S?bado, 16 de abril de 2011
7o Encuentro: Dios Padre, por su Hijo, en el Esp?ritu Santo nos une en comunidad
7o Encuentro: Dios Padre, por su Hijo, en el Esp?ritu Santo nos une en comunidad


Objetivo: Que el grupo descubra que para responder al amor de Dios contamos con una familia en la fe, que es la Iglesia

1. Saludo y enlace (10?) El coordinador saluda a los participantes y recuerda lo que se vivi? en la Celebraci?n Penitencial: con el perd?n de Dios somos personas nuevas. Los invita a saludarse entre ellos y a comentar algo significativo que les haya sucedido durante el tiempo transcurrido desde el ?ltimo encuentro. Dicho comentario puede llevarse a cabo por parejas.

2. Aspectos de la vida urbana (15?) El coordinador invita a dialogar sobre los siguientes puntos: Hemos visto c?mo a veces algunas personas colocan una imagen de la Virgen en alg?n lugar que se estaba convirtiendo en basurero; ?qu? pasa despu?s?

En la ciudad hay muchos lugares dedicados a Dios, a los Santos, a la Virgen (templos, calles, ermitas, bas?lica, altares). Adornamos estos lugares para el d?a de la fiesta, ah? nos reunimos los cristianos, y ?qu? sucede despu?s?

Muchos de nosotros vamos a Misa los domingos y ah? escuchamos la Palabra de Dios. Salimos del Templo y... ?qu? sucede?; ?nos saludamos y despedimos? ?o nos ignoramos mutuamente?; ?conocemos y tratamos a los que asisten a la misma Misa que nosotros?
Cuando fallece alguno de nuestros familiares o amigos vamos al velorio y a los Rosarios. Ah? rezamos diciendo: ?Ruega por y por nosotros, pecadores...? ?Por qu? rezamos as?? Ciertamente hemos ido en peregrinaci?n a la Bas?lica de Guadalupe, a San Juan de los Lagos, al Santuario de Chalma. ?Qu? ambiente vivimos en esos acontecimientos?
?Aislamiento o colaboraci?n?; ?soledad o compa??a?; ?ayuda mutua o individualismo? El coordinador resalta las caracter?sticas positivas de nuestra vida cristiana en los hechos mencionados.

3. La Palabra de Dios nos ilumina (20?) Escuchemos c?mo viv?an los primeros cristianos:
?Los que acogieron la palabra de Pedro se bautizaron, y aquel d?a se unieron a ellos unas tres mil personas. Acud?an asiduamente a la ense?anza de los ap?stoles, a la convivencia, a la fracci?n del pan y a las oraciones. Toda la gente sent?a un santo temor, ya que los prodigios y se?ales milagrosas se multiplicaban por medio de los ap?stoles. Todos los que hab?an cre?do viv?an unidos; compart?an todo cuanto ten?an, vend?an sus bienes y propiedades y repart?an despu?s el dinero entre todos seg?n las necesidades de cada uno. Todos los d?as se reun?an en el templo con entusiasmo, part?an el pan en sus casas y compart?an sus comidas con alegr?a y con gran sencillez de coraz?n. Alababan a Dios y se ganaban la simpat?a de todo el pueblo; y el Se?or agregaba cada d?a a la comunidad a los que quer?a salvar? (Hechos 2, 41-47)

Volvamos a leer despacio este texto y cada uno subraye las diversas caracter?sticas de la comunidad ah? presentada. Juntos hagamos una lista de dichas caracter?sticas, enumer?ndolas por orden de importancia.

4. La Palabra de Dios en nuestra vida (10?) El coordinador invita a todos a confrontarse con la Palabra a partir de las siguientes preguntas: De las caracter?sticas enumeradas en el apartado anterior, ?cu?les tenemos?; ?cu?les nos faltan? ?Les gustar?a formar entre nosotros una comunidad que vaya caminando en esa direcci?n? ?Qu? tendr?amos que hacer para lograrlo?

5. Canto: (5?)
A Edificar la Iglesia a edificar la Iglesia,
a edificar la Iglesia del Se?or.
Hermano, ven ay?dame

6. Evaluaci?n (5?) De acuerdo a lo estudiado en este encuentro ?en qu? te ha servido tu Iglesia para descubrir el amor de Dios?

7. Oraci?n final (5?)
?Qu? agradable y delicioso es que los hermanos vivan unidos!

Es como un ung?ento perfumado derramado en la cabeza,

Que baja por la barba de Aar?n hasta el borde de su ornamento.

Es como roc?o del Herm?n que desfila por las colinas de Si?n.

All? env?a el Se?or la bendici?n, la vida para siempre (Salmo 133).


8. Despedida e invitaci?n al siguiente encuentro (5?) ?Despu?s de despedirlos e invitarles al siguiente encuentro, el coordinador exhorta a cada uno de los participantes lea y medite en su casa el texto b?blico de la lectura complementaria.

LECTURA COMPLEMENTARIA
?Yo puse los cimientos como buen arquitecto, pues recib? ese talento de Dios, y otro construye encima. Que cada uno, sin embargo, se pregunte c?mo construye encima. Pues nadie puede cambiar la base; ya est? puesta, y es Cristo Jes?s. Sobre este cimiento se puede construir con oro, plata, piedras preciosas, madera, ca?a o paja. Un d?a se ver? el trabajo de cada uno.

Se har? p?blico en el d?a del juicio, cuando todo sea aprobado por el fuego. El fuego, pues, probar? la obra de cada uno. Si lo que has construido resiste al fuego, ser?s premiado. Pero si la obra se convierte en cenizas, el obrero tendr? que pagar.
Se salvar?, pero no sin pasar por el fuego. ?No saben que son templo de Dios y que el Esp?ritu de Dios habita en ustedes? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruir? a ?l. El Templo de Dios es sagrado, y ese templo son ustedes?
(1 Corintios 3, 10-17).


Publicado por mario.web @ 10:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios