Mi?rcoles, 20 de abril de 2011
Luis Hern?n Pa?l, Socio Fontaine y Paul Consultores, Director de USEC nos expone un caso sobre administraci?n, capacitaci?n y ?tica laboral en el que se cuestiona c?mo tomar decisiones en forma ?tica y profesional para reducir la incertidumbre e inquietud
?
Fusiones y adquisiciones ?qu? hacer con el RRHH?
Fusiones y adquisiciones ?qu? hacer con el RRHH?
Muchas veces los due?os de empresas sienten preocupaci?n por lo que va a ocurrir con la gente que trabaja con ellos si venden o fusionan su compa??a. Esta es una situaci?n que se da com?nmente, la cual que me ha tocado enfrentar varias veces en mi condici?n de director y asesor de due?os de empresas.

Las fusiones y adquisiciones son una de las formas como el mercado lleva a que los recursos se orienten a los mejores proyectos y las empresas sean administradas por la gente mas capacitada para desarrollarlas. Si bien las empresas con peores perspectivas van quedando en el camino, parte importante de su capital f?sico y humano encuentra -mas temprano que tarde- un mejor uso en las empresas que permanecen. Se genera as? un c?rculo virtuoso que redunda en mayor crecimiento, mejores oportunidades laborales, menores tasas de desempleo y mayores salarios. Lo ocurrido en la econom?a norteamericana en los ?ltimos 50 a?os es un buen reflejo de este fen?meno.

Pero la situaci?n es m?s compleja cuando se ve el tema desde la perspectiva de la empresa que se est? pensando vender o fusionar. Usualmente ello ocurre cuando se percibe un riesgo importante de que el mercado deje fuera de competencia a la empresa. De darse esto, no s?lo puede generarse una p?rdida en el patrimonio de los due?os sino que finalmente, si la empresa quiebra, tambi?n verse afectados los trabajadores, acreedores, proveedores y clientes. Luego, la duda entre permanecer con la empresa o venderla no es f?cil de resolver y no debe asumirse que la opci?n de permanecer es siempre la mejor. Ahora, si la decisi?n de los due?os finalmente es la venta o fusi?n, hay ciertos aspectos que merecen especial atenci?n.

Lo primero es hacer un esfuerzo serio por vender a quienes podr?an ser buenos due?os. Me refiero a personas que puedan llevar la empresa a ser o formar parte de una mejor empresa. Es usual que los vendedores traten de vender a aquellos que est?n dispuestos a pagar el mayor precio o fusionarse con aquellos que ofrezcan los mejores t?rminos de intercambio. Afortunadamente este criterio suele coincidir con en el de los mejores due?os, ya que en definitiva aquellos que pueden pagar m?s son normalmente los que pueden llevar a la empresa a potenciar al m?ximo sus posibilidades de desarrollo.

Lo segundo es tratar lo mejor posible a la gente, en especial a los que son despedidos y los que sufren reasignaciones de responsabilidades. Lo ideal es que el vendedor se ocupe de cancelar las obligaciones laborales de los que salen, incluidas las indemnizaciones, y no dejar esta responsabilidad al comprador para evitar eventuales perjuicios. Adem?s es deseable apoyar a la gente afectada en su proceso de reinserci?n laboral. Tambi?n es importante la entrega de informaci?n y la toma de decisiones en forma profesional para reducir la incertidumbre e inquietud que tiende a generarse.

Me genera una sensaci?n positiva el hecho que, cuando miro despu?s de varios a?os los resultados que se han obtenido en las ventas o fusiones de empresas que me ha tocado participar, veo que en una buena parte de los casos, aunque no en todos, las cosas fueron para mejor tanto para los vendedores como para la mayor?a de los trabajadores.

Luis Hern?n Pa?l
Socio Fontaine y Paul Consultores.
Director de USEC

Publicado por mario.web @ 9:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios