Mi?rcoles, 20 de abril de 2011
Erwin Hahn H, Vicepresidente de la Uni?n Social de Empresarios Cristianos de Chile, USEC reflexiona sobre los verdaderos indicadores para medir el ?xito empresarial.
?
Capacitaci?n = Retorno Seguro
Capacitaci?n = Retorno Seguro
Conceptos como innovaci?n, emprendimiento, flexibilidad laboral y creatividad est?n fuertemente asociados a empresas exitosas. Hoy son consideradas una vara de medici?n del ?xito, sujetos de reflexi?n en seminarios, materia de estudio y desarrollo en universidades.

Aquellas cualidades tan preciadas para la empresa moderna, sin embargo son condiciones que se dan preferentemente en empresas que no s?lo garantizan la estabilidad en los flujos de ingresos familiares y los esquemas de protecci?n social, sino que adem?s estimulan el desarrollo integral de la persona.

Diversos estudios han demostrado que en tiempos de estabilidad econ?mica, en que los mercados son capaces de absorber la fuerza de trabajo existente; que los empleos generados son de productividad creciente, y que permiten incrementos sostenidos en las remuneraciones y niveles de vida de la poblaci?n; la valoraci?n de los empleados en los rankings de medici?n de la gesti?n social de una empresa se centra preferentemente, en el desarrollo profesional.

?Por qu? la empresa debe invertir en ello?

Primero, por sentido com?n. Cuando las relaciones con el personal propio se basan en el respeto de los derechos b?sicos, ello se traduce en la identificaci?n por parte de cada trabajador con los objetivos generales de la empresa. Los resultados son obvios: empleados con la camiseta puesta e involucrados en el desarrollo de la empresa, capaces de crear redes de solidaridad y de confianza. Ello aumenta la eficiencia productiva al potenciar el esp?ritu de equipo, gener?ndose liderazgos positivos, muy necesarios en toda organizaci?n.

Segundo, por una cuesti?n de orden ?tico. El tema del trabajo como motor del desarrollo integral nos lleva a entender la empresa como un grupo humano; no s?lo como una entidad generadora de econom?as de escala, trabajo, producci?n y transformaci?n de bienes y servicios; sino como una comunidad de personas que tienen en sus manos la posibilidad de construir propuestas innovadoras que sirvan a las comunidades en las cuales se insertan.

Bajo esta visi?n se debe entender la empresa como una comunidad que a?na voluntades, inteligencias y talentos para llevar a cabo acciones que, individualmente, ser?a imposible desarrollarlas.

Y como tercer punto, la empresa debe invertir en su gente porque el desarrollo de las capacidades personales y profesionales de sus colaboradores son generadoras de valor por s? mismas.

Tomemos s?lo el caso de la innovaci?n, concepto que en s? encierra la clave de ?xito econ?mico de cualquier empresa, sea cual sea el rubro en que opere. Una cultura de innovaci?n se crea sobre tres elementos b?sicos: innovar es algo que se puede aprender; fallas y experimentaci?n son requisitos para innovar exitosamente; y los liderazgos y capacidades necesarias para innovar en un producto, servicio, proceso o experiencia, son distintos a los necesarios para que esta innovaci?n sea un ?xito comercial.

Estos elementos forman parte de la infraestructura "blanda" para adaptar comportamientos y crear una empresa innovadora. Todos ellos nacen adem?s cuando en una empresa existe un ambiente propicio para el desarrollo profesional, espacios para experimentar y fallar e instancias de aprendizaje promovidos por la propia empresa.

La entrega de las herramientas para el desarrollo integral de una persona, sea cual sean los motivos que nos mueven a ello, retornan en una mayor rentabilidad para la empresa que genera adem?s un peque?o, pero significativo, impulso al desarrollo integral del pa?s al contar este con personas m?s felices, colaborando en construir un pa?s mejor.

Erwin Hahn H
Vicepresidente de USEC

Publicado por mario.web @ 20:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios