S?bado, 16 de abril de 2011
La vida misma nos va ofreciendo oportunidades de vivencia, reflexi?n y oraci?n para encontrar la respuesta.
?
Dominicas de la Presentaci?n
Dominicas de la Presentaci?n
La Congregaci?n

300 A?OS ?ESPECTADORAS O CONSTRUCTORAS DE HISTORIA?

En los 300 a?os

Haber celebrado el tercer centenario de la Congregaci?n (1696-1996) significa no s?lo recordar y volvernos a repetir lo que sucedi? sino situarnos ante la realidad de nuestra Congregaci?n, de la Iglesia y del mundo.

?C?mo nos situamos?

No es f?cil responder a este interrogante. Podemos ser espectadoras o constructoras de la historia. La vida misma nos va ofreciendo oportunidades de vivencia, reflexi?n y oraci?n para encontrar la respuesta.

Ser espectadoras quiere decir ?ver pasar?, mientras que ser constructoras supone celebrar la historia y construir historia. As? pues, podemos hablar de historia y de Historia.

En la historia

La historia no va muy lejos, es el sencillo sucederse de los hechos d?a a d?a, a?o tras a?o. Cuentos, f?bulas, historietas, pueden explicar, describir, este acontecer de hechos sin lograr desentra?ar su sentido profundo. Se puede hacer de la vida una serie de an?cdotas y esto tiene su inter?s. Podemos hablar de nuestro pasado glorioso.

Referirnos a la historia como una cronolog?a de hechos tambi?n puede ayudar en algunas ocasiones a establecer una sucesi?n en los mismos: primero, segundo, tercero... . Se realiza la cr?nica de las acciones humanas en sentido riguroso, de tal manera que no se puede alterar el orden en el tiempo. Este estilo de historia est? en relaci?n directa con la apolog?tica.

Hacer el recuento cronol?gico de los hechos lleva a analizar los hechos-causa y los hechos-efecto. Se determinan hechos-origen y hechos-consecuencias. Es historia anal?tica o historia cient?fica que da origen a la tesis-ant?tesis-s?ntesis. Se establecen teor?as sucesivas en las cuales la vivencia humana es un hecho m?s causa o efecto de determinadas situaciones. Se plantean teor?as y el acontecer humano es una teor?a entre tantas otras, poco a poco se pierde el sentido y la raz?n de ser de nuestra existencia. Se puede caer en la fatalidad y la pasividad.

Es la historia humana como MEMORIAL. El acontecer humano tiene su sentido propio y peculiar: el acontecimiento desde donde construimos nuestro ser. Toda la existencia de la humanidad est? orientada a un hecho significativo, desde el cual se construye la existencia:

No hay hechos aislados y sin sentido, sino que son hechos secuenciales sin datos sueltos y con una pedagog?a. No hay acciones externas al ser humano, sino acciones que lo construyen desde su propia realidad, desde su interior. No hay hip?tesis y/o teor?as, sino realidades en las cuales estamos implicados para dar una respuesta de cambio. No somos espectadores de la historia, no somos pasivos sino constructores de la humanidad.

La memoria de los pueblos nos establece en alianza profunda con los mismos y en un mismo acto somos capaces de traer al presente, para proyectarlo al futuro, todo el pasado, ?ste es ra?z que engendra vida. ?El futuro es hoy alimentado de la savia del pasado!.

Hacer memoria es vivir y revivir, actualizar y recrear. Permite tejer la identidad de pueblo, de pueblo de Dios. Es hacer actual el hecho pasado. Yahveh nos ha sacado de la esclavitud... es hoy que lo est? haciendo. La Pascua es el hoy del hecho salv?fico.
La identidad del pueblo de Dios se afirma en la memoria. No s?lo se acuerda sino que celebra el hoy. Jes?s hace lo mismo. Un pueblo sin memoria es un pueblo sin ra?ces. Actualmente, esta falta de ra?ces es una de las causas que provoca m?s suicidios.
Cuando en un mismo acto el hombre es capaz de hacer del pasado savia que nutre, la vida irrumpe y celebra: memorial: hace actual un hecho pasado. Hace entrar en el hoy la obra eterna de Dios.

Memorial es la capacidad de engendrar vida desde el Proyecto de Dios: ?La gloria del hombre en Jesucristo?.
Debemos aprender a leer los acontecimientos, ninguno est? suelto, hacen que seamos lo que somos.

La Historia de un Carisma es:

Una historia de Salvaci?n.
El Don del Esp?ritu que realiza la Salvaci?n.
Una Gracia concreta.
La historia de personas que han sabido vivirlo y transmitirlo.
La presencia de Dios en nuestro caminar.
Fidelidad ininterrumpida y continuada.
Hacer memoria de nuestra historia es hacer memoria de la historia de Salvaci?n.

Significaci?n del hoy para cada una de nosotras:

1696: Marie Poussepin comienza a construir su casa.
1996: Continua y hace actual la misma tarea de construcci?n.
Actualizamos la Obra de Dios. Debemos sentir nuestras ra?ces en funci?n de la identidad. Proceso que exige nuestra fidelidad. El hoy siempre asusta. Tarea de hacer advenir el Reino.

Historia misionera de la Congregaci?n:

El secreto de la actualidad misionera
Grandes etapas
Momentos de crisis y de crecimiento
?C?mo mirar los tres siglos de historia?
?Cu?l es la misi?n, hoy?

1/ El secreto de actualidad misionera
Toda la historia de la Congregaci?n es una historia misionera. La Congregaci?n nace para la misi?n y se renueva, revisa en ella. Tambi?n se eval?a y proyecta para la misi?n.
El paso de Dourdan a Sainville es un acto fundador. Acto fundante que nace de la misericordia de toda acci?n apost?lica.
En cualquier movimiento misionero siempre hay movimiento, tensi?n, renuncia, ruptura. Es entrega a Dios y dedicaci?n a los dem?s. Es leer con inteligencia el pasado y continuar.
Su originalidad consiste entre la relaci?n de vida mon?stica y una vida apost?lica. Hay una mirada prioritaria a Dios y al pr?jimo. La totalidad de vida se entrega a Dios (vida mon?stica) y al hombre (vida apost?lica).

O continuamos as? o no seguimos el carisma. Debemos tener: dimensi?n de estudio de Dios y disponibilidad total. Marie Poussepin responde a una doble estructuraci?n que se vuelve una sola (vida mon?stica y apost?lica en una).

La vida en Sainville era armonizada: oraci?n-contemplaci?n, silencio, estudio, encuentro fraterno y actividad apost?lica. La Hna. Dominica de la Presentaci?n est? en armon?a en todos los puntos.

Al final del primer siglo de historia hab?a 35 comunidades, en el segundo 100 en 5 pa?ses y hoy hay 436 comunidades en 34 pa?ses.

Todo ha cambiado pero nada ha acabado con la unidad de la Congregaci?n. Lo esencial permanece. La Obra permanece porque Marie Poussepin no se limita a las obras, la impulsa la salvaci?n de los hombres, donde quiera que sean llamadas. Hace 300 a?os era una verdadera intuici?n prof?tica. La necesidad de la Salvaci?n, la construcci?n del ser humano no va a pasar.
La educaci?n y la salud son las obras externas que surgen de nuestro carisma porque abarcan la totalidad del ser humano.
La doble pasi?n por Dios y los hombres fundamenta la obra y la hace siempre actual. No se limita al tiempo y al lugar. Debemos continuar con el doble movimiento de fidelidad. La tradici?n y el hoy nos lleva a la respuesta misionera.

?Carisma?
La Congregaci?n es una Instituci?n - seguimiento de Jesucristo - en comunidad fraterna - para la salvaci?n.
La idea fuerza espiritual = la ?Vita Apostolica?= vida en seguimiento de Jesucristo en grupo fraterno.
Una forma: la vida regular: todas las actividades convergen en el mismo fin.
Una misi?n: El servicio de caridad, anuncio de la Palabra.

2/ Grandes etapas
- Desde la fundaci?n hasta la revoluci?n.
- De la reconstituci?n hasta M?re Saint Pierre.
- De M?re Saint Pierre hasta el Concilio.
Si no hemos acabado con la Congregaci?n es porque es obra del Esp?ritu.


3/ Momentos de crisis y de crecimiento

Momentos de crisis
Surgieron ya en la ?poca de Marie Poussepin. Ya hubo hermanas que quisieron dejar la Congregaci?n o cambiar su espiritualidad. Las concepciones de la ?poca la quer?an desalentar. Algunas la dejaron porque estaba enferma o porque no llegaban las Cartas Patentes.

La inseguridad y el temor o no ver el futuro ha llevado muchas veces a la crisis. Siempre ha habido momentos dif?ciles. Las dispersiones de cualquier tipo han provocado crisis, por ejemplo la Revoluci?n Francesa.

Toda dispersi?n social, pol?tica... repercute en la misi?n. Hasta dispersiones de espiritualidad. Las tensiones internas han causado crisis terribles. El descuido de la formaci?n tambi?n ha causado grandes crisis. Si disminuye la formaci?n, disminuye la misi?n.

Las reducciones, opciones personales, sectores apost?licos, inserciones e instituciones, instalaci?n y acomodo, desinter?s por el estudio, descuido de la pobreza e ignorancia sobre la verdadera dimensi?n de la obediencia son factores creadores de crisis.

Momentos de crecimiento
- La fundaci?n: 13 de noviembre de 1697 (acta): fundaci?n s?lida y segura.
- Las primeras fundaciones: Manera como se ve?a vivir a las hermanas.
El crecimiento coincide con un gran testimonio de vida. La expansi?n primera ha tenido como fundamento la vida de las hermanas, la calidad humana y religiosa de estas.
- La reconstituci?n: se arranca de nuevo y se toma por base la fidelidad a la fundadora. Se apoyaron en el recuerdo.
- El env?o de hermanas a Espa?a, Medio Oriente y Colombia.
- El Concilio y el Cap?tulo de Agiornamento. Hasta el cap?tulo de 1984 no se acabaron de abrir las ventanas y mirar al mundo. Es importante en un s?lo movimiento hacer un gran salto y no centrarse en sitios concretos.
- Cap?tulo General de 1989: Se redescubre el proyecto de Marie Poussepin. Comuni?n - misi?n - formaci?n.
- Cap?tulo General de 1994: La meta apost?lica la debe poner cada una en marcha.


4/ Tres siglos de historia
Es importante recibir - valorar - transmitir nuestra Congregaci?n.
La fidelidad ha sido posible por una atenci?n a las fuentes. Y una fidelidad en los acontecimientos: M?re Saint Pierre, M?re du Calvaire... Vivir en fidelidad a las fuentes y leer el acontecimiento como Palabra de Dios.
El Esp?ritu ha mostrado que se debe vivir de apertura a la Gracia. La revisi?n permanente de nuestra misi?n es lo que da la fidelidad.
Prioridad concedida a la formaci?n en relaci?n a la misi?n.
Primer siglo: La gran espiritualidad.
Segundo siglo: La expansi?n misionera.
Tercer siglo: Aspecto de comuni?n y unidad.

5/ La misi?n hoy
La Congregaci?n en relaci?n a la Orden tiene la nitidez de la fuente y la autonom?a del cauce. Pues, no fuimos fundadas por un dominico. Mespoli? ayud? pero no se nombr? fundador.
Puntos destacables del Cap?tulo General de 1994:
- Arraigo en lo esencial.
- Apertura a la universalidad de la Iglesia.
- Solidaridad.
Religiosas de Vida Apost?lica:
Las l?neas misioneras son:
- Identidad espec?fica de la religiosa.
- Identidad determinada por la misi?n: acentuaci?n y anuncio del Reino. Se vive en comunidad.
- Tendencia hacia los pobres.
- Papel prof?tico de la Vida Religiosa.

Nuestra vida en seguimiento de Cristo comporta unas caracter?sticas:

Conocer, imitar, anunciar por la Palabra y por la vida.
Una vida de oraci?n, contemplaci?n y estudio.
Vida comunitaria en observancia regular. Una vida en y de pobreza.

Con una meta precisa, hacia la Plenitud de Cristo.
Esto marca una tensi?n ben?fica propia de la vida religiosa apost?lica: Estar en el mundo sin ser del mundo. Estar insertos pero separados. Ricos para los otros pero libres y pobres, apasionados y capaces de dar la vida para los dem?s. El ya y el todav?a no. Tomar nuestra vida para vivir y morir.

?La memoria es el lugar de la confianza. Recordar la presencia permanente del Se?or en nuestra vida, es asegurarnos una marcha en la esperanza!.
La memoria ciertamente, es tambi?n el lugar implacable de la verificaci?n, de la verdadera confrontaci?n!...?
(Informe sobre la vida de la Congregaci?n, 1989-1994,
Sor In?s Mercedes Mej?a).



Vocaci?n, no; vocaci?n, s?


La vocaci?n...

- No es el camino de los conformistas y de los satisfechos con la situaci?n de este mundo; sino de los violentos y rebeldes que aspiran a que su paso por ?l lo haga un poco mejor.

- No es el camino de los que regatean y miden sus obligaciones para con Dios y el pr?jimo; sino de los que siguen voluntariamente a Jesucristo.

- No es el camino de los ego?stas, que s?lo miran hac?a s? mismos; sino de los generosos que piensan en los pobres de la tierra.

- No es el camino de los que quieren hacer un favor a Dios; sino de los que corresponden agradecidos a la propuesta que Dios les hace.

- No es el camino de los desilusionados, aburridos, tristes; sino de quienes sienten el fuego del Evangelio.

- No es el camino de los que conf?an en sus fuerzas; sino de los que se abandonan y apoyan constantemente en Dios.


?Hay que ponerse en b?squeda!

Dios habla

Dios habla a trav?s de distintos signos, hay que aprender a escucharle, a descifrar su "clave". Uno de los grandes retos en la vida es el de encontrar el lugar al que nos sentimos llamados.

?Pues claro que no somos s?per-h?roes!, o al menos no hemos de poner esa excusa, porque a veces por miedo a decir s?, lo hacemos y creemos quedar tranquilos.

Hemos encontrado lo que busc?bamos sin necesidad de entregar el curr?culo vitae a un mont?n de empresas; porque nuestra vida, nuestro camino es de sobra conocido por Dios, ya estamos ?fichados? y no es necesario que pongamos cosas bonitas para rellenar el papel, porque es as? como Dios nos quiere, tal cual somos.

Hemos tropezado con la felicidad, la encontramos... no la dejemos escapar. La vocaci?n es llamada al servicio de la comunidad, a trabajar en la vi?a, en el mundo. Hay distintas posibilidades, en puestos diferentes. Hay muchas tareas a realizar, ya que cada uno tiene diferentes dones que le han sido dados para poner al servicio de todos (Efesios 4, 1-13).

?C?mo? Cada uno tenemos caminos diferentes pero es eso mismo, lo que hace que podamos enriquecernos los unos de los otros. Recuerda que el camino lo hacemos solos, es decir, que nadie decidir? por ti y que has de ser t? la que escriba su propia historia. ?C?mo?, pues tienes dos posibilidades, o quieres o no quieres, por eso, o bien te decides a coger la pluma o tal vez te conformes con hacer una copia:


Coge la pluma

Una de las tantas posibilidades puede ser ?sta: Coge la pluma y ponte a escribir... es decir, encuentra un momento en el que puedas disfrutar de un encuentro contigo mismo. ?Coge la pluma y escribe t?...! Intenta desvelar el misterio cogiendo pluma y papel transparente, donde ojos abiertos o cerrados, cualquiera que sea su fondo, pueda transmitir el mensaje de la b?squeda de una ?locura?.


Haz una copia

Bueno... es otra de las tantas posibilidades, pero recuerda que ?hacer copia? es igual que vivir a medias y esta forma de vivir nunca te llevar? a un encuentro profundo y real de ti, sino a una ausencia de felicidad.

La vocaci?n no es un sentimiento difuso, ni unas ganas de hacer algo bello, la vocaci?n pasa por la verdad, por la entrega y por la renuncia. El juego al s? y al no, el juego a la afirmaci?n y a la duda, el juego hacia delante y hacia atr?s... no es seguridad de nada en el seguimiento de Jes?s. La duda eterna, siempre lleva al ?no? claro.

?Pero claro! La barca... tiene que dejar a la persona libre, sin amarras... eso es lo maravilloso, ?no crees?.


T? eres el protagonista

Mira, te propongo algo, y es algo muy sencillo, b?scate un momento en el que s?lo est?s t?, un tiempo en el que seas t? el protagonista. B?scate, encu?ntrate, valora... y f?jate, te lo pongo m?s f?cil, hazlo en un momento en el que te sientas tranquila, en el que desees otra cosa que no sea ruido y ajetreo. Sal en la noche, mira al cielo y cuenta las estrellas... es algo que ya hizo Abraham (Gn 15, 5). Levantar la vista al cielo, es algo m?s que un simple gesto, es querer hacerlo, es anhelar algo que est?s buscando, es contraposici?n entre qui?n tiene un coraz?n capaz de mirar en alto y qui?n por el contrario permanece con el coraz?n duro. Cuando me levanto del sill?n para buscar un vaso de agua, no es simplemente porque me gusta, sino porque lo necesito. Pues de igual modo, cuando realmente necesitamos darle otro sentido a nuestra vida... buscamos el modo.

Coge la barca, s?, aquella que no tiene amarras, la que te permite navegar seg?n tu querer, puede ser una barca sobre la mar serena o tal vez sea golpeada contra las rocas, tambi?n podr?a ser una barca a la deriva o en mar abierto... pero de todas formas ser? una barca en tempestad y bonanza a la vez. Coge el tim?n de tu vida y escoge rumbo: norte o sur, este u oeste... pero d?jate llevar por las olas, ellas te llevar?n a tierra.


Ofrecer un d?a

Cada d?a

Cada d?a es una unidad, un todo de vida, un nacer y un morir, el conjunto de las posibilidades peque?as. Toda la existencia se hace de d?as, como una casa en construcci?n. D?a a d?a vamos viviendo y esperando, y todo tiene su traducci?n en el lenguaje de las 24 horas.

La mayor parte de los d?as son parecidos y rutinarios, no tienen demasiada importancia. Los d?as grandes, si lo son, es porque han sido sembrados y alimentados por el gris de muchas horas que en apariencia son neutros.

Un d?a siempre tiene muchas ra?ces y ?l mismo enra?za la existencia posibilitando el futuro. Pero las oportunidades que nos ofrece un d?a son innombrables, sobre todo las posibilidades interiores.

El mundo escondido y solitario de mi esp?ritu puede aventurarse cada d?a hacia un nuevo encuentro, un nuevo amor, una decisi?n direccional o la delicadeza de saber sonre?r a tiempo.

Al comenzar un d?a, uno se tendr?a que preguntar cual es la luz del hoy, para que la ilusi?n siempre est? presente. El sentido de las cosas no s?lo se encuentra sino que se hace.

Ofrecer un d?a no vale nada sino es ofrecerse. Ofrecerse a hacer lo que tenemos que hacer, con obligaci?n o deber de fuera y con libertad y amor de dentro. Ofrecerse a escuchar, a charlar, a ponerse sentimental si es necesario, y a todo lo que se presente...

Y, para acabar, a punto ya de cerrar los ojos, darnos cuenta de que un d?a que acaba es vida que acaba.


Busca y encuentra

EL VERDADERO CAMINO

El monta?ero hab?a madrugado mucho con intenci?n de coronar una cumbre, particularmente escarpada, antes de que el sol estuviera muy alto. Llevaba ya horas de esfuerzos en su solitaria ascensi?n y el cuerpo empezaba a acusar el cansancio. En sus botas hab?a polvo de muchos paisajes y en su coraz?n poso de muchas melod?as. Inesperadamente, el camino que segu?a se bifurc? en dos. Se detuvo dubitativo por temor a equivocarse.

A los pocos minutos divis? a alguien que caminaba en direcci?n contraria.

-Oye -le pregunt? tras saludarle- ?me puedes indicar cu?l es el verdadero camino que conduce a la cumbre?

-El verdadero camino -respondi? el otro sin detenerse- es el que no conduce a ninguna parte. S?lo as? seguir?s siempre buscando.



Nunca se puede uno instalar en lo ya descubierto. Para no dejar de ser caminante hay que seguir siempre buscando.

Al leer este peque?o cuento, buscando ?El Verdadero Camino?, seguro que no te ha dejado indiferente, porque algo estas sintiendo en tu interior. Por ello, si est?s titubeando o si te encuentras ante una bifurcaci?n en tu vida porque te sientes llamada por el Se?or, si intuyes que Alguien te est? ?alterando la vida? porque te la est? pidiendo, si se te presenta la posibilidad de optar por la vida religiosa... no te detengas ante el temor o el miedo a equivocarte, busca y encuentra el verdadero camino para tu vida.

Ten la valent?a de interrogarte sobre lo que te puede hacer feliz y ?atr?vete a tomar una decisi?n!. Elegir un camino, una opci?n, es apostar, jug?rtela y dar respuesta a uno de los interrogantes de la vida, con todas las consecuencias de aquello que amas y que quieres vivir.

"Se es m?s feliz en dar que en recibir" (Hch 20, 35). Al plantearte la vocaci?n en la vida religiosa, es normal que se tengan dudas, pero es ah? donde has de actuar y tener la valent?a de pronunciar el S? al Se?or, S? a la vida religiosa. Tambi?n puede ocurrir que en la claridad falte el valor para dejarte conducir por el Se?or o bien no se vea tan l?cido y se tiemble al encontrarte de frente tu realidad, pero es poco a poco, paso a paso que ir? vi?ndose la luz, que ir?s encontrando respuestas en las diferentes manifestaciones que Jes?s te va a mostrar.

Si quieres seguir a Jes?s, tu vida ha de ser de entrega en su seguimiento, desde el servicio y el ofrecimiento de ti misma, porque seguir a Jes?s es vocaci?n de amor para vivir en el Amor, s?lo el enamorado lo da todo? y si hay una peque?a chispa, haz que se encienda la llama, si hay una semilla deja que crezca y d? fruto; si el Se?or ha entrado en tu vida despertando algo muy especial y totalmente inesperado, d?jale sorprenderte cada d?a y entr?gate a ?l.

S?, pero t? te estar?s preguntando a?n? ?Y d?nde seguir al Se?or? Aprovecha tu conexi?n? ?Mi Vocaci?n en la Presentaci?n?. S?, si est?s buscando donde seguir al Se?or, continua conociendo esta p?gina web y en ella con?cenos, toca a la puerta y te abriremos, env?a un e-mail y contestaremos, llama y hablaremos, siempre se aceptan sugerencias? ?d?nde quedamos???Te esperamos!.


Para nosotras ?La Congregaci?n fundada por Marie Poussepin, HERMANAS DE LA CARIDAD DOMINICAS DE LA PRESENTACI?N DE LA SANT?SIMA VIRGEN, no se aparta de la ?nica finalidad que ella quiso darle: el anuncio de Jesucristo por el servicio de la caridad??.


?Por qu??

Dice Jes?s: ?Pedid, y se os dar?; buscad, y encontrar?is; llamad, y Dios os abrir? la puerta. Pues todo el que pide, recibe, y el que busca, encuentra, y al que llama, Dios le abrir? la puerta?. (Mt 7, 7-8 )

En el d?a a d?a de la vida, de nuestra propia historia nos surgen muchas preguntas. Pero si una es directa y clara es la de preguntamos un ?por qu??. Y ante esta cuesti?n estamos en espera, buscamos respuesta pero no nos conformamos con cualquiera, sino aquella que nos de una raz?n, que tenga validez, incluso que nos satisfaga o bien nos ayude.

En el momento en que este por qu? toca lo mas ?ntimo de mi persona, intuimos que llega el momento de buscar una respuesta que gu?e la propia vida hacia un compromiso.

M?s a?n, ante la opci?n por la vida religiosa, el por qu? crece, y se convierte en un ?por qu? a m??. Y entonces la respuesta buscada se hace m?s grande y m?s exigente.

?Tienes que descubrir el por qu? por ti mismo? S?, pero quiz?s sigas sin satisfacer tu b?squeda porque resulta que la respuesta que buscas es personal de t? a t? con Dios y es s?lo en este encuentro que alcanzar?s la respuesta a un nuevo horizonte que se abre en tu vida.

Y te seguir?s preguntando: ?Por qu? mi vida en la vida religiosa? Bien, pues porque el SE?OR, ?CUENTA CONTIGO!. Te presenta un proyecto de vida, de esperanza y amor. Entonces, si esta pregunta ronda en serio por tu cabeza, te est?s planteando una cuesti?n importante que te va a llevar a esa b?squeda, y a una respuesta inmediata y clarificadora, a mojarte y luchar por lo que sientes, quieres y amas.

Si intuyes algo importante y a la vez algo grande... te cambiar? y sin duda que te fascinar? la aventura porque la vocaci?n es una respuesta al Amor de Dios, es vivir una relaci?n con ?l, que a su vez hay que cuidar.

S?, TE ESPERA A T?, con todo lo que eres y todo lo que en tus manos est? por hacer, as? que, te queda responder y confiar tu vida al Se?or ?ACUDE AL ENCUENTRO, S? VALIENTE, VALE LA PENA!. Y ten presente que la respuesta a su invitaci?n a seguirle, con todo tu coraz?n y tu ser, es por Amor para vivir Amando. Y siempre es m?s lo que recibimos que aquello que podemos dar.

Si te ha tocado el coraz?n, adelante, apuesta fuerte porque el premio es grande y en su Palabra ir?s escribiendo tu historia con ?l. Porque?


?Nadie fue ayer,
ni va hoy,
ni ir? ma?ana
hacia Dios
por este mismo camino
que yo voy.

Para cada hombre y mujer
guarda un rayo nuevo de luz, el Sol;
y un camino virgen, Dios?.


(Le?n Felipe)

HOY es TU MOMENTO para responderle: ?AQU? ESTOY SE?OR, CONTIGO!










Dudar es normal, forma parte de la misma vida y m?s si nos queremos echar al agua sin saber nadar. Puedes escribirnos y te responderemos r?pido, no lo dudes. Esperamos tu correo, ya ver?s que no te arrepientes.

Publicado por mario.web @ 20:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios