Lunes, 18 de abril de 2011

Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Juan 12, 1-11

Seis d?as antes de la Pascua, fue Jes?s a Betania, donde viv?a L?zaro, a quien hab?a resucitado de entre los muertos. All? le ofrecieron una cena; Marta serv?a y L?zaro era uno de los que estaban con ?l a la mesa. Mar?a tom? entonces una libra de perfume de nardo aut?ntico, muy costoso, le ungi? a Jes?s los pies con ?l y se los enjug? con su cabellera, y la casa se llen? con la fragancia del perfume.


Entonces Judas Iscariote, uno de los disc?pulos, el que iba a entregar a Jes?s, exclam?: ??Por qu? no se ha vendido ese perfume en trescientos denarios para d?rselos a los pobres??. Esto lo dijo, no porque le importaran los pobres, sino porque era ladr?n, y como ten?a a su cargo la bolsa, robaba lo que echaban en ella.


Entonces dijo Jes?s: ?D?jala. Esto lo ten?a guardado para el d?a de mi sepultura; porque a los pobres sostendr?n siempre con ustedes, pero a m? no siempre me tendr?n?.


Mientras tanto, la multitud de jud?os, que se enter? de que Jes?s estaba all?, acudi?, no s?lo por Jes?s, sino tambi?n para ver a L?zaro, a quien el Se?or hab?a resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes deliberaban para matar a L?zaro, porque a causa de ?l, muchos jud?os se separaban y cre?an en Jes?s.

Oraci?n preparatoria

Se?or, creo en ti, ay?dame a creer; espero en ti, ay?dame a no ser desconfiado; te amo, ay?dame a demostr?rtelo con hechos. Quiero ofrecerte esta meditaci?n por los que se olvidan de ti, por los que este lunes santo no tendr? ning?na repercusi?n en su vida. ?

Petici?n

Se?or, ens??ame a ver que T? eres lo m?s grande y mejor que hay en mi vida.

Meditaci?n

?El gesto de Mar?a es la expresi?n de una fe y de un amor grande hacia el Se?or: para ella no es suficiente lavar los pies del Maestro con el agua, sino que los unge con una gran cantidad de perfume precioso, (?) Mar?a ofrece a Jes?s cuanto tiene de m?s precioso y con un gesto de devoci?n profunda. El amor no calcula, no mide, no lleva cuentas, no pone barreras, sino que sabe donar con alegr?a, busca solo el bien del otro, vence la mezquindad, la ro?er?a, los resentimientos, las cerrazones que el hombre lleva a veces en su coraz?n.

Mar?a se pone a los pies de Jes?s en humilde actitud de servicio, como lo har? el mismo Maestro en la ?ltima Cena (?): la regla de la comunidad de Jes?s es la del amor que sabe servir hasta el don de la vida. Y el perfume se expande (?). Todo gesto de caridad y de devoci?n aut?ntica a Cristo no se queda en un acto personal, (?) es contagioso: infunde amor, alegr?a, luz? (Benedicto XVI, 29 de marzo de 2010).

Reflexi?n apost?lica

?La misi?n brota de una profunda experiencia personal: el encuentro vivo y transformante con Cristo. De este encuentro ?madurado en la fe, nutrido en la esperanza y vivificado en el amor? el ap?stol extrae no s?lo el contenido sino tambi?n la seguridad y el entusiasmo para su actividad misionera? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 101).

Prop?sito

Vivir con esp?ritu de servicio hacia los dem?s, respondiendo con prontitud a sus necesidades.

Di?logo con Cristo

Jesucristo, me invitas a darme a mis hermanos, como el ?nico camino de manifestarte con hechos, m?s que con palabras, mi amor. Permite que pueda crecer en mi entrega generosa, que busque los mejores medios para ayudar a quien dispongas en mi camino, para que puedan sentir que T? eres parte de su vida, de sus alegr?as y de sus penas, as? como yo lo he podido experimentar, ?muchas gracias! ?

?Un hombre, ?ntimamente convencido de un ideal, es capaz de darlo todo, hasta su propia vida, por el triunfo de ese ideal?

(Cristo al centro, n. 1216).

?

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 1:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios