Lunes, 28 de marzo de 2011

Fuente:
Autor: Raul Mart?nez Caso

Platicando durante la comida mi hija de siete a?os nos cont? que un ni?o de su sal?n antes de iniciar la clase grit? ?Ah? viene la bruja? refiri?ndose a la maestra y corri? a sentarse. La maestra lo oy?, pero no alcanz? a ver quien hab?a sido, les pregunt? a los ni?os por el responsable, pero ellos no contestaron y ante la negativa para confesarlo opt? por llamar a la directora.

La directora entr? al sal?n y con cara de muy pocos amigos lanz? la temida pregunta nuevamente ?Qui?n fue? Ante el silencio de los ni?os, decidi? preguntarle a uno por uno de forma amenazante quien hab?a llamado bruja a la maestra, si no respond?an serian castigados todos. Los ni?os aterrados guardaban silencio vi?ndose unos a otros y dici?ndose con la mirada que no dir?an nada por solidaridad con el amigo, algunos t?midamente respond?an ?no se?. Cuando llego el turno de mi hija, ella dijo el nombre del ni?o que lo hab?a gritado, en ese momento se acabo el interrogatorio y se llevaron al culpable a la direcci?n para hablar con el y reportarlo con sus papas

Nuestra primera reacci?n fue decirle que ella hab?a cometido un error, que tenia que haber permanecido callada como el resto de sus compa?eros y haber sido solidaria con su amigo, le dijimos que se crear?a fama de ser la chismosa del sal?n, que los dem?s ni?os la molestar?an por eso, etc. etc. Sin embargo pronto nos dimos cuenta que est?bamos cometiendo un gran error; En nuestra casa hemos valorado mucho en la educaci?n de nuestras hijas la importancia que tiene decir siempre la verdad por dif?cil que sea la situaci?n, sin importar las consecuencias que esto pueda tener y ella fue lo que hizo, decir la verdad, no le import? lo que sus amigos pod?an pensar.

Cambiamos de inmediato nuestra actitud y le dijimos que est?bamos en un error, que ella hab?a hecho lo correcto, que hab?a dicho la verdad sin importarle las consecuencias y que eso requer?a de mucho valor, la felicitamos por ello y le explicamos que es muy importante ser solidario con los dem?s siempre y cuando fuera en una causa buena. Cuando encubrimos o ayudamos a alguien en algo negativo, il?cito, tramposo, sucio, corrupto, etc. m?s que ser solidarios nos estamos convirtiendo en c?mplices.

A simple vista puede parecer que nosotros que vamos por la vida con etiqueta de ser buenas personas somos solidarios y no c?mplices, sin embargo: ?Cu?ntas veces guardamos silencio en una conversaci?n en la cual se ataca a nuestros valores, principios morales o religiosos para no ser tachados de retrogradas mochos o anticuados? ?Cu?ntas veces encubrimos a nuestros hijos, nuestros amigos, conocidos e incluso a desconocidos porque podemos obtener alg?n beneficio o para evitar un castigo? ?Cu?ntas veces nos hacemos de la vista gorda en nuestro trabajo ante el despilfarro de tiempo y talento de alguno de nuestros compa?eros; al fin y al cabo no es nuestro dinero? ?Cu?ntas veces ignoramos las injusticias y abusos que se comenten en contra de nuestros semejantes por evitarnos un conflicto? ?Cu?ntas veces preferimos pasar desapercibidos que exponer valientemente nuestra posici?n y puntos de vista por miedo al que dir?n o evitar una discusi?n? ?Cu?ntas veces hacemos o?dos sordos a los gritos que a nuestro alrededor dan nuestros hermanos en busca de apoyo y no hacemos nada al respecto porque no es nuestro problema; que trabajen? ?Cu?ntas veces caminamos orgullosos con la cabeza levantada mirando al frente sin voltear a nuestro alrededor, sin bajar la mirada para no ver la miseria y las manos lastimadas que se levantan pidi?ndonos ayuda? ?Cu?ntas veces ignoramos con desden y desaire a los ancianos y los ni?os que son abusados por sus padres o terceros haci?ndolos trabajar en la calle en condiciones infrahumanas?

?Lo mas atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena"
Mahatma Gandhi


Publicado por mario.web @ 19:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios