Lunes, 18 de abril de 2011
Mensaje del Cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado durante la apertura de la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial: los Desaf?os del Cambio Clim?tico y la Bioenerg?a, que se celebra en la sede de la FAO, en Roma del 3 a
?
Nuevas estrategias para luchar contra la pobreza
Nuevas estrategias para luchar contra la pobreza
CIUDAD DEL VATICANO, 3 JUN 2008 (VIS).-El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, ley? esta ma?ana un mensaje del Papa en la apertura de la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial: los Desaf?os del Cambio Clim?tico y la Bioenerg?a, que se celebra en la sede de la FAO, en Roma del 3 al 5 de junio.

El Santo Padre escribe que "el hambre y la malnutrici?n son inaceptables en un mundo que, en realidad, dispone de niveles de producci?n, de recursos y de conocimientos suficientes para poner fin a este drama y a sus consecuencias. El gran desaf?o de hoy es "globalizar" no solo los interesantes econ?micos o comerciales, sino tambi?n las expectativas de solidaridad, respetando y valorando la aportaci?n de cada miembro de la sociedad".

A los 50 jefes de estado y de gobierno que asisten a la cumbre, Benedicto XVI renueva el deseo formulado ante la asamblea general de la ONU, el pasado abril, de "superar la "paradoja de un consenso multilateral que sigue padeciendo una crisis a causa de su subordinaci?n a las decisiones de unos pocos".

Tras invitarles a colaborar "de manera cada vez m?s transparente con las organizaciones de la sociedad civil comprometidas en colmar la gran distancia entre riqueza y pobreza", el Santo Padre exhorta a continuar con "las reformas estructurales que, a nivel nacional, son indispensables para afrontar con ?xito los problemas del subdesarrollo, de los que el hambre y la malnutrici?n son consecuencias directas".

"Pobreza y malnutrici?n no son una simple fatalidad provocada por situaciones ambientales adversas o por calamidades naturales desastrosas. Por otra parte -contin?a-, las consideraciones de car?cter exclusivamente t?cnico o econ?mico no deben prevalecer sobre los deberes de justicia hacia los que padecen hambre".

El "derecho primario a la alimentaci?n -subraya- est? intr?nsecamente vinculado a la tutela y a la defensa de la vida humana. (...) Cada persona tiene derecho a la vida; por eso, es necesario promover la puesta en pr?ctica de manera eficaz de este derecho y se debe ayudar a las poblaciones que sufren por la falta de alimentos a llegar a ser poco a poco capaces de satisfacer las propias exigencias de una alimentaci?n suficiente y sana".

Refiri?ndose al problema actual del aumento de precios de productos agr?colas, el Papa pide que se elaboren "nuevas estrategias de lucha contra la pobreza y de promoci?n de desarrollo rural" mediante "procesos de reformas estructurales que permitan afrontar los desaf?os de la seguridad y de los cambios clim?ticos".

"El aumento global de la producci?n agr?cola ser? eficaz solo si est? acompa?ado por la distribuci?n eficaz de la producci?n y si se destina primariamente a satisfacer las necesidades esenciales".

Tras hacer hincapi? en que las tecnolog?as modernas no bastan "para hacer frente a la carencia de alimentos", Benedicto XVI habla de la necesidad de "una acci?n pol?tica, que inspirada en aquellos principios de la ley natural que est?n inscritos en el coraz?n de los seres humanos, proteja la dignidad de la persona. (...) Solo la tutela de la persona consiente combatir la causa principal del hambre".

Si en las negociaciones y en las decisiones se tiene en cuenta el respeto de la dignidad humana, "se podr?an superar obst?culos que de otro modo son insuperables y se eliminar?a, o al menos disminuir?a, el desinter?s por el bien de los dem?s. (...) La defensa de la dignidad humana en la acci?n internacional, tambi?n de emergencia, ayudar?a adem?s a limitar lo superfluo en la perspectiva de las necesidades de los dem?s y a administrar de modo justo los frutos de la creaci?n, poni?ndolos a disposici?n de todas las generaciones".

"A la luz de estos principios espero que las delegaciones presentes en esta reuni?n asuman nuevos compromisos -termina- y se propongan llevarlos a cabo con gran determinaci?n. La Iglesia cat?lica, por su parte, desea unirse a este esfuerzo!".

Publicado por mario.web @ 18:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios