Mi?rcoles, 20 de abril de 2011
Vivir la paz de Dios mediante el recurso a los Sacramentos, para luego transmitirla al mundo necesitado de paz
?
El mundo no puede dar la paz que s?lo se encuentra en Cristo
El mundo no puede dar la paz que s?lo se encuentra en Cristo
Queremos dar gracias a Dios por haberle dado a su pueblo, elegido y formado en medio de todas las gentes, el bien inestimable de la paz, ?de su paz!"

"Al mismo tiempo ?agreg?-, renovamos la toma de conciencia de la responsabilidad conectada a este don: la responsabilidad de la Iglesia de ser constitutivamente signo e instrumento de la paz de Dios para todos los pueblos".

Al respecto, el Pont?fice record? que "he tratado de hacerme transmisor de este mensaje acerc?ndome recientemente a la sede de la ONU para dirigir mi palabra a los representantes de los pueblos"; pero advirti? que "no es solo en estos eventos en ?las cumbres? en los que se debe pensar. La Iglesia realiza su servicio a la paz de Cristo sobre todo en la presencia y acci?n cotidianas en medio de los hombres, con la predicaci?n del Evangelio y con los signos de amor y de misericordia que la acompa?an".

Benedicto XVI subray? que "entre estos signos, cabe subrayar "principalmente el Sacramento de la Reconciliaci?n, que Cristo resucitado instituye en el mismo momento en que entrega a sus disc?pulos el don de su paz y de su Esp?ritu".

"?Cu?n importante y lamentablemente no suficientemente comprendido es el don de la Reconciliaci?n, que pacifica los corazones! La paz de Cristo se difunde solo a trav?s de corazones renovados de hombres y mujeres reconciliados y convertidos en servidores de la justicia, dispuestos a difundir en el mundo la paz con la sola fuerza de la verdad, sin caer en compromisos con la mentalidad del mundo, porque el mundo no puede dar la paz de Cristo: es as? como la Iglesia puede ser fermento de aquella reconciliaci?n que viene de Dios. Puede serlo s?lo si permanece d?cil al Esp?ritu y da testimonio del Evangelio, s?lo si lleva la Cruz c?mo y con Jes?s. ?Precisamente esto es lo que testimonian los santos y santas de todo tiempo!"

Poco despu?s, al concluir la Misa, el Santo Padre record? que "el Esp?ritu consagra la persona y la hace al mismo tiempo miembro vivo del Cuerpo m?stico de Cristo, part?cipe de la misi?n de testimoniar su amor. Y esto se realiza mediante los Sacramentos de la iniciaci?n cristiana: el Bautismo y la Confirmaci?n".

Benedicto XVI record? que los sacramentos de iniciaci?n cristiana, el Bautismo y la Confirmaci?n forman parte de su Mensaje para la pr?xima Jornada Mundial de la Juventud 2008; y se?al? que "hoy quisiera extender la invitaci?n a todos: redescubramos, queridos hermanos y hermanas, la belleza de ser bautizados en el Esp?ritu Santo; retomemos la conciencia de nuestro Bautismo y de nuestra Confirmaci?n, fuentes de gracia siempre actual".

Publicado por mario.web @ 21:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios