S?bado, 16 de abril de 2011
Uno de los problemas de la evangelizaci?n actual es la actitud que muchos toman despu?s de tener su experiencia personal de conversi?n: quedarse donde est?n o callarla simplemente.
?
Cinco pasos para una evangelizaci?n eficaz
Cinco pasos para una evangelizaci?n eficaz
1. Objetivo
Entusiasmar a los participantes con la misi?n evangelizadora para que posteriormente decidan formarse como evangelizadores.

2. Idea Clave
No importa que todav?a no nos hayamos convertido completamente, si no evangelizamos no estamos cumpliendo con el mandato principal de Cristo

3. Metodolog?a
a. Enfoque
? Una visi?n panor?mica de cinco pasos para realizar una evangelizaci?n eficaz
? El pasaje de Jes?s y la samaritana muestra cuales son los pasos a seguir para evangelizar.
b. Din?micas y actividades de los participantes
? Tomar agua del pozo
? Los cuatro puntos cardinales
? Las prioridades de la vida.
c. Materiales y Anexos
? Papel
? Plumas
? Jarra y vasos
? Velas

4. Estructura de la ense?anza

A. Introducci?n

a. Ubicaci?n:
Predicaci?n independiente orientada a la motivaci?n evangelizadora.
b. Evocaci?n:
Cu?les consideras que son los cinco mandamientos m?s importantes que es necesario cumplir
c. Motivaci?n:
Todos hemos o?do alguna vez la historia de la mujer adultera!! Y nos hemos quedado en el juicio moral que hemos efectuado de ella

B. Cuerpo de ense?anza.

a. Objetivo:
Para realizar la tarea de evangelizaci?n y discipulado entre las personas, es necesario reunir una serie de condiciones que garanticen el resultado esperado. De esta buena intenci?n al hecho real hay una distancia enorme. La experiencia nos dice que la iglesia toma mucho tiempo en la toma de decisiones y al final los proyectos no son hechos realidad.
b Contenido: Juan 4,1-42
Qu? significa la palabra ?? al paso?? cuando hablamos por ej. De comida al paso, refrescos al paso, compras al paso, etc. Etc.

Tenemos en la lectura del pasaje b?blico sobre la mujer samaritana un hermoso ejemplo de una evangelizaci?n al paso realizada por Jes?s. Es curioso que por mucho tiempo el enfoque que se ha tenido de este pasaje b?blico ha sido detenerse en la condici?n moral y espiritual de esta mujer y la actitud de Jes?s para con ella. Muy poco nos hemos detenido en la acci?n evangelizadora de esta mujer, luego de haber sido redimida por el Se?or.
Propongo obviar algunos detalles del texto, conocidos de sobra por todos, y enfocar la reflexi?n en cinco aspectos que vienen a ser los pasos para una evangelizaci?n eficaz. La mujer samaritana en su encuentro inesperado con Jes?s tom? las siguientes actitudes. Para toda evangelizaci?n y discipulado debemos tener en cuenta estos cinco pasos, que son b?sicos y sencillos. No se necesita tener un buen presupuesto econ?mico, recursos humanos y equipos de audio, personal preparado para la consejer?a, contar con un profesional de la evangelizaci?n o un taller de capacitaci?n para la evangelizaci?n. S?lo basta la actitud de que estemos listos para evangelizar luego de haber conocido el mensaje de salvaci?n de nuestro Se?or Jesucristo.
Analicemos paso por paso cada actitud de esta primera misionera de la iglesia primitiva:

I Paso: Escuch? atentamente las Buenas Nuevas de Jesucristo, el Mes?as:
La mujer samaritana escuch? atentamente todo lo que Jes?s le estaba diciendo y supo mantener un di?logo alturado con ?l. Ella le present? sus preocupaciones y esperanzas. Acept? su condici?n de pecadora ante las preguntas de Jes?s.
En este paso es importante tener en cuenta en la evangelizaci?n de las personas. Hoy m?s que nunca hay que presentar el Mensaje del Evangelio de Jesucristo en forma clara, oportuna y que lleve a toda persona a ser confrontada con la palabra de Dios.

Muchas personas desean escuchar algo nuevo, m?s all? de las palabras, quieren encontrar un sentido a sus vidas, llenar los vac?os existenciales, satisfacer sus necesidades materiales, saber que va a pasar despu?s de la muerte, etc. La mayor?a de la gente siente un hast?o al escuchar mensajes largos, muy elaborados y sin tener cuenta la situaci?n de ellos. Son palabras que no trastocan la existencia del oyente.

Un ejemplo a tener en cuenta es el del propio Jes?s, quien supo dialogar con la mujer samaritana, obviando una serie de situaciones culturales y sociales. Fue al grano en su conversaci?n, le planteo su condici?n social y espiritual a trav?s de un gesto amical: ?dame un poco de agua? La sorpresa de esta mujer es comprensible ante este v?nculo que establece Jes?s. Este pedido se convierte en el punto de partida para darse a conocer cada uno. ?l es quien pide del agua para calmar su sed, ella tiene el recurso material para sacar el agua del pozo pronto ella pedir? del agua espiritual al quien es la fuente. Es ah? donde Jes?s le plantea su condici?n moral y espiritual, de una manera sutil le pide que llame a su esposo para darle el agua viva. Ella comprende que esta solicitud le va a traer problemas serios si oculta su verdadera situaci?n de pecado y prefiere decirle la verdad al Se?or, le manifiesta su condici?n de adulterio.
La mujer samaritana ha tomado nota que est? delante del Mes?as, El Salvador. Ante esta realidad no pierde el tiempo para pedir esa agua que ?l solo pueda dar, es decir, quiere tambi?n ser beneficiaria de la salvaci?n.
Esta confrontaci?n es necesaria para toda persona en la evangelizaci?n, es llevar a la persona a su verdadera situaci?n ante el Se?or Jesucristo. Dejar que la Palabra de Dios y el Esp?ritu Santo sean quienes hagan la labor del convencimiento.


II Paso: Dej? su c?ntaro a los pies de Jes?s
Ella al escuchar que Jes?s es el Mes?as, el Salvador, no dud? en dejar su c?ntaro a los pies de Jes?s y sali? corriendo a avisar a su gente. Ya no le importaba lo que dijeran de ella, dej? atr?s sus preocupaciones, sus temores, sus angustias, su vida disoluta. Ahora quer?a dar a conocer a todos su nueva realidad, hab?a encontrado la salvaci?n. Ese c?ntaro representaba todo aquello que era una carga y que llevaba consigo todos los d?as, sin lograr encontrar esa paz interior.

En la evangelizaci?n podemos encontrarnos con personas que est?n dispuestas a dejar su c?ntaro a los pies de Jes?s, luego de escuchar el mensaje de Salvaci?n y recibir al Se?or en sus corazones. Todos sus pesares, dolores, cargas, culpas, angustias, preocupaciones, pecados, son puestos en las manos del Se?or Jesucristo. ?Son liberados y redimidos! ?Solo por gracia! ?Viven desde ese momento una vida en plenitud!.
Otros, sin embargo, no est?n dispuestos a dejar nada, quieren la salvaci?n de sus vidas, pero sin pagar ning?n precio. Prefieren vivir sus vidas sin ning?n cambio, asistir a alguna iglesia de una manera rutinaria, cumplir con las obligaciones administrativas, pero nada m?s. Han tomado nota de la existencia de Dios y su gran amor, pero s?lo ha sido grabado en sus memorias, mas no el coraz?n. No quieren ser confrontados con el mensaje de salvaci?n que les invita a cambiar de vida. Para lograr dicho cambio, es necesario que logren saber que hay que cambiar de rumbo, dejar de hacer aquello que no les llev? a nada. Es decir, deben arrepentirse de todos sus pecados y aceptar al Se?or Jesucristo como su Se?or y salvador
Este aspecto debemos tener en cuenta en la evangelizaci?n, para no permitir que a nuestra iglesia o comunidad se acerquen personas s?lo porque el evangelio es algo interesante para ellos o puedan sacar alg?n beneficio material. Recordar que en la iglesia estamos los que hemos sido pecadores y ahora somos redimidos por el se?or Jesucristo. ?He ah? la diferencia!.


III Paso: Se fue de inmediato a la ciudad
El paso siguiente que da esta mujer pecadora, que ha escuchado el mensaje de salvaci?n y ha sido redimida por la gracia del Se?or Jesucristo, es salir de inmediato a su ciudad con el prop?sito de contar a otros lo que le hab?a sucedido. Es decir, la actitud de ir a otros y contar su experiencia salv?fica, es necesario tener en cuenta para toda evangelizaci?n. Ella no se qued? con dicha experiencia para s?, sino quer?a a viva voz darla a conocer a los dem?s.
Uno de los problemas de la evangelizaci?n actual es la actitud que muchos toman despu?s de tener su experiencia personal de conversi?n: quedarse donde est?n o callarla simplemente. No son capaces de extender las buenas nuevas a otras personas que necesitan de la redenci?n divina y que no saben a donde ir o no tienen quien se las de a conocer. Cu?ntas ciudades, pueblos y barrios a?n no han escuchado las buenas nuevas de salvaci?n en Cristo Jes?s.
Para resolver este problema, muchas comunidades recurren a especialistas profesionales en evangelizar, visitar y pastorear. Se cree que esas personas son las ?nicas en lograr el cumplimiento de la Misi?n. Se despilfarra cualquier cantidad de dinero para pretender realizar campa?as de evangelizaci?n y traer m?s personas a la iglesia. Olvid?ndonos que la tarea es de cada creyente, que la misi?n fue dada por nuestro Se?or Jesucristo a cada uno de nosotros (Mateo 28:19-20).


IV Paso: Cont? a la gente lo que hab?a escuchado de Jes?s
Es interesante notar que la mujer samaritana arriesg? su vida cuando fue a contarle a los hombres que hab?a conocido a otro hombre, pero que ?ste, a diferencia de los otros, le hab?a dicho quien era. Sin duda que la noticia era un poco peligrosa, ya que a esta mujer la conoc?an muy bien y sab?an en que andaba. Pero a ella no le import? lo que dijeran de su vida anterior. Ahora ella ten?a una gran noticia y quer?a compartirla con sus vecinos del pueblo. Ella les dijo a todos: ?Me dijo todo lo que he hecho?. Jes?s no era un hombre m?s en su vida, era aquel que le hab?a dicho con claridad que su situaci?n era de pecado y que estaba dispuesto a perdonarla y darle el agua viva de la salvaci?n. Ella escuch? atentamente el mensaje redentor de Jesucristo, no perdi? la oportunidad de estar frente al Cristo.
Esta actitud es muy importante en la evangelizaci?n de las personas, el poder compartir con otros la experiencia personal de la salvaci?n. El testimonio personal ayuda mucho a que lo que decimos sea cre?ble. No bastan s?lo las palabras. La mujer samaritana fue cre?da por sus vecinos, debido al testimonio que en ese momento estaba dando. Si cada uno de nosotros pudi?ramos contar a otros nuestra experiencia de conversi?n y di?ramos verdadero testimonio de la misma, muchas personas vendr?an a los pies del Se?or y ser?an redimidas. Ah? reside el secreto del ?xito de la evangelizaci?n.


V Paso: Muchos creyeron por la palabra de la mujer y su testimonio.
El resultado de esta acci?n de la mujer samaritana fue eficaz, ya que muchos vinieron a Jes?s por la palabra de ella y su testimonio. Comprobaron en el mismo lugar que Jes?s era el Cristo, el Salvador del mundo. Casi todo un pueblo se volvi? creyente en Jesucristo, las personas le siguieron y ya no necesitaban que le contaran las buenas nuevas, sino que lo hab?an comprobado estando cara a cara con el Se?or.

Es urgente alcanzar a muchas personas a trav?s del mensaje de salvaci?n de Jesucristo para que sean liberadas de sus cargas y de la opresi?n espiritual y social en que viven. Tambi?n es una realidad evidente que los medios de comunicaci?n son muchos y a la vez poderosos para llegar a cada hogar. Sin embargo el tema de la evangelizaci?n y crecimiento de la iglesia sigue siendo un asunto ajeno a cada creyente en particular.

Pareciera que la tarea de evangelizar tiende a estar en manos de expertos o profesionales, con grandes presupuestos y de recursos musicales apropiados. Se ha olvidado que la evangelizaci?n es una tarea personal, en todo tiempo y lugar. Mientras no haya ese convencimiento, la misi?n encomendada por nuestro Se?or Jesucristo, quedar? siempre inconclusa, a la espera de alg?n iluminado o iluminados.

Tengamos en cuenta la experiencia de la mujer samaritana y de otros tantos, que cambiaron su historia y la historia de otros, s?lo con comunicar el mensaje de salvaci?n con los recursos que ten?an en el momento. Que el Esp?ritu Santo nos gu?e en este proceso de proclamaci?n de la Palabra de Dios a muchas personas y nos permita sembrar la semilla en cada coraz?n de m?rmol o doliente.


Frase para repetir:
?Hay de mi si no evangelizara!!!?

Publicado por mario.web @ 20:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios