S?bado, 16 de abril de 2011


Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Juan 8, 51-59

En aquel tiempo, Jes?s dijo a los jud?os: ?Yo les aseguro: el que es fiel a mis palabras no morir? para siempre?.


Los jud?os le dijeron:?Ahora ya no nos cabe duda de que est?s endemoniado. Porque Abraham muri? y los profetas tambi?n murieron, y t? dices: ?El que es fiel a mis palabras no morir? para siempre?. ?Acaso eres t? m?s que nuestro padre Abraham, el cual muri?? Los profetas tambi?n murieron. ?Qui?n pretendes ser t???


Contest? Jes?s: ?Si yo me glorificara a m? mismo, mi gloria no valdr?a nada. El que me glorifica es mi Padre, aquel de quien ustedes dicen: ?Es nuestro Dios?, aunque no lo conocen. Yo, en cambio, s? lo conozco; y si dijera que no lo conozco, ser?a tan mentiroso como ustedes. Pero yo lo conozco y soy fiel a su Palabra. Abraham, el padre de ustedes, se regocijaba con el pensamiento de verme; me vio y se alegr? por ello?.


Los jud?os le replicaron: ?No tienes ni cincuenta a?os, ?y has visto a Abraham?? Les respondi? Jes?s: ?Yo les aseguro que desde antes que naciera Abraham, Yo Soy?.


Entonces recogieron piedras para arroj?rselas, pero Jes?s se ocult? y sali? del templo.

Oraci?n introductoria

Jes?s, gracias porque me permites tener este rato de oraci?n donde libremente puedo expresarte mi amor. Pongo en este rato de intimidad toda mi libertad en tus manos para que T? me gu?es hacia la verdadera vida, la vida eterna.

Petici?n

Dame la gracia de creer con fe viva en esta verdad: Dios me ama con amor eterno.

Meditaci?n

?La expresi?n ?vida eterna? trata de dar un nombre a esta desconocida realidad conocida. (?) En efecto, ?eterno? suscita en nosotros la idea de lo interminable, y eso nos da miedo; ?vida? nos hace pensar en la vida que conocemos, que amamos y que no queremos perder, pero que a la vez es con frecuencia m?s fatiga que satisfacci?n, de modo que, mientras por un lado la deseamos, por otro no la queremos. Podemos solamente tratar de salir con nuestro pensamiento de la temporalidad a la que estamos sujetos y augurar de alg?n modo que la eternidad no sea un continuo sucederse de d?as del calendario, sino como el momento pleno de satisfacci?n, en el cual la totalidad nos abraza y nosotros abrazamos la totalidad. Ser?a el momento del sumergirse en el oc?ano del amor infinito, en el cual el tempo ?el antes y el despu?s? ya no existe. Podemos ?nicamente tratar de pensar que este momento es la vida en sentido pleno, sumergirse siempre de nuevo en la inmensidad del ser, a la vez que estamos desbordados simplemente por la alegr?a? (Benedicto XVI, Carta enc?clica Spe salvi, n.12).

Reflexi?n apost?lica

?Siendo el dolor f?sico y moral una realidad ineludible en la vida humana, ac?ptenlo con fe, esperanza y paciencia, como medio de purificaci?n interior, y ?nanse en ?l a Cristo crucificado, que tom? sobre s? todo sufrimiento humano y le dio dignidad y sentido. A trav?s de ?l, el cristiano se asocia al sacrificio redentor de Cristo y hace m?ritos de vida eterna. Ofr?zcanlo con amor por la edificaci?n y santificaci?n de la Iglesia, de la propia familia y del Movimiento? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 293).

Prop?sito

Purificar constantemente mis intenciones, de manera que todo lo que haga me acerque m?s al cielo.

Di?logo con Cristo

Jes?s, las dificultades parecen nunca terminar cuando trato de crecer en el amor. Conv?nceme de que todo lo que no me lleve a amarte a Ti y a los dem?s, es relativo y pasajero. Quiero que T? seas el gu?a de mi historia. Aunque a veces me cueste aceptar tu Providencia, conf?o, creo y espero que alg?n d?a, con tu gracia, pueda gozar de la plenitud de tu amor, ?eternamente!

?D?jate guiar por ?l para que tu vida sea como un velero al que el viento del Esp?ritu encamina hacia el puerto de la vida eterna?

(Cristo al centro, n. 518)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 18:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios