S?bado, 23 de abril de 2011


Evangelio

Del santo Evangelio seg?n san Mateo 26, 14-25

En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue a ver a los sumos sacerdotes y les dijo: ??Cu?nto me dan si les entrego a Jes?s??. Ellos quedaron en darle treinta monedas de plata. Y desde ese momento andaba buscando una oportunidad para entreg?rselo.


El primer d?a de la fiesta de los panes ?zimos, los disc?pulos se acercaron a Jes?s y le preguntaron: ??D?nde quieres que te preparemos la cena de Pascua??. ?l respondi?: ?Vayan a la ciudad, a casa de fulano y d?ganle: ?El Maestro dice: Mi hora est? ya cerca. Voy a celebrar la Pascua con mis disc?pulos en tu casa? ?. Ellos hicieron lo que Jes?s les hab?a ordenado y prepararon la cena de Pascua.


Al atardecer, se sent? a la mesa con los Doce y mientras cenaban, les dijo: ?Yo les aseguro que uno de ustedes va a entregarme?. Ellos se pusieron muy tristes y comenzaron a preguntarle uno por uno: ??Acaso soy yo, Se?or??. ?l respondi?: ?El que moja su pan en el mismo plato que Yo, ?se va a entregarme. Porque el Hijo del hombre va a morir, como est? escrito de ?l; pero ?ay de aquel por quien el Hijo del hombre va a ser entregado! M?s le valiera a ese hombre no haber nacido?. Entonces pregunt? Judas, el que lo iba a entregar: ??Acaso soy yo, Maestro??. Jes?s le respondi?: ?T? lo has dicho?.

Oraci?n introductoria

Se?or, necesito fortalecer mi esp?ritu distra?do y pusil?nime para no caer en la tentaci?n. Permite que tu Palabra sea mi fortaleza, el alimento de mi alma, el ?agua viva? que calma mi sed.

Petici?n

Jes?s, que te pueda escuchar y te acepte como el gu?a de mi vida.

Meditaci?n

?En la liturgia de hoy el evangelista san Mateo propone a nuestra meditaci?n el breve di?logo que tuvo lugar en el Cen?culo entre Jes?s y Judas. ??Acaso soy yo, Rabb???, pregunta el traidor del divino Maestro, que hab?a anunciado: ?Yo os aseguro que uno de vosotros me entregar?. La respuesta del Se?or es lapidaria: ?S?, t? lo has dicho?. (?) Cuando el traidor abandona el Cen?culo, se intensifica la oscuridad en su coraz?n ?es una noche interior?, el desconcierto se apodera del esp?ritu de los dem?s disc?pulos ?tambi?n ellos van hacia la noche?, mientras las tinieblas del abandono y del odio se condensan alrededor del Hijo del Hombre, que se dispone a consumar su sacrificio en la cruz.

En los pr?ximos d?as conmemoraremos el enfrentamiento supremo entre la Luz y las Tinieblas, entre la Vida y la Muerte. Tambi?n nosotros debemos situarnos en este contexto, conscientes de nuestra ?noche?, de nuestras culpas y responsabilidades, si queremos revivir con provecho espiritual el Misterio pascual, si queremos llegar a la luz del coraz?n mediante este Misterio, que constituye el fulcro central de nuestra fe? (Benedicto XVI, 4 de abril de 2007).

Reflexi?n apost?lica

?Lean la Pasi?n del Se?or durante el tiempo de la lectura evang?lica seg?n la siguiente modalidad: el mi?rcoles santo, la Pasi?n seg?n san Mateo; el jueves santo, la Pasi?n seg?n san Marcos; el viernes santo, la Pasi?n seg?n san Juan; y el s?bado santo, la Pasi?n seg?n san Lucas? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 448.

Prop?sito

Hacer una buena Confesi?n para vivir muy unido a Cristo durante esta Semana Santa.

Di?logo con Cristo

Jes?s m?o, no permitas que traicione tu amor. A veces no te he querido escuchar, no me he confiado en tus manos, me he desesperado cuando surge la dificultad, pero eso no quita que deseo ser fiel. Ay?dame a crecer en el amor, ay?dame a verte en los dem?s, especialmente en los que est?n m?s cerca, porque ?se es el camino en que T? quieres que te encuentre.

?La pasi?n del coraz?n de Cristo es mil veces m?s fuerte que la pasi?n f?sica de su cuerpo. Con cu?nto gusto sufrir?amos m?s nosotros una llaga, un dolor, una enfermedad antes de sufrir una traici?n o negaci?n de un hermano y amigo?

(Cristo al centro, n. 581).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 13:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios