Lunes, 18 de abril de 2011

Juan 8, 21 -30. Cuaresma. La fe no es una virtud que por nuestras propias fuerzas podamos alcanzar. Es un don de Dios que debemos pedirle.
Autor: H Juan Pablo Pe?a Castillo | Fuente: Catholic.net
Evangelio

Lectura del santo Evangelio seg?n san Juan 8, 21 -30

Jes?s les dijo tambi?n: ?Yo me voy, y ustedes me buscar?n y morir?n en su pecado. Adonde yo voy, ustedes no pueden ir?. Los jud?os se preguntaban: ? ?Pensar? matarse para decir: ?Adonde yo voy, ustedes no pueden ir?? Jes?s continu?: ?Ustedes son de aqu? abajo, yo soy de lo alto. Ustedes son de este mundo, yo no soy de este mundo. Por eso les he dicho: "Ustedes morir?n en sus pecados". Porque si no creen que Yo Soy, morir?n en sus pecados?. Los jud?os le preguntaron: ? ?Qui?n eres t???. Jes?s les respondi?: ?Esto es precisamente lo que les estoy diciendo desde el comienzo. De ustedes, tengo mucho que decir, mucho que juzgar. Pero aquel que me envi? es veraz, y lo que aprend? de ?l es lo que digo al mundo?. Ellos no comprendieron que Jes?s se refer?a al Padre. Despu?s les dijo: ?Cuando ustedes hayan levantado en alto al Hijo del hombre, entonces sabr?n que Yo Soy y que no hago nada por m? mismo, sino que digo lo que el Padre me ense??. El que me envi? est? conmigo y no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada?. Mientras hablaba as?, muchos creyeron en ?l.

Oraci?n inicial

Ens??ame, Se?or, a seguir el camino de tu voluntad y a buscarte con todo el anhelo de mi coraz?n para que, alcanzando la meta de la experiencia de tu amor, transmita a mis hermanos la alegr?a y paz de tu presencia.

Petici?n

Que la contemplaci?n y escucha de tu palabra fortalezcan en mi alma la fe, la esperanza y el amor por Ti.

Meditaci?n

?Yo me voy, y ustedes me buscar?n...? Una vez m?s Cristo se encuentra ante la incomprensi?n y cerraz?n de los fariseos que, no cansados de interrogarle y perseguirle, no comprenden sus palabras y le juzgan con la dureza de su coraz?n. Sin embargo, aunque la respuesta de Jes?s es dura, no deja de ser una llamada amorosa a elevarnos por encima de las miras humanas y a adentrarnos en el horizonte de la fe; a descubrirle en nuestros hermanos y de manera especial a renovar en nuestro coraz?n ese deseo de Dios. Creer en Cristo va m?s all? de los sentimientos y emociones. Es ?l quien nos muestra el camino de la verdadera fe, el camino hacia el encuentro con el Padre: ?El que me envi? est? conmigo y no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada?. ?Realmente vivo haciendo lo que a ?l le agrada? ?Busco en todo momento cumplir su voluntad? ?La acepto cuando lleva consigo el dolor de la cruz? S?lo la fe nos hace penetrar el misterio de la cruz (misterio que esta semana santa viviremos acompa?ando a Cristo) con la confianza y fortaleza de saber que es ?l quien nos gu?a a?n en medio del sufrimiento: ?Cuando ustedes hayan levantado en alto al Hijo del hombre, entonces sabr?n que Yo Soy ?.

Reflexi?n apost?lica

Creer en Cristo va m?s all? de las palabras piadosas, de los sentimientos y emociones. Nuestro mundo necesita de cristianos no s?lo convencidos sino fraguados en el misterio de la fe. Esta fe es como una gran fogata que s?lo se mantiene encendida con los le?os de las obras: ?As? tambi?n la fe, si no tiene obras, est? realmente muerta? (St. 2, 17)
Es la fe la que nos permite ver a Jes?s en las personas que nos rodean y es el impulso a buscar que el mayor n?mero de almas le conozcan y le amen. Es por eso que la necesidad de ahondar en nuestra fe, a trav?s de la oraci?n, de la lectura de su palabra, de la participaci?n de los sacramentos, se hace cada d?a m?s urgente. La fe no es una virtud que por nuestras propias fuerzas podamos alcanzar. Se trata de un don de Dios que debemos pedir incesantemente no s?lo para nosotros sino para todos aquellos que viven sin esta br?jula que oriente sus vidas hacia la meta que es Dios.

Prop?sito

Este d?a tratar? a las personas que me encuentre, mir?ndolas desde la fe, como tratar?a al mismo Cristo.

Di?logo con Cristo

Se?or, tu sabes que mi fe muchas veces es d?bil, y que ante las preocupaciones y quehaceres del d?a a d?a f?cilmente languidece. Fortal?ceme Se?or con este don para que te descubra en mis hermanos, para que ante las cruces que t? permitas en mi camino, sepa responder a tu voluntad con la mirada puesta en Ti. ?Creo Se?or! ?Ay?dame a creer en Ti con firmeza!



?La fe cristiana es esto: el encuentro con Cristo, Persona viva que da a la vida un nuevo horizonte y as? la direcci?n decisiva?. Benedicto XVI, Mensaje a los j?venes en Star?, Boleslavo, 28 de septiembre de 2009.


Publicado por mario.web @ 1:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios