Viernes, 25 de marzo de 2011

?Se te ha ocurrido juzgar los modelos de vida que te ofrecen los medios de comunicaci?n?
?
Tendr?a que pensarlo
Tendr?a que pensarlo
No sabes c?mo me divierten y apenan algunos j?venes entrevistados para la televisi?n: "?Qu? piensas sobre...?". "Pues c?mo decirte, algunos opinan que...; no s?, he escuchado por ah? que...; ?vah!, tendr?a que pensarlo". ?Claro que tendr?as que pensarlo!

Si quieres poner en apuros a alg?n joven normal y corriente, l?nzale esta pregunta: "?qu? piensas sobre...?". Se lo pondr?s muy dif?cil porque hoy en d?a eso de pensar no est? de moda. Se le trabar? la lengua, se le pondr? la cara roja como un tomate y al final te dir? que tiene que pensarlo.

A veces nuestra vida se identifica con las prisas, el ruido, el movimiento, el traj?n: m?sica, tele, ruido y m?s ruido. ?Pobres mentes! Van a acabar como el tambor de la bater?a de una orquesta. Y mira que no nos faltan buenos momentos para detenernos con calma y pensar. ?Te has preguntado por el sentido de tu vida? ?Se te ha ocurrido juzgar los acontecimientos que te circundan, las opiniones de los dem?s, los modelos de vida que te ofrecen los medios de comunicaci?n? ?Has pensado en el despu?s de la muerte?

?Y cu?ndo pienso? -preguntar? alguno-. Hay momentos maravillosos para hacerlo. Aprovecha los momentos de silencio y soledad. Cuando caminas solo por la calle, cuando apagas la televisi?n despu?s de un programa cargado de ideolog?a, si no te quieres tragar todo lo que te dicen. Cuando sales al campo y contemplas las maravillas de la naturaleza. Mientras lees un buen libro.

Pero la tecnolog?a, por muy ventajosa que sea, nos ha hecho la pascua. En vez de encontrarte j?venes reflexivos, te encuentras chicos que van de un lugar a otro con los "walkmans", si son discretos y, con la grabadora al hombro y a todo volumen, si pasan de todo. Discotecas ambulantes. No se conceden ni un tiempo de silencio y tranquilidad para pensar, no sea que se les quemen las neuronas.

Si le propones a un chico un problema de matem?ticas, ah? tiene a mano la calculadora. Si le encomiendas a un universitario un trabajo escrito, no tardar? en recurrir al "scanner". Si el famoso "pienso luego existo" de Descartes, fuera el criterio para medir la demograf?a, no tendr?amos problemas de superpoblaci?n.

Siempre que el hombre pretende apoderarse de un grupo de personas, trata de cortarles las alas del pensamiento. ?No suced?a eso con los intelectuales perseguidos o exiliados por el r?gimen comunista?

As? lo expresa tambi?n Jos? Mar?a Gironella en su obra "Los cipreses creen en Dios". La escena se sit?a en Gerona, antes del estallido de la Guerra Civil Espa?ola. El jefe del partido comunista se re?ne con sus camaradas para ver la manera de controlar a la poblaci?n. Y dice uno de ellos: "No obstante..., son muchas las horas que se pasar? la gente sin hacer nada. Sin barricadas que defender, sin trabajo... Habr?a que ocuparles el pensamiento. De otro modo, tal vez sea dif?cil controlarlos....".

Hoy en d?a el modo m?s eficaz de controlar a la gente, son los medios de comunicaci?n. Muy bien lo sab?a Lenin, cuando dec?a: "Si quer?is cambiar la manera de pensar del mundo, lo deber?is hacer por medio del teatro y del cine".

Y ?qu? le pasa a la sociedad? Que muchos no piensan, m?s bien creen en la opini?n de la mayor?a, o en las ideas m?s originales que brotan como setas ex?ticas, y a veces venenosas, en el bosque mundial. Y en este saco de ideas entra de todo: eutanasia, reencarnaci?n, aborto, esterilizaci?n, droga, ate?smo, New Age, y deja de contar que se me rompe el saco.

?A d?nde nos llevar?n si somos marionetas de la irreflexi?n, si vivimos como robots, como peces en el agua, sin pensar, ni juzgar? PI?NSALO.

Publicado por mario.web @ 22:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios