Mi?rcoles, 20 de abril de 2011
Desde su juventud como estudiante brillante, Olivier Sachs era ateo convencido. Alcanz? el ?xito en las finanzas en Nueva York, cargos de importancia en la banca en la City de Londres, en Zurich. Felizmente casado, con tres hijos preciosos, dinero de sobr
?
Olivier Sachs: la conversi?n del banquero que lo ten?a todo
Olivier Sachs: la conversi?n del banquero que lo ten?a todo

Por insistencia de unos amigos, en 2004 se apunt? a un Curso Alpha en Londres: ??por qu? no intentarlo? Soy un ateo convencido, me gusta el reto intelectual y tengo mucho tiempo. No me van a lavar el cerebro. De hecho, podr?a ser bastante divertido.?

Publicamos un extracto de su testimonio, aparecido en ingl?s en Alpha News, revista editada en Londres, en la iglesia Holy Trinity Brompton.


Un joven genio de las finanzas

Nac? y crec? en Par?s. No me bautizaron ni me dieron una educaci?n religiosa de ni?o. Mi padre es ateo y mi madre es cat?lica.

A los 16 a?os me propusieron encontrarme con un grupo de gente de distintas religiones, para conocer sus creencias y decidirme sobre qu? creer. Por ejemplo, el t?o de mi madre era fuertemente cat?lico, y hab?a personas jud?as. Y le? libros sobre otras religiones.

Decid? que no cre?a que hubiese un Dios. Estudi? ciencia y llegu? a ser un ateo racionalista, convencido.

A los veinte a?os entr? en la Escuela Polit?cnica con muy buenas notas, acab? mi carrera e hice tres a?os m?s de ingenier?a civil y econom?a. Estaba convencido de ser lo mejor de lo mejor, la ?lite de la sociedad francesa, que el ?xito era m?rito m?o y que era m?s inteligente que los dem?s. Era arrogante, ego?sta y ambicioso.



En 1985, con 24 a?os, estaba en Nueva York cuando empezaban a abrirse los mercados financieros. All? descubr? el mundo de las finanzas y los bancos. Y pens?: ?Esto es lo que quiero. Quiero hacer dinero?.

Mi vida rom?ntica segu?a el ritmo del resto de mi vida: muy ego?sta. De los 23 a 31 a?os tuve una novia a largo plazo, pero no estaba completamente comprometido. Yo ten?a una carrera exitosa en Londres, era el t?pico chico de oro y amasaba cantidades absurdas de dinero.

Amor instant?neo

En 1991 el banco me invit? a volver a Par?s, lo que era una promoci?n. Mi equipo all? supo que hab?a roto con mi novia de siempre y se daban cuenta que estaba un poco perdido y triste. Me invitaron a una fiesta y all? conoc? a Valerie. Fue amor instant?neo para los dos. Yo ten?a 31 a?os, ella, 27.

Me declar? a Valerie en el d?a de San Valent?n de 1993 y dijo ?s?. Su familia era cat?lica y muy cristiana. Sab?an que yo era ateo pero realmente me acogieron en su hogar. Hab?a algo diferente en ellos.

Valerie ten?a fe pero no iba a la iglesia con regularidad. Hablamos de nuestras creencias y dijo que quer?a casarse por la iglesia y bautizar nuestros hijos. Y yo no ten?a objeci?n. Nos casamos en una gran boda en Francia en una iglesia cat?lica el 29 de abr?l de 1994. Viv?amos en Londres, me iba muy bien y a?n me motivaba completamente el dinero.

A mi amigo Mark y a m? nos invitaron a ser profesores en una grande Ecole de Par?s, algo muy inusual para gente de nuestra edad. Iba a Francia cada fin de semana a dar conferencias. Y pensaba: ?No s?lo soy un t?o importante en la City en Londres, sino tambi?n profesor en esta famosa escuela de Francia?.

Despu?s, el banco me invit? a ir a Suiza, a la oficina principal de Zurich, y all? est?bamos en 1995. Estuvimos cinco a?os. Profesionalmente fue un gran ?xito para m?, y all? nacieron nuestros tres hijos: Charlotte, 10 a?os, Valentine, 8, y Sebastien, 6.

Cautivado por la belleza

En Suiza empec? a interesarme por el arte y el coleccionismo. Compr? mis primeras esculturas y pinturas. Como en todo lo que hac?a, era bastante perfeccionista y quer?a aprender mucho del tema, y si est?s interesado en los grandes maestros, tienes que aprender de sus temas religiosos.

Realmente me tocaron algunas obras de arte y la inspiraci?n espiritual tras ellas, como la Piet? de Miguel ?ngel. Hab?a una fuerte sensaci?n de que ?l hab?a tenido una inspiraci?n divina. Inconscientemente, aquello me toc?.

Volvimos a Londres en el 2000. Para entonces mi amigo Mark se hab?a casado con Florence y enpezaron a hablarnos de su iglesia, Holy Trinity Brompton (HTB) y del Curso Alpha. Me preocupaba bastante que fuera una secta.



Yo hab?a conseguido un estilo de vida bastante confortable, y la ?nica raz?n para seguir trabajando era bastante futil: mantener mi fuerte ego en una cultura de triunfadores mostrando que pod?a ser a?n m?s triunfador y continuar coleccionando obras de arte. Estaba m?s y m?s tentado a dejar de trabajar.

En este tiempo Mark se tom? una temporada sab?tica para intentar convencer a algunos obispos clave de la Iglesia cat?lica en Francia de que usaran Alpha. Y empezaron Alpha en Francia.

En el 2001 Mark y Florence nos dijeron: ?En HTB est?n haciendo un Curso de Matrimonios. No es religioso?. Y pens?: ??Por qu? no ir? Tenemos un buen matrimonio, pero siempre puedes mejorarlo. Vamos.?

Hab?a entre 30 y 50 parejas. Fue una oportunidad para descubrir que la gente en HTB era normal, m?s a?n, geniales, amigables e inteligentes. Mark y Florence impart?an Alpha en Francia, y nos contaban esas incre?bles historias de peque?os milagros que pasaban en los cursos. Yo simplemente pensaba que se autoenga?aban.

Dej? el banco en 2003. Pas? un a?o yendo a museos y subastas de arte. Pasaba mucho tiempo con mi familia y de vacaciones. Era genial.

?Me gusta el reto intelectual?

Y pens?: ?Bien, hacen el curso Alpha en HTB, ?por qu? no intentarlo? Soy un ateo convencido, me gusta el reto intelectual y tengo mucho tiempo. Conozco la gente de HTB, son inteligentes e interesantes. No me van a lavar el cerebro. De hecho, podr?a ser bastante divertido.? Habl? con Valerie y decidimos ir juntos.

Fuimos a Alpha Matutino (el curso diurno de Alpha) en enero de 2004. Pens? que la gente era muy agradable, pero a?n me manten?a a la defensiva pensando: ?Esta gente se autoenga?a, de una manera u otra?. Decid? que eran sinceros pero que se enga?aban.

Encontr? las charlas interesantes, me gustaba su aproximaci?n sistem?tica y racional porque soy una persona muy racional. Siempre hab?a estado convencido de que el cristianismo estaba equivocado, lleno de contradicciones, que no ten?a sentido. ?Y el comportamiento contradictorio de la Iglesia a lo largo de la historia!

Pensaba: ?No hay manera de reconciliar todo esto, as? que no puede ser verdadero?. Pasaban las semanas, y segu?a dici?ndo a la gente: ?Soy ateo, no me creo todo esto?, pero no agresivamente.

Hac?a preguntas todo el rato, buscaba comprobaciones, lecturas y referencias cruzadas, dobles y triples. A lo largo del curso me di cuenta de que en el supuesto de que creas en Dios entonces hab?a una l?gica y todo el tema se hac?a plausible. ?Era un supuesto grande!

Un asunto que resultaba ser un gran problema para m? era lo del salto de fe. Simplemente no pod?a captar a qu? se refer?an. ?C?mo puedes decidir que vas a creer en algo? ?O lo crees o no lo crees!

?Deseaba que algo me sucediese?

Fuimos al fin de semana Alpha a Chichester. Nos llevamos los ni?os y nos encant?. Tuvimos la sesi?n del Esp?ritu Santo el s?bado por la tarde. Esperaba que hubiese rayos o algo as?, ve?a muchas cosas sucediendo a la gente a mi alrededor, pero nada pasaba conmigo. ??Es que se enga?an o soy la ?nica persona racional aqu???, pensaba. Pero tambi?n sab?a que deseaba que algo me sucediese.

Fui a Nicky Gumbel [el fundador de Alpha que impart?a el curso] y le ped? que rezara por m?. Y me dirigi? en una oraci?n. Fui feliz de decir la oraci?n y pienso que fue genuina. La oraci?n era b?sicamente: ?Perd?n (por lo que he hecho mal), gracias (por morir por m?, aunque esto no lo entend?a realmente), por favor (ven a mi vida)?.

Aquel primer curso Alpha respondi? a la mayor?a de mis inquietudes intelectuales sobre el cristianismo. Ahora empezaba a mirar mi vida ligeramente diferente.

Regalos de Dios

?No pod?a ser que todo lo que hab?a conseguido no fuese por m?rito m?o sino regalos de Dios? Inconscientemente me iba dando cuenta de que el Se?or hab?a sido paciente y bueno conmigo. ?l me hab?a dado todos estos regalos, bendiciones y libertad que me hab?an permitido triunfar en el mundo humano.

Me hab?a dado todo lo que quer?a: una esposa maravillosa, una familia fant?stica, una gran casa. Pero a?n no estaba seguro, no habr?a dicho que era cristiano en ese momento, estaba en proceso, pero deb?a tener algo de fe, porque cada d?a rezaba y le?a la Biblia. Realmente algo estaba cambiando.

Valerie hab?a disfrutado del curso y su fe hab?a reavivado completamente. Nos invitaron a ayudar en el siguiente curso Alpha Matutino.

En este curso lleg? el segundo elemento: el salto de fe. Ve?a tantas vidas transformadas a mi alrededor, m?s all? de la comprensi?n humana que ten?a que ser verdad. Un d?a, caminando por la calle, me di cuenta de que yo era cristiano. Fue el 2 de marzo de 2004.

Me bautic? en junio de 2004 al acabar el segundo curso, y me confirm? en diciembre con el obispo de Londres.

Dios nos equipa

Ahora, dos a?os despu?s [diciembre 2006], ha habido un gran cambio en mi vida. Desde fuera no se nota, porque vivimos el mismo estilo de vida, pero ha cambiado dram?ticamente. Continuamos ayudando en los siguientes cursos y acudimos a los servicios del domingo. Tambi?n me pidieron ayudar en Alpha en el lugar de trabajo, por mi historial laboral. Tenemos 35 cursos en el Reino Unido y quiero hacer un curso con mis antiguos empleados.

Ayudamos a Mark y Florence en Alpha Francia. Por mi hambre acad?mica estoy en la escuela de teolog?a de HTB. Valerie y yo estudiaremos juntos el Curso de Biblia. Valerie ha vuelto a la guitarra y dirige la adoraci?n. Sabemos que alg?n d?a esta ?poca de nuestras vidas en HTB acabar? y se nos llamar? a hacer algo m?s. Pienso que Dios nos est? equipando para ello.

Publicado por mario.web @ 21:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios