Viernes, 22 de abril de 2011
Mientras sigamos siendo libres
Max Silva Abbott profundiza en la libertad de opini?n y el derecho a la informaci?n tomando ciertos ejemplos de atentados contra la verdad.
?
Mientras sigamos siendo libres
Mientras sigamos siendo libres
A la par que la libertad de opini?n y el derecho a la informaci?n son proclamados a diestra y siniestra, desde hace bastante tiempo se est? produciendo un fen?meno inquietante y peligroso que se encuentra en las ant?podas de tales derechos.

En efecto, hay muchas cosas que debieran saberse y se ignoran, y en otros casos, se ha impuesto una ?verdad oficial? contra la que est? prohibido oponerse, en atenci?n a no ser ?pol?ticamente correcto?. Hay varios ejemplos de todo tipo, tomados al azar.


Uganda ha sido el ?nico pa?s del mundo que ha podido bajar las cifras de contagio del sida, promoviendo la abstinencia, luego la pareja ?nica, y el ?ltimo lugar, el cond?n. El resultado ha sido francamente espectacular, porque a principios de los 90, la poblaci?n portadora ascend?a a cerca del 20%, y actualmente oscila entre el 6 y 7%. Sin embargo, esto es algo que casi no se dice, e incluso ha sido duramente criticado a nivel internacional.

A mediados de a?o, un experto de fama mundial de la Universidad de Kansas demostr? que el feto siente dolor desde etapas muy precoces de su gestaci?n; pero parece que es una noticia que los abortistas no han sentido en lo m?s m?nimo.
Europa vive un horrible invierno demogr?fico, al punto que de seguir as? las cosas, la conquista isl?mica del Viejo Continente, que no pudo realizarse por las armas en los siglos pasados, se lograr? finalmente por la inmigraci?n y la resistencia europea a tener hijos, demasiado preocupados de su propio bienestar.

Pero all? casi nadie se atreve a criticar la ?emancipaci?n de la mujer? de las ?ltimas d?cadas, o a defender la familia como realidad natural, ni para qu? hablar de criticar la anticoncepci?n o al mismo aborto.

Hay varios estudios respecto de la homosexualidad que muestran los graves problemas sanitarios que ella provoca de ser vivida activamente, y los reales tiempos de convivencia (muy breves) de sus parejas; pero esto no se divulga, siendo un tema tab?.

Un informe de mediados de a?o se?alaba que el trasplante de c?lulas madre en animales produc?a tumores; mas el empecinamiento por obtener y experimentar con c?lulas madre embrionarias contin?a, y no parece preocuparse por nimiedades.

Recientemente en Espa?a se denunciaba la sistem?tica negaci?n a reconocer y difundir los estudios del llamado ?s?ndrome post-aborto?; pura casualidad, sin duda alguna.

Hace muy poco, un estudio se?alaba que a diferencia de la versi?n oficial, en algunos pa?ses la forestaci?n ha aumentado en los ?ltimos a?os, aun cuando a nivel global el resultado siga siendo negativo; pero parece que actualmente es un delito negar el llamado ?holocausto clim?tico?.

Finalmente, en febrero, el historiador brit?nico David Irving fue condenado en Austria a tres a?os de c?rcel por negar el Holocausto, pese a haberse retractado (para no ser condenado a diez); con lo cual hay que tener cuidado con lo que se investiga en historia.

Son s?lo algunos ejemplos en distintas ?reas. Por eso, ?cu?nto durar? el derecho de pensar diferente? El problema es que la ciencia realmente puede florecer en un ambiente de libre discusi?n, que tolera las discrepancias y, sobre todo, est? abierta a la verdad, aunque no coincida con los deseos de sus protagonistas. Lo contrario es asistir a un dogmatismo cient?fico, y en algunos casos, a una aut?ntica caza de brujas.
?- ?-? -??????-?
Max Silva Abbott
?

Publicado por mario.web @ 9:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios