S?bado, 16 de abril de 2011
Vicente Alejandro Guillam?n de la Uni?n Cat?lica de Informadores y Periodistas de Espa?a, nos comparte esta reflexi?n sobre la vinculaci?n entre prensa, opini?n p?blica y voto ciudadano.
?
Dime qu? peri?dico lees, y te dir?...
Dime qu? peri?dico lees, y te dir?...
Dice el dicho y bien dicho lo dice que "dime con qui?n andas y te dir? qui?n eres". Pues podr?amos decir con mayor propiedad: "dime qu? peri?dico lees y te dir? a qui?n votas" o, en el peor de los casos, a qui?n no votas. Lo aprend? desde que llevaba todav?a chupete, a?o arriba a?o abajo.

Fue as?: mis padres ten?an una vaquer?a-lecher?a de pueblo con la que ?bamos tirando. Para alimentar a las vacas, que eran m?s voraces que un ministro de Hacienda socialista, mis hermanos mayores sal?an por aquellos huertos de La Plana, a llenar el carro de hierbajos silvestres que invad?an los naranjales. Un d?a se pusieron a la tarea en una gran heredad del bar?n de Llaur?, pr?cer valenciano de lo m?s linajudo y blasonado.

Cuidaba la finca un guard?s carlista de aquellos que confesados y comulgados atacaban al hombre, seg?n dec?a don P?o Baroja con escasa piedad. Aguard? paciente a que mis hermanos, sin darse un instante de respiro, colmasen el carro, y cuando ya lo ten?an m?s arriba de las barandillas, mand? que lo volcaran, porque all? nadie que leyese el "Heraldo de Castell?n" hac?a recapte. El "Heraldo", ciertamente, no era un diario muy amigo de la causa legitimista, sino liberalote, comecuras, afecto al Partido Radical, a cuyos candidatos mi padre no solamente votaba, sino que se rascaba el bolsillo para comprar votos a su favor. El carlista de nuestra f?bula estaba enojado con los partidarios de Lerroux por ser liberales, que ya era m?s que suficiente para jugarles una mala pasada a mis hermanos, sino que adem?s hab?an engatusado a la clerigalla de la CEDA, induci?ndola a la vida perdurable republicana. Todo ello sucedi? por leer un determinado peri?dico que, en efecto, descubr?a las preferencias pol?ticas y electorales de mi padre. Igual que ahora se retrata todo lector de prensa u oyente de radio, seg?n que lea u oiga este o el otro medio.

Se me puede objetar que nosotros, escribanos de oficio, venimos obligados a leerlos todos, pero eso supone una renta al mes que no todos los plumillas podemos permitirnos. A m?, desde luego, la pensi?n no me da para tanto, de modo que no compro ninguno. Me apa?o con Internet, donde buceo en Libertad Digital, Hispanidad, Betania y dem?s prensa de ultra izquierda, que es la que me va, y no me importa confesarlo. ?Ah!, otra cosa, aunque nadie me lo haya preguntado ni seguramente a nadie le importe, pero lo digo por si acaso: en la radio oigo Intereconom?a y en particular a los talibanes de la COPE, aunque la "cadena de los obispos" me haya tratado siempre como a un apestado, como si tuviera cuernos y rabo. Y menos mal que en ella a?n me quedan muchos amigos, empezando por el presidente, sin contar a cardenales y obispos, que si no...

Por otro lado, y aunque otros corrieran con el gasto ?ntegro de tanto papel, ?de d?nde iba a sacar tiempo para leer semejante cantidad de letra menuda si estoy jubilado? Sin la obligaci?n de fichar a diario no tienes tiempo de nada. Que no os hag?is ilusiones, Rafa y Marisol, que os vais a enterar ahora lo que es andar todo el d?a con la lengua fuera. Y si no preguntadle a Venancio Luis Agudo, o Luis Venancio, que no terminar? de aprenderme nunca qu? fue antes, el huevo o la gallina.

En fin, y para terminar, que no me creo eso de que hay que leerlo todo para saber lo que dicen y piensan los dem?s. ?Pero si es archiconocido! ?Y hasta las mentiras de m?s de uno! En todo caso, ?por qu? hacer el caldo gordo a los que nos escupen? ?Somos tal vez masocas? ?O acaso resulta que, bueno, que "dime qu? peri?dico lees, y te dir? a qui?n votas"?

Publicado por mario.web @ 19:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios