuente de ingresos en estas zonas de ?frica. Muchos keniatas van a Kiamb? en busca de trabajo, pero el resto del a?o las posibilidades disminuyen y durante m?s de seis meses muchos no pueden contar con ning?n medio de subsistencia.

En las colinas del Nogng viven los masai, pastores n?madas. Por su estilo de vida tienen dificultad en recibir educaci?n, especialmente ?como siempre- las mujeres. A los quince a?os, sin haber tenido tiempo para formarse, ni para aprender una profesi?n, las chicas son ofrecidas en matrimonio a cambio
de ganado.

En el 2003, con el fin de ayudar a estas mujeres la Fundaci?n Kianda puso en marcha el proyecto TOT (Training of Trainers: formadoras de formadoras).

Consiste en preparar a algunos j?venes que realizan estudios universitarios, para que, a su vez, ense?en a las mujeres del mundo rural como iniciar un peque?o negocio.

Hasta ahora, gracias a la colaboraci?n de 73 estudiantes universitarias, se han beneficiado de este programa 512 mujeres entre 25 y 60 a?os e incluso m?s, porque a veces tambi?n se apuntan a los cursos mujeres mayores de 60 a?os, cuyos hijos han muerto a causa del Sida, y por tanto, deben ganar para
poder sustentar a los nietos.

Las primeras lecciones que las j?venes universitarias imparten conciernen a las "Costumbres de vida", es decir, como lograr ser personas educadas, honestas, limpias, serviciales. Alquilan burros de transporte, administran tiendas de peluquer?a o comestibles, de fruta, talleres de costura y casas de moda o de cosm?tica, tiendas de tejidos? As? es, como se les ense?a a
poner en marcha un negocio: programarlo, anunciarlo, garantizar su continuidad, etc?tera. Y cuando las alumnas han elegido una actividad, Kianda les ayuda a iniciar la micro-empresa, gracias a una subvenci?n de la Uni?n Europea.

Son m?s de quinientas las mujeres de Kenia que han puesto en marcha un peque?o comercio y se han formado gracias a esta Fundaci?n, que se inspira en las ense?anzas del Fundador del Opus Dei, san Josemar?a Escriv?.

Como ver?n nada de lo humano, es ajeno a los que apuestan por una vida de entrega a Dios.

Publicado por mario.web @ 9:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios