Mi?rcoles, 20 de abril de 2011
El P. Fernando Pascual analiza la especificidad de un foro cat?lico, sus posibilidades y desaf?os.
?
Lo espec?fico de un ?foro cat?lico?
Lo espec?fico de un ?foro cat?lico?
Internet ofrece la posibilidad de comunicaciones m?ltiples, interactividad, di?logo. Una concretizaci?n de ello la encontramos en los foros y los chats, as? como en blogs (personales o de instituciones) abiertos a la participaci?n de los lectores.

Fij?monos en los foros. Permiten un di?logo ?gil y variado sobre una gama enorme de temas, con interlocutores que, por compartir un mismo idioma y unos intereses comunes, pueden participar activamente.

Aqu? entra nuestra pregunta: ?habr?a algo espec?fico en un foro que pretenda ser cat?lico para que sea realmente ?cat?lico??

La respuesta no resulta f?cil, porque cada foro existe y plasma su fisonom?a desde los foristas. Entre ellos, algunos participan de modo honesto y educado. Otros buscan simplemente re?rse de los dem?s o ?reventar? las conversaciones. Otros tienen mucha preparaci?n pero malas formas sociales. Otros son educados y tienen buena voluntad, pero pocos conocimientos y, en ocasiones, una gran confusi?n mental. Otros redactan de modo claro e inteligible, mientras que no falta quien escribe de modo cr?ptico o con much?simos errores.

Entre quienes participan en foros cat?licos, encontraremos a foristas que conocen bien su fe, otros con un barniz catequ?tico muy fr?gil y muchas ideas confusas, otros con errores doctrinales m?s o menos graves, otros con dudas sobre su fe, otros con actitudes contrarias a la moral cristiana, otros con problemas serios (de tipo psicol?gico, personal, familiar, social) que dif?cilmente pueden ser tratados en un espacio p?blico como lo es un foro de internet.

Si la direcci?n del foro no ?selecciona? a sus foristas (y muchos foros no lo hacen), el ambiente depende casi por completo de los que participan. Entre ellos, algunos tendr?n m?s tiempo y m?s recursos para aportar, por lo que podr?n ?dominar? en las conversaciones y dar?n al foro un color propio seg?n sus ideas y su modo de ser. As?, tendremos foros (o periodos de tiempo m?s o menos largos) donde dominen los temas sociales y pol?ticos, o los temas lit?rgicos, o los temas dogm?ticos, o los temas de moral sexual y familiar, o los temas anecd?ticos, o los temas de m?stica, etc?tera.

Igualmente, los foristas ?dominantes? orientar?n el clima general de foro: m?s sereno o m?s agresivo, m?s alegre o m?s serio, m?s tolerante o m?s lleno de insultos.

Corresponde a la direcci?n del foro y a los moderadores buscar caminos para que se cree un buen ambiente. Para ello, es importante invertir tiempo en formar a los foristas m?s capacitados e interesados, de manera que puedan participar cada vez mejor y crear as? un clima sano, cordial, acogedor. A la vez, hay que saber detectar y aislar, o incluso expulsar, a aquellos foristas que fomenten un ambiente negativo, que desprecien o insulten a otros foristas o a personas de la vida p?blica, que violen continuamente las reglas del foro. Querer mantener un foro sano con personajes agresivos (con ?trolls? o figuras parecidas) resulta casi imposible.

Como dijimos, el ambiente del foro depende de los foristas. Por eso, la segunda reflexi?n nos lleva a preguntar cu?l ser?a la actitud correcta y el modo de participar que refleje el que un forista es verdaderamente cat?lico.

Hay tres ideas que resultan b?sicas, que valen para el forista y, si ?l las cumple, valen para el foro: caridad, sana doctrina, adhesi?n al Papa y a los obispos.

Empecemos con la caridad. Lo m?s contrario al cristianismo es la soberbia, el insulto, el discutir por discutir, el rencor, el odio, el deseo de venganza. Ser?a muy triste encontrarse en un foro cat?lico con foristas que, amparados en el anonimato de un ?nick? o sobrenombre, caigan en actitudes tan antievang?licas.

En cambio, el ambiente de un foro llega a ser verdaderamente cat?lico cuando hay algo m?s profundo que el respeto: amor. Por amor el forista cat?lico busca c?mo entender al otro, le da opci?n para corregir posibles errores, le ayuda para que avance hacia la verdad, le ofrece su amistad profunda y sincera, se esfuerza por interpretarlo de la mejor manera posible y con el m?ximo respeto hacia su persona.

Es normal que algunos temas generen tensiones o que uno sienta bullir la sangre ante la obstinaci?n de un participante, incluso ante la malicia de alg?n forista que busca s?lo crear mal ambiente. En esos casos, una actitud serena y digna ayuda mucho m?s a ganarse los corazones y a crear un clima diferente que una respuesta dura y condenatoria, a veces llena de agresividad o de odio, que s?lo sirve para empeorar el clima y para provocar en muchos lectores una profunda pena al leer ciertas participaciones en un foro cat?lico.

La segunda idea: la sana doctrina. En la situaci?n actual, hay cat?licos que tienen una formaci?n en su fe m?s o menos mediocre, mezclada muchas veces con elementos culturales y con lecturas que han provocado un sincretismo extra?o a la fe cat?lica. Otros han recibido una informaci?n distorsionada, y piensan y participan seg?n ideas liberales, ?progresistas?, marxistas, etc.

Al leer ciertas participaciones se perciba una profunda falta de catequesis de base y una confusi?n intelectual que permite juntar, por ejemplo, el Evangelio con tradiciones budistas o escritos de Freud, en un coctel peligroso en el que al final el dogma de la Trinidad se mezcla con ideas vagas sobre la reencarnaci?n, donde despu?s de la misa hay tiempo para leer el hor?scopo, donde uno reza a la Virgen y lee obras del New Age...

Por eso resulta tan importante contar con foristas bien preparados, a los que tambi?n les caracterice una actitud respetuosa y llena de caridad cristiana. Con esa actitud podr?n tender la mano a quienes entran al foro con buena voluntad y con dudas o confusiones que empiezan a superarse, principalmente, desde la ayuda de Dios, pero tambi?n con la acci?n de foristas que conocen y viven la fe cat?lica.

La tercera idea que caracteriza al buen forista y al buen foro cat?lico es la adhesi?n al Papa y a los obispos, es decir, al Magisterio cat?lico.

Un forista deja de ser cat?lico si el criterio ?ltimo de las propias afirmaciones no es la verdad de la fe tal y como la exponen y ense?an el Papa y los obispos, sino criterios personales, o modos extra?os de leer la Biblia, o la adhesi?n a algunos concilios y el desprecio hacia otros concilios, etc?tera.

El forista cat?lico act?a, ciertamente, como individuo particular, como miembro de la Iglesia que deber?a ser fiel a la doctrina cat?lica y vivir la caridad. Sus actos, sus aportaciones, no reflejar?n la belleza del catolicismo si se aparta de los dogmas, si pisotea la caridad, si critica y desprecia las ense?anzas del Papa y de los obispos.

Entonces, ?qu? ser?a lo espec?fico de un ?foro cat?lico?? Lo espec?fico ser?a la presencia de un buen n?mero de cat?licos que amen a Dios, que conozcan su fe, que vivan el mandamiento de la caridad. Foristas que sepan evitar ?discordias, envidias, iras, disputas, calumnias, murmuraciones, insolencias, des?rdenes? (cf. 2Co 12,20). Foristas que huyan de ?discusiones necias, genealog?as, contiendas y disputas sobre la Ley, porque son in?tiles y vanas? (Tt 3,9). Foristas que se dedican a lo esencial, que saben edificar, con su buena conducta, incluso a los que critican a la Iglesia. Lo cual implica, entre otras cosas, que el forista cat?lico sea ejemplar en el cumplimiento de las reglas y en el respeto a los moderadores, en el lenguaje correcto y en la educaci?n al tratar con todos.

Foristas, en definitiva, que sepan dar raz?n de su esperanza, con ?dulzura y respeto?, con una ?buena conciencia?, de forma que ?aquello mismo que os echen en cara, sirva de confusi?n a quienes critiquen vuestra buena conducta en Cristo? (1Pe 3,15-16).

Vale para los foristas cat?licos lo que san Pablo ped?a a los cristianos de ?feso: ?No salga de vuestra boca palabra da?osa, sino la que sea conveniente para edificar seg?n la necesidad y hacer el bien a los que os escuchen. No entristezc?is al Esp?ritu Santo de Dios, con el que fuisteis sellados para el d?a de la redenci?n.

Toda acritud, ira, c?lera, gritos, maledicencia y cualquier clase de maldad, desaparezca de entre vosotros. Sed m?s bien buenos entre vosotros, entra?ables, perdon?ndoos mutuamente como os perdon? Dios en Cristo? (Ef 4,29-32).

No es correcto concluir sin hablar de la acci?n del Esp?ritu Santo en las almas. El forista cat?lico buscar? tener un coraz?n orante, capaz de abrirse a Dios antes de participar y poner sus ideas en el foro, y capaz de descubrir la acci?n del Esp?ritu en el coraz?n de los dem?s foristas.

Es cierto que a veces notar?, con tristeza, c?mo hay almas encerradas en sus ideas, incapaces de abrirse a Cristo y a su Iglesia. Pero tambi?n percibir?, con profunda alegr?a, que otras almas se abren, poco a poco, hasta llegar a dar un ?s? sincero a Dios en sus vidas. Lo cual ser?a la mejor se?al de que un foro es, realmente, cat?lico...

Publicado por mario.web @ 21:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios