Jueves, 24 de marzo de 2011

Evangelio

Del santo Evangelio seg?n san Mateo 20, 17-28

En aquel tiempo, mientras iba de camino a Jerusal?n, Jes?s llam? aparte a los Doce y les dijo: ?Ya vamos camino a Jerusal?n y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, que lo condenar?n a muerte y lo entregar?n a los paganos para que se burlen de ?l, lo azoten y lo crucifiquen; pero al tercer d?a, resucitar?.


Entonces se acerc? a Jes?s la madre de los hijos de Zebedeo, junto con ellos, y se postr? para hacerle una petici?n. ?l le pregunt?: ??Qu? deseas??. Ella respondi?: ?Conc?deme que estos dos hijos m?os se sienten, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, en tu Reino?. Pero Jes?s replic?: ?No saben ustedes lo que piden. ?Podr?n beber el c?liz que Yo he de beber??. Ellos contestaron: ?S? podemos?. Y ?l les dijo: ?Beber?n mi c?liz; pero eso de sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a m? concederlo; es para quien mi Padre lo tiene reservado?.


Al o?r aquello, los otros diez disc?pulos se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jes?s los llam? y les dijo: ?Ya saben que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. Que no sea as? entre ustedes. El que quiera ser grande entre ustedes, que sea el que los sirva, y el que quiera ser primero, que sea su esclavo; as? como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar la vida por la redenci?n de todos?.

Oraci?n introductoria

Se?or Jes?s, qu? f?cilmente podemos desviarnos del camino de la felicidad por buscar las cosas pasajeras de este mundo. T? siempre hiciste en tu vida lo que agradaba al Padre, viniste a servir a Dios para reparar nuestra negativa de servirle. Ilumina mi oraci?n para que yo tambi?n pueda servir a los dem?s en todo momento, por amor y para complacer a mi Padre Dios.

Petici?n

Quiero consumirme en el servicio a los dem?s, para ello necesito encontrarme primero contigo en esta oraci?n, ven Se?or Jes?s.

Meditaci?n

?Jes?s anuncia por segunda vez a los disc?pulos su pasi?n, muerte y resurrecci?n. El evangelista (?) pone de relieve el fuerte contraste entre su mentalidad y la de los doce Ap?stoles, que no s?lo no comprenden las palabras del Maestro y rechazan claramente la idea de que vaya al encuentro con la muerte, sino que discuten sobre qui?n de ellos se debe considerar ?el m?s importante?. Jes?s les explica con paciencia su l?gica, la l?gica del amor que se hace servicio hasta la entrega de s?: ?Quien quiera ser el primero, que sea el ?ltimo de todos y el servidor de todos?.


?sta es la l?gica del cristianismo, que responde a la verdad del hombre creado a imagen de Dios, pero, al mismo tiempo, contrasta con su ego?smo, consecuencia del pecado original. (?) No cabe duda de que seguir a Cristo es dif?cil, pero ? como ?l dice ? s?lo quien pierde la vida por causa suya y del Evangelio, la salvar?, dando sentido pleno a la propia existencia. No existe otro camino para ser disc?pulos suyos; no hay otro camino para testimoniar su amor y tender a la perfecci?n evang?lica? (Benedicto XVI, 24 de septiembre de 2006).

Reflexi?n apost?lica

?Entregarse y perseverar en la misi?n es una de las experiencias cristianas m?s fecundas, ricas e inolvidables, seg?n aquellas palabras del Se?or: ?Hay mayor felicidad en dar que en recibir?. Ser ap?stol no s?lo es un deber de la vida cristiana; es un camino privilegiado para descubrir el sentido pleno de la propia vida en el servicio a los dem?s? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 105).

Prop?sito

Revisar mis prop?sitos de Cuaresma para renovar mi esfuerzo en cumplirlos.

Di?logo con Cristo

Padre m?o, qu? honor tan grande me has dado. Me has creado y me has dado la posibilidad de poder servirte en mis hermanos. S? que este servicio no se limita a participar en las devociones y pr?cticas cuaresmales. T? quieres que extienda mi servicio a toda mi vida, cumpliendo tus mandamientos, siguiendo los consejos evang?licos, en una palabra amando como T? me has amado, con amor sacrificado. Dame la sabidur?a y la fortaleza para que pueda vivir intensamente esta Cuaresma y que ponga todos los medios para hacer algo por la evangelizaci?n durante la Semana Santa, s? que es el mejor modo en que puedo servirte.

?Ser ap?stol no s?lo es un deber de la vida cristiana; es un camino privilegiado para descubrir el sentido pleno de la propia vida en el servicio a los dem?s? (Cristo al centro, n. 105).


Publicado por mario.web @ 22:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios