Viernes, 22 de abril de 2011
Empezar? con una peque?a historia. Una ni?a, a la que llamaremos Rosita, es la principal protagonista. Rosita era pobre, hija de una madre viuda. El barrio en que viv?an ten?a muchas carencias. La ni?a asist?a a una escuela parroquial atendida por religio
?
La Oraci?n del Empresario
La Oraci?n del Empresario


Empezar? con una peque?a historia. Una ni?a, a la que llamaremos Rosita, es la principal protagonista. Rosita era pobre, hija de una madre viuda. El barrio en que viv?an ten?a muchas carencias. La ni?a asist?a a una escuela parroquial atendida por religiosas. Y en medio de sus carencias lo que m?s deseaba era comer pan con mantequilla. Un lujo que era inaccesible con los reducidos ingresos de su madre. Pero Rosita oy? de labios de la religiosa que les daba su clase de religi?n, que la oraci?n era la fuerza del ser humano y la debilidad de Dios, o en otras palabras, que todo lo que se pidiera con fe, infaliblemente Dios lo conceder?a.


Animada por esta afirmaci?n, se le ocurri?, al rezar con las dem?s ni?as el Padre Nuestro, decir: ? danos hoy el pan nuestro con mantequilla ?. Lo que provoc? una risa general en la clase. Pues bien, otra ni?a, le cont? a su propia madre que hab?an re?do mucho al rezar en clase, porque una ni?a rezaba el Padre Nuestro muy chistoso. Y le cont? lo que acabo de narrar. Esta madre ten?a mejor posici?n y se decidi? a ser la mano invisible de la Divina Providencia.

Dio orden al lechero de que todos los d?as dejara junto con la leche una barra de mantequilla en la morada de Rosita. Desde entonces nunca le falt? mantequilla para su pan. Por lo que Rosita llamaba a esta mantequilla, ? la mantequilla del Ni?o Dios ?. ? Y esta historia qu? tiene que ver con el empresario ? Mucho. En el relato me llaman la atenci?n cuatro personajes: la madre de Rosita, ?sta misma, el lechero y la dama bondadosa.

En ellos yo veo cuatro maneras de orar aplicables a la oraci?n del empresario. La madre de Rosita trabajaba y con lo que ganaba no pod?a satisfacer el deseo de su hija. El empresario, por mucho que se fatigue, piense, cree, invente, diversifique su mercado y asuma su responsabilidad de crear riqueza para s?, para su familia, para sus colaboradores y para la poblaci?n en general, no puede satisfacer todas sus necesidades y deseos. En tal caso su oraci?n ha de ser, como la del Evangelio: ? Se?or, he hecho todo lo que puedo, soy un siervo in?til. Lo dem?s lo tienes que hacer t? solo?. En Rosita veo al empresario que est? pasando por dificultades, humanamente insuperables.

Por eso siente que le fallaron sus planes y aun llega a dudar de su vocaci?n de empresario. Los amigos, su inteligencia y su audacia, aun su fortuna ahorrada en los tiempos buenos, parecen que todo y todos lo han dejado solo. Cierto es que es el momento de ingeni?rselas para no hundirse y arrastra a cuantos dependen de ?l al fracaso. Tambi?n es el tiempo de orar con humildad, doblar su cabeza y como un ni?o arrodillarse y pedir confiadamente a su Padre Dios. Es la hora de orar con plena confianza en el apoyo que Dios no niega a los humildes. El lechero es como cualquier empresario, un medio, un instrumento inteligente y libre para que Dios por ?l d? casa, comida, vestido y sustento a otras personas, colaboradores, accionistas, proveedores, clientes y otros como son los gobernantes y los indigentes.

Una vez los disc?pulos de Jes?s, encargados por ?l de alimentar a una multitud ? ? Dadles de comer ?-, haciendo sus c?lculos vieron que no ten?an consigo lo suficientes para cumplir con esa misi?n y as? se lo hicieron ver al Maestro. Y ?l lo resolvi?, pero no directamente por ?l sino confirm?ndolos en su vocaci?n de servicio. El empresario es un hombre eminentemente pr?ctico, un hombre influyente en la sociedad..... un hombre de poder. Que no vaya a caer en el absurdo de creerse que sus ?xitos solo son suyos y que no necesita de Dios. Y que por eso no ora.

Es la ?poca en que m?s necesita orar, con una oraci?n de gratitud y de alabanza al Se?or. En la dama bondadosa veo al empresario que da lo suyo ? talento, riqueza, educaci?n, audacia, voluntad f?rrea y perseverante, cualidades de liderazgo, y otras - para el bienestar y el bienser de otras personas-. Viene a ser el brazo potente de la Providencia Divina a su servicio y al servicio de los dem?s. Estos son sus colaboradores que obtienen de la empresa un medio digno de vivir como personas humanas y una seguridad econ?mica para sus familias. ?Cu?ntos empleos se necesitan hoy! Tambi?n la empresa sirve a la sociedad, que por eso ha de progresar econ?mica y moralmente. Y tambi?n, de una manera invisible en s?, pero muy notable en sus frutos est?n las obras culturales y de misericordia que viven de la empresa y, principalmente de la iniciativa del empresario.

Su oraci?n por eso, debe ser : ? ? Dame m?s, Se?or, para que pueda dar m?s a tus hijos y no vayan a perecer de hambre de justicia, de solidaridad y de amor ?? Finalmente, quiero terminar, recordando que todav?a en tiempos no muy remotos, los labradores iban al campo cantando ?el alabado?, que era una mirada a lo alto, a Dios, para darle las gracias y para pedirle su protecci?n con buena salud, con buenos temporales y con abundantes cosechas. ?No ser?a factible que el empresario USEM, que adem?s de hombre de empresa es cristiano, empezara cada d?a, con una oraci?n de alabanza por lo que ha recibido en su vocaci?n tan especial, incomprendida para muchos, pero tan noble y tan necesaria?. La sociedad en que nos ha tocado vivir, tiene muchos problemas pero tambi?n tiene muchas esperanzas que en gran parte descansan en los hombres de empresa. ?Ser?a demasiado exigente sugerir al empresario de aqu? y de ahora que pidiera la protecci?n del Se?or para cumplir cabalmente con su cometido? En este sentido de su oraci?n podr?a ser como la que anta?o pronunciaban nuestros padres: ? Se?or Dios, no nos dejes de tu mano.?


Publicado por mario.web @ 10:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios