Mi?rcoles, 20 de abril de 2011
Jos? Fernando Gomez Rosales, Asociaci?n Cristiana de Empresarios Guayaquil, Ecuador habla de la explosi?n del Tercer Sector y los desaf?os que se tienden desde el mundo empresarial.
?
La Tercerizaci?n
La Tercerizaci?n
[email protected]



Hay ciertas tercerizadoras que tienen l?gica y deben ser respetadas. Hay otras que se usan para comodidad en el manejo de personal, para repartir mejores utilidades a un grupo selecto, para manejar y manipular a los trabajadores, o para ayudar a buenos colaboradores, a los que, por las leyes, no se puede ayudar legalmente.

Hay ciertos servicios que conviene tercerizar, pues no son el objetivo de la Empresa, como los que se refieren a seguridad, guardian?a, alimentaci?n, limpieza, servicios que no tienen que ver con la Empresa. El permitirlas permite a la tercerizadora capacitar y especializar m?s a sus colaboradores, en el negocio en que est? inmerso y ayuda a crear empleo fijo y firme. Un buen cocinero en una tercerizadora de alimentaci?n subir? de categor?a y sueldo de acuerdo a su capacidad. Por otro lado, el hacerlo para no responsabilizarse por la persona que colabora con nosotros en nuestra Oficina, o para no repartir con los que han colaborado para la ganancia de la Empresa lo que por ley se debe repartir, es el otro extremo. Lo uno es bueno y deseable; lo otro es malo y repudiable. Entre estos dos extremos, hay muchas que pueden tener justificaci?n o pueden ser nocivas. Nuestras absurdas, obsoletas e injustas leyes laborales, con la excusa de defender al trabajador, impiden al empleador hacer justicia mejorando las condiciones de sus buenos colaboradores. El pretender considerar como igual al buen colaborador como al malo, nos lleva a quitar el est?mulo al que quiere progresar.

?Qui?n en su sano juicio intenta trabajar m?s para ganar lo mismo que el que no trabaja? As? mismo ?Qui?n en su sano juicio abre una Empresa para competir en un mundo globalizado si est? obligado a contratar tres empleados para hacer el trabajo que hace uno en la competencia? ?De donde va a sacar el dinero para pagarles? En esa forma, cuando se acaben los cr?ditos se ver? obligado a cerrar y quedar? endeudado.

Hay dos derechos que deben ser respetados en cada hombre, la libertad y el deseo de progresar por medio de su trabajo. Todos tenemos estos derechos y nadie deber?a intentar quit?rnoslos. Esto es lo que busca la Doctrina Social de la Iglesia. Esto significa igualar para arriba. Indudablemente se tarda un poco m?s en lograrlo porque el camino es de subida y significa luchar con el peque?o y ego?sta grupo de personas que han logrado subir econ?micamente y tienen la mentalidad de la escasez, por lo que tienen miedo de que si alguien progresa, ellos vuelvan a bajar. El socialismo en cambio, busca la equidad igualando para abajo, es decir igualar en la miseria a todos, sin incentivos para progresar, sin libertad para pensar o para esforzarse, e impidiendo el desarrollo del que se ha esforzado, ha invertido en bien de la Patria y ha creado fuentes de trabajo.

Hace falta sensibilidad y solidaridad en el grupo de arriba, deseo de superaci?n, progreso y esfuerzo en el que est? abajo, y sensatez, deseo sincero de ayudar e implementar capacitaci?n en los que gobiernan.

Tenemos que ense?ar a los j?venes de todos los estratos sociales a ser emprendedores, ayudarlos a crear Empresas. ACE (Asociaci?n Cristiana de Empresarios) est? empe?ada en este plan.

Pero volvamos con la tercerizaci?n. Es absurdo eliminarla. Desafortunadamente nuestras leyes y nuestros Gobiernos han sido creados para acomodarlos a la conveniencia personal de los que desean aprovecharse de sus ventajas para lucrar en contra de los intereses de sus colaboradores, lo que ha permitido que se creen tercerizadoras con fines diferentes a lo que llevaron a la creaci?n de estas fuentes de trabajo.

El debate no es si deben o no haber tercerizadoras. Primero se debe crear una ley moderna, justa y equitativa de trabajo, que permita defender al colaborador capaz y honesto y le permita progresar, y que exija al que no lo es, al menos el cumplimiento de sus obligaciones. Esta ley debe permitir, dentro de la racionalidad, que el trabajador que desee pueda trabajar m?s, con la remuneraci?n adecuada. Debe permitirse el trabajo por horas y flexibilizar el sistema de trabajo para que el trabajador que desee progresar, pueda hacerlo. Se debe exigir a las Empresas, capacitaci?n de su personal y una actuaci?n socialmente responsable. Luego de esto, se debe delimitar correctamente el campo de acci?n de las tercerizadoras. Eliminar las que est?n fuera de ese campo y actuar honestamente, no por persecuciones ni por padrinazgos pol?ticos.

Publicado por mario.web @ 9:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios