Mi?rcoles, 20 de abril de 2011

Fuente: Traducido del Ingles y editado para Latinoam?rica por Jose Antonio Hern?ndez Ugalde y Elizabeth G. Z??iga de Hern?ndez
Autor: P. Jes?s S?nchez Bre?a, S.J.

PR?LOGO

En el Encuentro Mundial de Vida Ascendente Internacional, realizado en Bangkok (2002), el P. Jes?s S?nchez Bre?a, vio realizado un sue?o externado en la Reuni?n en Roma, con motivo del Jubileo de los Mayores, con S.S. Juan Pablo II, y fue as? que nos acercamos m?s como Iglesia, pues ?Asia necesita de Vida Ascendente y Vida Ascendente necesita de Asia?.

Ya en el Centro Pastoral Baan Phu Waan, Tailandia, nos comparti? el P. Jes?s varios folletos. Al leer Vida Ascendente Asia nos identificamos con esp?ritu eclesial y quisimos aprovechar su contenido y experiencia y con la venia de nuestro querido Padre Bre?a nos hemos permitido traducirlo y adecuar a nuestra idiosincrasia, t?rminos o conceptos accesibles a nuestra mentalidad latinoamericana y as? tener una herramienta para el trabajo apost?lico con y para los adultos mayores, a trav?s de Vida Ascendente.

La preocupaci?n de la Iglesia por la atenci?n pastoral de los mayores es ciertamente antigua; pero se torna m?s urgente y necesaria en los ?ltimos a?os debido al aumento de este sector de la poblaci?n y al creciente abandono que sufren las personas mayores de parte de la sociedad, incluso de sus propias familias.

En numerosas oportunidades el Santo Padre S.S. Juan Pablo II se?al? la necesidad de ?priorizar? y ?centralizar? toda acci?n pastoral en la familia. El lugar de las personas mayores est? en el seno de sus propias familias, y all? merecen una atenci?n privilegiada por deber de gratitud y veneraci?n. Recordamos que en las Sagradas Escrituras se presenta al anciano como ?s?mbolo de la persona rica en sabidur?a y llena de respeto a Dios? (Eclesi?stico 25, 4-8).

Advierte tambi?n que ?aprender a envejecer requiere sabidur?a y valor?, porque la experiencia de la vejez es uno de los cap?tulos m?s dif?ciles del gran arte de vivir? (Australia, 1986).

Todos debemos sentirnos invitados a estimar y valorar a las personas de edad, acompa?arlas y ayudarlas. A su vez, los mayores deben esforzarse para asumir un rol activo tanto en la Iglesia como en la sociedad

En esta obra, pretendemos orientar las acciones en favor de las personas mayores que incluyen tambi?n a los sacerdotes ancianos y obispos em?ritos y agregamos las recomendaciones vertidas en el Programa Pastoral de la Conferencia Episcopal Argentina y por la Conferencia del Episcopado Mexicano:

1. Concientizar a los miembros de la Iglesia y a la Comunidad Nacional acerca del deber de acompa?ar y ayudar en forma integral a quienes recorren esta etapa de la vida.

2. ?Despertar en los ancianos la conciencia de que todav?a tienen una misi?n que cumplir y una ayuda que dar? y, en la medida de sus posibilidades, darles participaci?n en los diversos campos del apostolado.

3. Ayudar y animar evang?licamente a las familias que conviven con personas mayores, para que puedan retenerlos en el seno de su hogar.

4. Acompa?ar y asistir a las personas de edad que por diversos motivos deben permanecer en sus domicilios, internadas en instituciones hospitalarias, en asilos o en geri?tricos.

5. Denunciar las pr?cticas asistenciales de ?ensa?amiento terap?utico? que intentan prolongar artificialmente la vida por medios desproporcionados. Asimismo denunciar la absoluta inmoralidad de la ?eutanasia? y sus diversas formas encubiertas, pues la Iglesia condena por ser <>.

6.- Acrecentar la conciencia de la comunidad sobre el derecho de las personas de edad a recibir atenci?n espiritual y religiosa, respetando sus creencias y facilitando los medios para su pr?ctica.

7. Abogar para que los mayores obtengan jubilaciones dignas, en consonancia a una vida de trabajo mediante la cual ?han participado en la obra del Creador?, as? como la cobertura integral de sus necesidades que son espec?ficas en esta etapa de la vida.

? La Conferencia del Episcopado Mexicano exhorta a los adultos mayores y a los ancianos por su experiencia y sabidur?a, pues pueden y deben colaborar a la transformaci?n de nuestro pa?s.

? Es importante que el conformismo o la apat?a no se adue?en de la vida de los adultos y de los ancianos, por ello, la responsabilidad que tienen para con la sociedad y para el futuro de la misma es insoslayable.

? Como respuesta a la situaci?n actual del adulto mayor la Conferencia del Episcopado Mexicano, invita a la comunidad eclesial a una revisi?n de la Pastoral de la 3? y 4? edad para buscar nuevas formas y m?todos que sean m?s acordes con sus necesidades y expectativas espirituales que nos permitan elaborar itinerarios pastorales que arraiguen en el terreno de la defensa de la vida de su significado y de su destino. Carta Pastoral ?Del Encuentro con Jesucristo a la solidaridad con todos?. Conferencia del Episcopado Mexicano, 25- 03- 2000

Elizabeth Gpe. Z??iga de Hern?ndez y Jos? Antonio Hern?ndez Ugalde

Para descargar el documento completo haz click Manual de vida ascendente


Publicado por mario.web @ 10:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios