Jueves, 24 de marzo de 2011
Los esc?ndalos empresariales que implican pr?cticas poco fiables en la contabilidad, o a ejecutivos sin escr?pulos, se han vuelto casi noticia diaria en las ?ltimas semanas. El anuncio del fraude de 3.800 millones de d?lares en la contabilidad de WorldCom
?
La falta de ?tica derrumba empresas
La falta de ?tica derrumba empresas
Crisis de confianza en la gesti?n de los directivos.


NUEVA YORK, 13 julio 2002 (ZENIT.org)
A la vista de las previsiones
Luego lleg? el anuncio de que Xerox iba a modificar los resultados de los cinco ?ltimos a?os a causa de giros contables, informaba Reuters el 28 de junio. Xerox afirma que las ganancias antes de impuestos, en el ?ltimo periodo de cinco a?os, bajar?an por este motivo en 1.400 millones de d?lares con respecto a las cantidades antes anunciadas.

Las pr?cticas de contabilidad creativa, pensadas para hacer que los resultados de la compa??a parezcan mejores, son ahora comunes. Cada cuatrimestre, las compa??as deben informar sobre sus resultados y, si las cifras no llegan a las estimaciones hecha por los analistas de mercado, sus acciones pueden bajar en un 10% o m?s en un solo d?a, informaba el New York Times el 29 de junio.

Para evitar esto, algunas compa??as basan su contabilidad en el beneficio que los inversores esperan, y luego ajustan sus ventas y costes hasta asegurar que se obtiene el resultado deseado, al menos, sobre el papel.

El sueldo de los ejecutivos

Un factor que ha propiciado este proceso es que, durante la ?ltima d?cada, los pagos a los ejecutivos se ligaron de manera creciente al precio de las acciones. Con frecuencia, una gran parte del salario de un ejecutivo jefe se hac?a en forma de "stock options" (opciones de compra).

Esto significaba que los altos ejecutivos ten?an inter?s en apoyar estimaciones elevadas en los precios de las acciones, observaba el Financial Times el 1 de julio. El conflicto de intereses entre el papel de los ejecutivos y el de los accionistas condujo a que WorldCom prestara 375 millones de d?lares a Bernie Ebbers, entonces ejecutivo jefe, de manera que no tuviera que vender sus 28 millones de acciones de la compa??a.

Otros casos recientes incluyen a Dennis Kozlowski, que gan? m?s de 200 millones de d?lares vendiendo acciones en Tyco en los tres a?os anteriores a su renuncia como presidente y ejecutivo jefe. Y Jeff Skilling de Enron se embols? 100 millones de d?lares vendiendo sus acciones en los tres a?os anteriores al derrumbe.

Unos ladrones modernos

?Las opciones de compra han supuesto que se pongan en la misma l?nea los intereses de los accionistas y de los gestores?, conclu?a el Financial Times. ?Pero estos ejemplos demuestran que el uso excesivo de las opciones puede conducir a una mala gesti?n a gran escala?.

Los esc?ndalos han tenido lugar en un momento en el que los precios de las acciones ya hab?an bajado, y han intensificado su tendencia a la baja, por lo que, en las ?ltimas semanas, los mercados han visto c?mo los ?ndices bajaban a niveles no vistos en a?os. El d?lar norteamericano tambi?n se ha debilitado, cayendo casi al nivel de paridad con el euro. Todo esto ha llevado a no pocos comentaristas a hablar de una crisis en el modelo norteamericano de capitalismo.

Un comentario de George Trefgame en el London Telegraph del 27 de junio apoyaba el sistema de mercado, pero indicaba los problemas provocados por la falta de honestidad personal. El error viene enmascarado por los modernos barones del robo, indicaba: ?Los grandes ejecutivos jefes, banqueros, contables, algunos de los cuales han mentido y han enga?ado, burlando a los inversores y saqueando las compa??as para su propio beneficio?.

Diversos modos de apariencia
La man?a de las fusiones?

Otro factor que ha conducido a la actual crisis es la man?a de las fusiones. Las fusiones, con frecuencia impulsadas por precios de acciones inflados, han estado detr?s del extraordinario crecimiento del WorldCom, como observaba un an?lisis del Washington Post el 30 de junio.

En 1997, WorldCom compr? MCI, la compa??a telef?nica de larga distancia de Estados Unidos, por 37.000 millones de d?lares. De hecho, MCI era tres veces m?s fuerte que WorldCom, pero la compra se hizo gracias a la r?pida subida de las acciones de WorldCom.

Otra de las empresas que recientemente han ca?do, Tyco, adquiri? 700 compa??as s?lo en los ?ltimos tres a?os, hac?a notar el Wall Street Journal el 6 de junio. Estas ?fren?ticas ganas de comprar? han hecho de Tyco una de las compa??as accionarias m?s calientes de Wall Street, con porcentajes de crecimiento del 20%, pero sus acciones comenzaron a derrumbarse este a?o debido a las preocupaciones contables.

El Journal citaba un estudio encargado por el peri?dico a la financiera Thomson. El estudio revela que las acciones de los cincuenta m?s grandes compradores de finales de los noventa hab?an ca?do tres veces m?s que el porcentaje industrial del Dow Jones.

Al final todo se demuestra

Otro de los ejemplos mencionados es AT&T, que ahora est? vendiendo una enorme colecci?n de compa??as de cable que compr? por m?s de 90.000 millones de d?lares en los a?os noventa. Y Cisco Systems Inc., uno de los principales compradores en el mundo de la tecnolog?a, ha visto como sus acciones ca?an asta el 80% de su valor en los pasados dos a?os.

Seg?n el Journal, las fusiones subieron hasta los 1.800.000 millones de d?lares en el a?o 2000, m?s del triple del nivel experimentado a mediados de los noventa. Pero la actividad de fusiones ha ca?do este a?o hasta el nivel m?s bajo de los ?ltimos ocho a?os, en parte debido a los derrumbes recientes.

Un estudio anterior, de Deloitte & Touche, examinaba las 40 investigaciones recientes m?s grandes llevadas a cabo por sus servicios de pr?cticas reorganizativas en el Reino Unido. El estudio revela que el 57% de los negocios tienen una fusi?n fallida o una adquisici?n como la principal causa de sus problemas, informaba el Financial Times el 12 de febrero.

Un vivo ejemplo de los problemas de las fusiones es el caso de AOL Time Warner, el m?s grande conglomerado de medios del mundo, formado como resultado de una serie de fusiones en los ?ltimos a?os. Sus acciones han ca?do el 61% este a?o, informaba el 3 de julio el New York Times.

El 2 de mayo, The Guardian publicaba un informe sobre la compa??a, poco despu?s de que anunciara unas p?rdidas de 54.000 millones de d?lares, ?que reflejaban la ca?da de valor de sus activos desde la fusi?n de America Online con Time Warner hace dos a?os?. El peri?dico observaba que el precio de las acciones ha bajado al menos en un 75% con respecto al nivel en el que estaban, antes de que las compa??as negociaran la fusi?n.

El Papa advert?a de esta corrupci?n
Una vuelta a las pautas morales?

En su enc?clica de 1991, ?Centessimus Annus?, Juan Pablo II habl? con dureza contra las pr?cticas financieras il?citas. Junto con la falta de estabilidad y el problema de la corrupci?n, ?la proliferaci?n de fuentes impropias de enriquecimiento y de beneficios f?ciles, basados en actividades ilegales o puramente especulativas, es uno de los obst?culos principales para el desarrollo y para el orden econ?mico? (No. 48).

El Papa hablaba con aprecio de la propiedad privada y del papel de los mercados, pero tambi?n observaba que la titularidad de la propiedad y los medios para producir bienestar ?se vuelven ileg?timos?, cuando son resultado de la especulaci?n, explotaci?n o de la ruptura de la solidaridad entre las personas trabajadoras. ?Este tipo de propiedad?, escrib?a ?no tiene ninguna justificaci?n y constituye un abuso ante Dios y los hombres? (No. 43).

Econom?a y su sentido de servicio

Juan Pablo II volvi? a hablar sobre el tema en el mensaje del D?a Mundial de la Paz del a?o 2000. En una advertencia prof?tica dijo: ?Lo que se necesita urgentemente es una reconsideraci?n del concepto de ?prosperidad? en s? mismo, para evitar que se encajone en una perspectiva utilitaria y estrecha que deje poco espacio para valores tales como la solidaridad y el altruismo?.

El Papa urgi? para que ?las pr?cticas econ?micas y las pol?ticas relacionadas con ellas tengan como objetivo el bien de cada persona y de toda la persona. ?sta no es s?lo una exigencia de la ?tica sino tambi?n de una sana econom?a?.

El mensaje del D?a de la Paz afirmaba que: ?Una econom?a que no tenga en cuenta la dimensi?n ?tica y no busque servir al bien de la persona ?de cada persona y de toda la persona? no puede llamarse a s? mima ?econom?a?, entendida en el sentido de un uso racional y constructivo de la riqueza material?. Los l?deres de los negocios y los inversores han descubierto lo caro que cuesta el no prestar atenci?n a este consejo.

Publicado por mario.web @ 21:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios