S?bado, 16 de abril de 2011
El neuropsiquiatra George A. Rekers argumenta con numerosos estudios por qu? un ni?o necesita un padre y una madre
?
El informe Rekers: el estudio que fren? la adopci?n gay en Florida
El informe Rekers: el estudio que fren? la adopci?n gay en Florida
09/07/2008

En octubre de 2004, el Estado de Arkansas examinaba una norma estatal que imped?a entregar ni?os en adopci?n a hogares con homosexuales. El experto que deb?a hablar en defensa de esta norma del Estado era el Dr. George A. Rekers, profesor de Neuropsiquiatr?a de Ciencias del Comportamiento en la Universidad de Carolina del Sur.

Rekers prepar? un informe de 75 p?ginas sobre la documentaci?n cient?fica que muestra las diferencias entre las parejas homosexuales y las heterosexuales y el impacto que tiene en los ni?os criarse en hogares homosexuales. Defendiendo la postura homosexualista estaba la abogada Leslie Cooper, en nombre de la asociaci?n laicista y pro-gay ACLU.

Para asombro de todos, la abogada del Estado, Kathy Hall, no dej? que Rekers presentara este material??que deb?a defender precisamente la postura del Estado! Le impidi? presentar todos los datos sobre porcentajes de pedofilia en poblaci?n homosexual, porcentajes de sida, de violencia dom?stica entre homosexuales y de des?rdenes psiqui?tricos entre homosexuales.

De todo el material cient?fico recopilado, la abogada del Estado s?lo us? un 20%. Y el Estado de Arkansas perdi? el juicio, por supuesto, abriendo la puerta a la entrega de ni?os a progenitores gays en adopci?n en este estado.

?Por qu? hizo eso la abogada Hall?

Despu?s de este juicio se ha sabido que la abogada Kathy Hall es socia activa de ACLU, que colabora con servicios legales gratuitos con el Proyecto Lesbiana y Gay ACLU y en 2005 form? equipo con la que hab?a parecido su adversaria ?pero era compa?era en ACLU- Leslie Cooper, asesorando otro caso homosexual en Arkansas. Es decir, la abogada del Estado en realidad estaba a servicio de quienes demandaban al Estado, de la ACLU.

El juez sigui? la corriente a ACLU y consider? que el doctor Rekers era un ?testigo sospechoso? que ?estaba all? principalmente para promover su propia ideolog?a?.

El gran pecado de este doctor y profesor universitario de neuropsiquiatr?a era ?como no se cansa de repetir la web de ACLU- ser cristiano. M?s a?n, ministro ordenado de la Convenci?n de Baptistas del Sur.

El mismo a?o 2004, el doctor Rekers us? su informe para un caso similar (Lofton contra el Departamento de Infancia de Florida) y el equipo multidisciplinar que promov?a la adopci?n en pareja heterosexual gan?: Florida mantuvo la prohibici?n de entrega en adopci?n de ni?os a hogares gays. Tambi?n los Boy Scouts usaron parte de la argumentaci?n cient?fica recogida por Rekers ante el Tribunal Supremo y ganaron un caso similar.

Esto es un sumario abreviado del informe de Rekers, sumario escrito en 2005.


Sumario: Una base racional para la regulaci?n en Arkansas

Por George A. Rekers, Ph.D., Professor, University of South Carolina

Hay al menos tres razones principales por las que la prohibici?n de la adopci?n de ni?os por homosexuales tiene una fundamentaci?n racional:

A ) La estructura y forma de vida de una pareja homosexual expone a los ni?os adoptados en un nivel de stress mucho mayor que el que se vive en una pareja heterosexual. Como es sabido, los ni?os entregados en adopci?n son mucho m?s vulnerables de por s? al stress, pues normalmente proceden de familias rotas, han sufrido en ocasiones abusos y tienen una carencial emocional muy grande.

Por otra parte, se sabe que la frecuencia de depresi?n, ideas suicidas, alteraciones del comportamiento y abuso de alcohol y drogas es mucho m?s frecuente entre las parejas homosexuales que las heterosexuales. Como consecuencia, la adopci?n por homosexuales empeorar?a el stress de unos ni?os que ya son m?s susceptibles a problemas psicol?gicos que el resto de ni?os de su edad.

B) Las uniones homosexuales son mucho m?s inestables y m?s cortas que las heterosexuales , por lo que ser?a mucho m?s frecuente que se interrumpiera la adopci?n o esta fracasase. Se sabe que los cambios de una familia o casa a otra, afectan mucho a los ni?os adoptados, que sufren psicol?gicamente .

En otros estudios se estima una duraci?n media de dieciocho meses en una uni?n homosexual , lo que no garantiza una estabilidad, necesaria para el bienestar del menor.

C) La estructura de una uni?n homosexual hace que el ni?o carezca de todas las aportaciones positivas que s?lo est?n presente en las uniones heterosexuales

La pareja homosexual no puede aportar el modelo de padre y madre necesario para el desarrollo psicol?gico normal del ni?o, el significado de la relaci?n marido-mujer

A continuaci?n el Dr Rekers expone estos tres puntos de una forma m?s ampliada:

A) La estructura y forma de vida de una pareja homosexual expone a los ni?os adoptados en un nivel de stress mucho mayor . Esta situaci?n es f?cilmente evitable, simplemente prohibiendo la adopci?n.

a) Los ni?os en adopci?n est?n sometidos a un stress mayor que otros ni?os de su edad . Aqu? enumera muchas de las causas de stress por las que pasa un menor en adopci?n: separaciones de los padres biol?gicos y hermanos, carencias afectivas, maltrato f?sico y emocional, abuso sexual, fallecimiento de los padres, adaptaci?n a unos nuevos tutores-guardadores puestos por la Administraci?n, una nueva casa, un nuevo vecindario, una nueva escuela. Por todas estas situaciones, entre el 50% y el 80% de estos ni?os tienen problemas psicol?gicos y mentales, a veces heredados de los padres gen?ticamente .

El problema psicol?gico m?s importante es el conocido como Desajuste o Desquilibrio, que ocurre cuando el ni?o sufre m?s stress del que puede soportar, produci?ndole a la larga, problemas de depresi?n, ansiedad, alteraciones de conducta y emocionales. Esta situaci?n de desajuste se ver?a empeorada ante la adopci?n por una pareja homosexual

b) Las parejas homosexuales tienen m?s problemas psicol?gicos y de adicci?n a drogas, lo que expone al ni?o a un mayor stress . Es f?cil de entender que cuando mejor sea la salud f?sica y mental de los padres adoptantes, mejor va a ser para el ni?o adoptado. Precisamente para compensar el problema de desajuste del ni?o, una buena salud mental de los padres adoptantes es clave.

Sin embargo los homosexuales tienen una frecuencia mayor que los heterosexuales de problemas psiqui?tricos y f?sicos como SIDA, s?filis, abuso de drogas. En el mayor estudio de este tipo realizado en el Reino Unido, en m?s de 2000 personas, publicado en el 2003, se observ? que cerca del 70% de los homosexuales y bisexuales ten?an un problema mental, frente al 30% de los que eran heterosexuales. En numerosos estudios (Wichstrom and Hegna, 2003) se ha visto como el comportamiento homosexual era un predictor de riesgo de suicidio entre adolescentes, siendo el doble de frecuente entre j?venes homosexuales que entre heterosexuales (Rusell and Joyner, 2001).

Las mujeres homosexuales reunen con frecuencia los criterios de alcoholicas (Cochran 2000), uso de anfetaminas entre varones homosexuales (Copeland, 2001), uso de extasis con el doble de frecuencia (Boyd, 2003), problemas con la policia, conducir ebrio, p?rdidas de memoria (Mc Cabe, 2003). Como reconoce la CDC (Centro para control de enfermedades de Atlanta),la depresi?n, la adicci?n a drogas y alcohol y la violencia, m?s frecuente entre los homosexuales, les hace m?s vulnerables a ser incapaces de seguir las medidas de protecci?n para prevenirse del contagio del SIDA .

?Qu? tipo de soporte, educaci?n y apoyo puede dar esta poblaci?n a un ni?o que ya de por s? tiene problemas? Los hijos de padres depresivos tienden a ser depresivos, los hijos de padres que beben, suelen tener problemas de disciplina y de alcohol a llegar a adultos (Di Lauro, 2004)

c) La mayor?a de la poblaci?n en Estados Unidos rechaza la uni?n homosexual (cerca del 60% la ven como totalmente err?nea ).

Esta situaci?n, que se da tambi?n en la gran mayor?a de los pa?ses, hace que los hijos de parejas homosexuales sufren la discriminaci?n e insultos de sus compa?eros en clase, y de la sociedad en general.

Se produce un miedo por el menor a hablar de su familia, con una disminuci?n de la vida social por el rechazo percibido . Aunque esta situaci?n sea algo no deseable es una realidad y supone un stress a?adido para el ni?o en adopci?n. De hecho ya hay muchos estudios que demuestran los resultados negativos de esta homofobia en los ni?os.

B. Las uniones homosexuales duran menos y son menos estables que las heterosexuales . Son adem?s menos capaces de proveer de una situaci?n psicol?gica estable para el hogar. Las parejas homosexuales tienen una media de tres veces m?s contactos sexuales que las parejas heterosexuales.

Se ha estimado en una media de dieciocho meses la duraci?n de la relaci?n homosexual. Una raz?n m?s para evitar este tipo de adopci?n es para proteger a los ni?os adoptados de ser abusados o molestados sexualmente. En un estudio (Tomeo 2001), se observ? que en una comparaci?n, el 46% de los gays hab?an abusado en alg?n momento de un menor, frente al 7% de los varones heterosexuales. Adem?s los homosexuales tienen una media de tres veces m?s contactos que los homosexuales, por lo que las posibilidades de abuso son mayores

C) La estructura familiar homosexual depriva a los ni?os de caracter?sticas positivas que s?lo est?n presentes en las familias heterosexuales.

Entre las razones que argumentan los que est?n a favor de la adopci?n por homosexuales, est?n los que dicen que cambiar pa?ales, llevar el ni?o a la escuela, o dar de comer al ni?o, tiene poco que ver con la orientaci?n sexual de los padres.

Pero la estructura familiar s? es importante . Por eso, de hecho, se niega la capacidad de adoptar por ejemplo a una pareja reci?n casada en la que ambos tienen s?lo dieciocho a?os , a pesar de que por ejemplo tendr?n las energ?as f?sicas y la juventud, pero les falta la garant?a de estabilidad de la uni?n que dan los a?os.

De la misma forma tambi?n se niega la adopci?n a un matrimonio por ejemplo de m?s de 90 a?os , pese a que por seguro tienen una experiencia vital importante, pero carecen de la seguridad de una continuidad en los cuidados por un m?nimo n?mero de a?os.

O el caso de una pareja reci?n venida de Asia que quiera adoptar una ni?a en Estados Unidos . Pese a que tengan muy buenas habilidades en la educaci?n de los hijos, el no conocer el idioma ni las caracter?sticas propias de la estructura familiar americana no le permitir?a adoptar un hijo en un pa?s extranjero.

Lo mismo ocurrir?a ante defectos f?sicos insalvables de los padres, como por ejemplo en el caso de que ambos fueran ciegos y sordos, reci?n salidos de la carcel , etc.

De la misma forma, por la inherente estructura de la uni?n entre dos personas homosexuales, puede hacer que aunque ellos tengan individualmente capacidades en educaci?n etc, pero como pareja les hace no id?neos para adoptar.

b) S?lo un padre y una madre proveen del modelo adecuado necesario para satisfacer todas las necesidades de un ni?o en adopci?n . Los padres heterosexuales producen que el ni?o pueda entender:

a1) el papel social de una relaci?n estable entre hombre y mujer

a2) el papel social de un padre y una madre en la educaci?n de los hijos

a3) el modelo de relaci?n padre-hijo

a4) el modelo de relaci?n madre-hijo

b1) La contribuci?n ?nica del padre al desarrollo adecuado de los hijos

La figura del padre como modelo masculino para el hijo se ha asociado con un beneficio en el ?xito del funcionamiento del proceso de adopci?n.(Walsh, 1990).

Por ejemplo los padres ayudan m?s a los hijos que las madres a ser independientes y competitivos y a asumir riesgos . Tambi?n son importantes en el control emocional de los hijos (Gottman 1997).

La implicaci?n del padre en el aprovechamiento del estudio de sus hijos se asociado con un mayor rendimiento escolar (Nord, 1997). La implicaci?n y cercan?a del padre con los adolescentes conlleva un menor riesgo de alteraciones de conducta y estr?s emocional en los hijos.

Los padres que juegan con sus hijos ser?n despu?s m?s comprensivos con los sentimientos y emociones de ?stos lo que hace los hijos ser m?s equilibrados en sus relaciones sociales y menos agresivos en la escuela (Hart, 1998). La influencia de los compa?eros a que consumieran drogas qued? muy disminuida por la cercan?a del hijo con su padre, con un v?nculo mayor para el padre que para la madre. (Dorius, 2004).

El papel de padre en la familia est? normalmente m?s orientado a la acci?n, a establecer las normas ? l?mites de lo que se debe o no hace, en contraste con la funci?n m?s expresiva y de soporte emocional de la madre . En algunos estudios se ha visto que el papel del padre en la identificaci?n con el propio g?nero es incluso mayor para el padre, al asumir normalmente ?ste el papel de ense?ar a los hijos cual es el papel de ?stos en la sociedad.

En un estudio longitudinal de Heatherington (1972), se encontr? que las ni?as que crec?an sin la figura del padre por fallecimiento de eran t?midas en el trato con adolescentes de su edad, mientras que las chicas cuyo padre se march? de casa por separaci?n o divorcio, fueron muy activas sexualmente durante la adolescencia, con altas tasas de embarazo no deseado.

En 1995, Blankenhorn observ? que para las chicas que no tienen una relaci?n de amor y afecto estable con el padre, creer?n que la ?nica relaci?n posible con los hombres ser? bajo una visi?n utilitarista, de explotaci?n m?tua, con mayor n?mero de contactos sexuales, evitando el compromiso.

Young en 1995, observ? que cuando los padres muestran un comportamiento autoritario pero al mismo tiempo buscan el di?logo con los hijos para hablar de sus problemas, ?stos ten?an un mayor nivel de satisfacci?n, por el hecho de sentir que ?le importan? a su padre, frente a aquellos padres que no corrigen a sus hijos por comodidad o temor a contristar

b2)Las contribuciones ?nicas de la madre al desarrollo de los hijos

En una revisi?n en el 2003 de Ishii-Kuntz, se encontr? que mientras que para los padres el papel que ellos entend?an que deb?an asumir era el de jugar con sus hijos, el de las madres era m?s el de ?estar atentas? y realizar las tareas de ba?arlos, cambiarlos de ropa, hacer los deberes, y darles de comer.

Las madres el modelo para las hijas con el que identificarse. Adem?s tienen un papel fundamental en explicar a los hijos cual debe ser la relaci?n con sus compa?eros, y para que sus hijos sepan desenvolverse socialmente al estar fuera de casa. Un d?ficit en estas tareas se ha asociado con problemas en las relaciones sociales en la vida adulta (Parker, 1987).

b3) La aportaci?n ?nica del padre y la madre juntos al desarrollo de los hijos

De forma normal, el ni?o necesita para un desarrollo emocional, social y psicosexual normal la identificaci?n con el padre del mismo sexo y el papel complementario del padre del otro sexo. El padre, la madre y los hijos se influyen mutuamente por las relaciones entre ellos. As? por ejemplo, las madres influyen indirectamente sobre los hijos al influir en la cantidad y la calidad de la relaci?n padre-hijo (Minuchin 2002).

Los hijos en adopci?n han sufrido la carencia de la interacci?n entre los padres para su desarrollo, por eso est?n todav?a m?s necesitados de que esa aportaci?n se realice mediante una pareja heterose xual.

Los trabajos que se realizan en adopci?n homosexual no valoran las caracter?sticas inherentes a la pareja homosexual ni los factores de stress en el ni?o adoptado

La mayor?a de los estudios fallan en la selecci?n de la muestra . As? por ejemplo , si se selecciona parejas homosexuales sin problemas psicol?gicos,de una poblaci?n de voluntarios, no ser? una muestra representativa de la poblaci?n general de homosexuales, y tendr?n buenos resultados en algunos resultados en la educaci?n de los hijos .

La mayor?a de los estudios no est?n hechos en ni?os adoptados sino en ni?os cuyo padre biol?gico se define como homosexual despu?s de muchos a?os de convivencia familiar. Los v?nculos padre-hijos ser?n fuertes y el hijo tender? a comprender con m?s facilidad de esta forma a su padre. Sin embargo en el caso de los ni?os adoptados por homosexuales no ser?a as? al no existir un v?nculo afectivo previo y adem?s el menor proceder? de normalmente de unos padres heterosexuales, por lo que la nueva situaci?n le producir? rechazo .

Estos ni?os adem?s no tendr?n los problemas de estr?s que tienen los ni?os en adopci?n, que son m?s vulnerables a la inestabilidad de la pareja, a la falta del padre o de la madre, etc. Por ello los resultados que encuentran que estos ni?os, hijos de padres biol?gicos que se declaran homosexuales no tienen problemas psicol?gicos no son extrapolables a los ni?os adoptivos, con problemas de stress inherentes a su situaci?n previa a los que se a?ade la situaci?n de un nuevo padre, no biol?gico y homosexual.

La mayor?a de los estudios comparan los resultados en los hijos de ser educados por dos lesbianas, seleccionadas para que tuvieran estudis superiores y con fuertes ingresos econ?micos y las comparan con familias heterosexuales en las que ha fallecido el padre o la madre. Como es l?gico, dos personas proveen m?s recursos econ?micos, energ?a, tiempo, etc que una s?la y el hecho de que no se encuentren diferencias entre ambos no quiere decir que sean comparables.

Como muchos estudios est?n hechos en padres biol?gicos que revelan a sus hijos su homosexualidad al ser mayores, no es posible saber cual es la contribuci?n de los hijos en la educaci?n como hetero o homosexual y en muchos casos las lesbianas reconocen que no revelaron su condici?n a sus hijos adoptados hasta pasado un tiempo.

La mayor?a de los trabajos cient?ficos sobre adopci?n homosexual tienen limitaciones metodol?gicas importantes , muestras insuficientes,etc. As? por ejemplo, Patterson en 2000 apunt? las siguientes observaciones:

-La mayoria de estudios se han realizado en personas de raza blanca, bien educados, de clase media y trabajadora.

-No hay estudios de tipo longitudinal para saber qu? pasa con los hijos a lo largo del tiempo

Similares objeciones han sido expresadas por Shumm (2004), adem?s de explicar el hecho de que al rechazar la hip?tesis nula no quiere decir que aceptemos la alternativa. Es decir, el que no podamos encontrar diferencias se debe m?s a la falta de calidad del trabajo, por ejemplo al usar una muestra insuficiente y eso no quiere decir que podamos pasar de ah? a que no hay diferencias.

En un estudio de 148 p?ginas publicado por Lerner y Nagai, (2001) expertos en an?lisis cuantitativo de la Universidad de Chicago, titulado ?Sin fundamento: lo que los estudios no dicen sobre la adopci?n por homosexual?, concluyeron que los 49 estudios estaban sesgados en su m?todo y en las conclusiones que obtuvieron.

En el 2002, en otra revisi?n, Rekers encontr? las siguientes deficiencias:

- Falta de un grupo heterosexual de control
- Falta de un grupo de control de padres biol?gicos
- Muestra insuficiente, no tomada de forma aleatoria, inapropiada para las preguntas de la investigaci?n
- Falta de reproductibilidad y validez en las medidas (cuales fueron los criterios para establecer la homosexualidad o la heterosexualidad?)
- Falta de anonimato en los participantes
- Se acepta la hip?tesis nula

El mejor desarrollo y bienestar procede de hijos de padres heterosexuales casados

Sarantakos en 1996 compar? 174 grupos de chicos dividos en tres grupos seg?n que sus padres estuvieran casados, cohabitaran o fueran homosexuales. Los resultados fueron los siguientes:

En la adquisici?n del lenguaje, matem?ticas, y ciencias sociales, los mejores resultados fueron para los hijos de casados, despu?s para los hijos de los que cohabitaban y despu?s los hijos de homosexuales. Lo mismo sucedi? para la pr?ctica de deportes y la sociabilidad. As? los hijos de padres homosexuales fueron m?s t?midos, inseguros para trabajar en equipo, miedosos para hablar de su familia, introvertidos, y con dificultades para relacionarse con un compa?ero que fuera diferente al sexo de sus padres adoptantes. Los hijos sufrieron con frecuencia las bromas de sus compa?eros sobre sus padres.

En cuanto a la identidad sexual, los hijos de padres gays, tendieron a tener conductas y aficiones m?s propios de ni?as que de ni?os de su edad

M?s adelante en este trabajo se compara el desarrollo de los hijos comparando los hijos de un matrimonio heterosexual con los de hijos de padres que cohabitan, y con hijos de familias monoparentales (homo o heterosexual), produciendo siempre mejores resultados en el caso de hijos de padres casados y heterosexuales

Conclusi?n

S?lo las parejas casadas heterosexuales son capaces de cubrir las necesidades espec?ficas que tiene un ni?o en adopci?n, y una pareja homosexual, por las caracter?sticas inherentes de esta relaci?n, no puede proporcionar

De esta forma, la regulaci?n de Arkansas decide evitar la situaci?n estresante innecesaria para los ni?os adoptados de someterse a una adopci?n homosexual, siendo el ser heterosexual una condici?n necesaria para la adopci?n.

De la misma forma que una pareja reci?n casada de 18 a?os, otra de 90, o un preso reci?n salido de la c?rcel pueden dar en situaciones de excepci?n una educaci?n incluso mejor que una pareja heterosexual sin estos impedimentos, hay algo inherente a estas estructuras familiares, de la misma forma que la hay en la relaci?n homosexual que los incapacita para adoptar

Y concluye: el Estado de Arkansas no debe emplear a los ni?os como conejillos de indias en el servicio de un agenda pol?tica o de un determinado grupo de presi?n.

Publicado por mario.web @ 18:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios