Mi?rcoles, 20 de abril de 2011
?Cu?les son algunas de las reponsabilidades del empresario cat?lico con relaci?n a sus colaboradores? Los expertos de la Uni?n Social de Empresarios de M?xico (USEM) nos hablan de la confianza, la particcipaci?n y la colaboraci?n en la empresa.
?
La empresa, comunidad que exige participaci?n
La empresa, comunidad que exige participaci?n
La empresa es una comunidad de personas que se re?nen para trabajar y a la que dedican aproximadamente hasta tres cuartas partes de su tiempo disponible. En promedio, durante ocho horas diarias, cinco o seis d?as de la semana, un grupo de personas convive permanentemente en una actividad productiva que les exige no solamente la colaboraci?n en el trabajo, sino tambi?n la creaci?n de relaciones interpersonales de cordialidad y mutua ayuda, derivadas del inter?s com?n de progresar conjuntamente.

El empresario que descuida la creaci?n de este ambiente no est? cumpliendo una obligaci?n elemental con sus colaboradores, aun cuando se adhiriera a la letra de sus contratos laborales.

El primer paso para lograr este ?mbito de comprensi?n humana en el seno de la empresa debe consistir en la sustituci?n del concepto anticuadamente anacr?nico de la lucha de clases por el m?s moderno, justo y humano de participaci?n y colaboraci?n dentro de la empresa.

Es preciso que con hechos los empresarios demuestren a sus colaboradores que sus intereses no son contrapuestos sino comunes, y que la ?nica forma real con que cuentan unos y otros para progresar personalmente es participar y colaborar en la empresa en la que trabajan.

Adem?s, el aumento de la productividad es, a la larga, el ?nico medio sano de aumentar los salarios reales de los colaboradores y las utilidades de los accionistas.

Dar confianza

Muchos expertos aseguran que para que la empresa pueda funcionar como una comunidad debe haber confianza. En este sentido, pi?nsese que la informaci?n sincera y rec?proca engendra la confianza, y la confianza engendra solidaridad. La confianza se gana, se merece, se construye.

El l?der no debe tener como objetivo sino el bien com?n. Un l?der no es un l?der si no ve claramente ese objetivo; debe deliberar sobre ?l con su equipo y obtener su acuerdo en y por la informaci?n, sin disimulaci?n. La informaci?n misma prepara, empuja a sus hombres a la acci?n; cada uno ve en ella su papel, cada uno encuentra en ella su motivaci?n.

Conocer la realidad, informarse de la realidad, obtener informaciones sobre la realidad, son los grandes deberes del l?der y la condici?n de la acci?n. El noventa y nueve por ciento de las acciones de las personas fracasan porque sus acciones son decididas partiendo de una imagen apasionada, parcial, abstracta de la realidad.

Publicado por mario.web @ 21:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios