S?bado, 23 de abril de 2011

Fuente: conoze
Autor: .

El crecimiento continuo del movimiento New Age es una de entre tantas manifestaciones del retorno religioso en forma de neopaganismo y de gnosis. El New Age propone una forma nueva de religiosidad que, por algunas manifestaciones propias, que ya analizaremos, coincide con el sentimiento religioso contempor?neo.

Pero, ?qu? es exactamente el New Age? ?Una nueva moda religiosa? ?Una evasi?n del mundo real o la proyecci?n de un mundo lleno de ilusi?n?, ?Es aquello que algunos llaman el retorno al IV Reich? ?O m?s bien es una nueva mentalidad religiosa que surge en el mundo cient?fico, fr?o y sin sentido trascendental de Occidente?

En este escrito, quiero presentar las l?neas filosoficoteol?gicas generales de lo que es en realidad el New Age y mediante qu? signos o caracter?sticas se manifiesta al hombre de hoy.

Los creyentes cat?licos debemos conocer realmente estas nuevas sensibilidades religiosas que hablan de sincretismo, niegan la revelaci?n cristiana y propugnan el culto del yo y de numerosas falsificaciones de la verdadera fe cristiana.

I. Definici?n y origen
A. ?Qu? es el New Age?


El New Age es un conjunto de pr?cticas aparentemente heter?clitas, pero unificadas por una visi?n de humanizaci?n total (holista): t?cnicas de ’’ampliaci?n de la conciencia’’ y medicina del alma, astrolog?a o channelling (comunicaci?n con la entidad del mundo invisible), control del cuerpo por medio de artes marciales, y mediante el aislamiento sensorial o las terapias inocuas; control de la naturaleza con el arte foral, la ecolog?a o el vegetarianismo. El New Age es un nuevo modo de ver la realidad de las cosas. Seg?n lo definen los propios fundadores del New Age, este movimiento es ’’un nuevo paradigma’’.

Por otra parte, Donald Leonard afirma que es un ’’lago esot?rico y misterioso donde fluyen las corrientes de los a?os ’60: Ecologistas, movimientos radicales, ambientalistas y pacifistas’’. El movimiento de la Nueva Era busca la liberaci?n de la naturaleza humana y c?smica de sus m?ltiples dolencias y sufrimientos, no a trav?s de paradigmas pol?ticos o ideol?gicos, si bien el New Age de hecho est? unido al partido verde, sino por medio de la meditaci?n y del conocimiento. Hace que la humanidad penetre en el nivel de conocimiento espiritual-planetario, para entrar en una ’’nueva era’’ caracterizada por la paz y la felicidad.

La conocida newager Marilyn Ferguson, afirma que el New Age es una ’’red sin l?deres, que trabaja para realizar cambios radicales en los Estados Unidos’’. Pero, seg?n Franc Rod?, se trata de un ’’supermercado de religiones donde cada uno toma lo que le gusta y deja el resto’’. Y seg?n los sondeos sociol?gicos, se trata de una religiosidad destinada a convertirse en fen?meno de masas por su ambig?edad, su fuerza y su capacidad de servir al romanticismo y al sentimentalismo religioso de la sociedad actual.

B. Origen y sus inspiradores

A la pregunta de c?mo nace el New Age, podemos responder que posee dos fuentes principales de nacimiento: la corriente del Acuario con Paul Le Cour y la Sociedad Teos?fica con Alice Balley, que m?s adelante veremos.

M. F. Jacques define con el nombre de ’’precursores de la era del Acuario’’ las corrientes esoteroocultistas, nacidas en la segunda mitad del siglo XIX. Este pensamiento esot?rico trata sobre la transformaci?n de la civilizaci?n: Cada vez que el sol entra en un nuevo signo zodiacal, esto es, alrededor de cada 2.160 a?os. La ?ltima transformaci?n acaecida fue la del cristianismo en la era de Piscis. Por esto, el pr?ximo gran cambio que se acompa?ar? al advenimiento de la era del Acuario corresponder? a una hecatombe, a la que seguir? la venida de un ’’gran Rey’’, el retorno del Cristo-Acuario, que marcar? el inicio de una nueva edad de oro. La nueva religi?n, entonces, ser? un esoterismo cristiano y gn?stico, basado en el Evangelio de San Juan, el verdadero evangelio del Acuario.

Tambi?n, Alice Bailey (1880-1949), disc?pula de la Sociedad Teos?fica, esperaba la transici?n hacia una nueva era, donde se reconciliar?an todas las religiones en la identidad de sus or?genes, basados en lo que ella denominaba la verdad eterna. Bailey desarroll? las ideas gn?sticas de Helena Blavatsky (1831-1891), como la nueva encarnaci?n del Cristo c?smico. ’’La doctrina teos?fica de la Sra. Blavatsky estriba en un esquema de tipo gn?stico-neoplat?nico; unidad esencial de todo, ley c?smica (karma), manifestaciones del esp?ritu en la materia (avatara) y el regreso del hombre al esp?ritu’’. Se crear? una religi?n mundial donde Dios ser? similar al Brahman hind?, anunciado por todos los avatares, como Cristo, era tras era. El esp?ritu de la Nueva Era est? en la ley de la reencarnaci?n y continuar? la revelaci?n por el nuevo Salvador o avatar.

II. Caracter?sticas

La caracter?stica principal del New Age es su preferencia por la reflexi?n oriental de estilo pante?sta, como camino para vivir una nueva religiosidad. Propugna un sistema religioso donde Dios se disuelve en lo Divino y viene a ser una ’’energ?a c?smica’’. Dios se identifica con lo ?ltimo de la realidad de las cosas, especialmente con la psique humana. El movimiento de la Nueva Era busca lo trascendente, y no lo sensible, para liberarse en su totalidad de lo terreno, y se une a la conciencia c?smica o conciencia colectiva. Excluye la noci?n de creaci?n y refuta toda visi?n dualista de la realidad.

Tambi?n se trata de una visi?n ’’cient?fica’’ de la realidad bas?ndose en el holismo y en la evoluci?n. El holismo de la f?sica moderna, que identifica la materia con las ondas de la energ?a, hace del universo, seg?n Fritjof Capra, un ’’oc?ano de energ?a’’ donde todo nace, participa de la misma realidad y se halla en evoluci?n constante.

Como t?cnicas, el New Age adopta la m?sica, la danza, el arte en general, las artes marciales, el yoga, el budismo zen, el misticismo, la b?squeda de la sabidur?a en las civilizaciones antiguas, la magia, la droga, el contracto con la naturaleza (la diosa Gaia) y otros m?todos y t?cnicas. Utiliza la psicolog?a de Jung (conciencia colectiva) y la psicolog?a human?stica de Maslow, que se basa en la experiencia de la unidad con el cosmos.

El New Age busca una transformaci?n cultural de la sociedad, que incluye la sustituci?n de todas las religiones en nombre de una Nueva Era (tal y como es la traducci?n propia en lengua inglesa: new age). Este movimiento tambi?n niega las verdades m?s fundamentales de la fe cristiana, si bien tiene como texto b?sico de estudio la Biblia, especialmente el Evangelio seg?n San Juan.

III. La fe del New Age

El New Age expresa una concepci?n innovativa del mundo (del cosmos, en su concepci?n m?s extensa) con los siguientes adjetivos:

hol?stica (la realidad de las cosas se encuentra en el Todo),
ecol?gica (la diosa Gaia es la madre Tierra, que debe ser adorada),
andr?gina (el mundo es una uni?n de lo masculino y lo femenino),
m?stica (lo divino pertenece a un Todo),
mundial (conciencia colectiva).

En el movimiento de la Nueva Era, se transita de la fe sencilla a lo gn?stico o creencias ocultas, de la religi?n a la espiritualidad, de la oraci?n-s?plica a la oraci?n-mantra, de la obediencia a la experiencia... La fe est? fundamentada en una espiritualidad esot?rico-m?stica, donde se busca la unidad con una visi?n totalizante de la realidad de las cosas. Tambi?n, se promueven un complejo de t?cnicas para explorar las fuentes del Ser y del Uno donde se refuerza el narcisismo del ego.

En la fe del New Age hay un sentido de profundo vac?o existencial y de un deseo divino no colmado, donde se buscan las razones para vivir. Lo espiritual se identifica con lo emocional, aparece el culto de uno mismo, y existe un misticismo pagano, en donde se adora una divinidad sin nombre.

Seg?n el New Age, el mundo va ’’hacia una mayor unidad’’ (en palabras de Teilhard de Chardin). La cosmog?nesis, o la organizaci?n de la materia en aglomeraciones siempre diversificadas, con el paso del tiempo produce la biog?nesis, o la vida en la tierra. La vida crea la biosfera, que se desarrolla en formas m?s complejas hasta llegar a la creaci?n del cerebro. Aqu? nos encontramos con la antropog?nesis, la ascensi?n hacia el hombre. El hombre es el resultado final por encima de todos los seres del universo. Por ello, el hombre es persona en cuanto es conciencia pensante a s? misma. Despu?s se origina un desarrollo de nivel c?smico: la conciencia no es solamente vida, sino reflexi?n. Entonces, la unidad logra el dominio absoluto sobre la propia evoluci?n, y puede decidir sobre s? misma. Posteriormente, el hombre evoluciona hacia la noeg?nesis, o la g?nesis del esp?ritu, creando una nueva era de luz y de amor.

El objetivo planetario del New Age es la creaci?n de un verdadero y propio sistema nervioso de la nueva humanidad: la comunidad cient?fica mundial (educaci?n mundial). ?sta es la transformaci?n de la era del Acuario que nos llevar? a la Omega, que es la realidad total y totalizante, el primer motor de la actividad humana que posee dimensiones universales. Tambi?n es incorruptible, trascendente, unificadora, es el Amor divino.

Gnosis y raz?n se encuentran relacionadas entre s?, y esto se debe a una duda fundamental contemplando la capacidad de la raz?n y de la conciencia moderna de responder a los m?s profundos interrogantes del hombre. El objetivo de los neogn?sticos del New Age es reconducir el desgarr?n que el saber puramente racionalista (positivismo y materialismo ateo) ha producido en un mundo todav?a desilusionado y sin esperanza.

El semanario NEWSWEEK publicaba no hace mucho tiempo un an?lisis sobre las inclinaciones espirituales y religiosas en Estados Unidos, indicando que la ley de la oferta y de la demanda y los trucos comerciales se est?n aplicando ya a las diferentes comunidades religiosas cristianas.

De este modo la ley del mercado hace que la eficacia de un pastor protestante o de un sacerdote cat?lico no se mida por su ejemplo fiel a las Sagradas Escrituras o a la predicaci?n propia, sino a la cantidad de gente que acude a la iglesia y a la cantidad de d?lares recaudados en las ceremonias religiosas. As?, para que la religi?n convenza deber? observar las ’’prescripciones de calidad’’ propias de un mercado competitivo, porque aparentemente esto es de lo que se trata, de ganar clientela. NEWSWEEK anota tres:

Se presenta como un men? de restaurante. Las diversas confesiones e iglesias ofrecen doctrinas entre las que cada persona escoge, seg?n sus gustos. No se trata de pertenecer a una fe determinada, sino de ?rsela haciendo a la medida, escogiendo un poco de esta religi?n y un poco de la otra.

Religiosidad entendida como feeling, sentimiento. No existe ning?n inter?s por la formaci?n religiosa ni por la profundizaci?n en la fe o en los fundamentos propios de la religi?n. Las creencias que se admiten son epid?rmicas y no exigen una adhesi?n comprometedora a ninguna religi?n en concreto.
Religi?n f?cil. Es una religiosidad basada en una intensa vida social, en vistas a satisfacer el sentimiento religioso propio de todos los hombres.
Por otra parte, el Credo del New Age es ambiguo y busca la satisfacci?n de todos los gustos y medias espirituales a elegir. Evidentemente, posee ’’dogmas’’ o directrices adoctrinales, aunque no se sostienen como tales, y son ?stos los que fundamentan su Credo:

Rechazo radical de la filosof?a y la religi?n de la ’’Old Age’’, Era Antigua. Esto significa una oposici?n frontal frente a la civilizaci?n judeocristiana. Promueve las religiones paganas (ritos celtas, mitolog?a germ?nica...).
Se enfrenta al dualismo creado por Occidente denominado ’’Dios y hombre’’, considerando que la humanidad es una, la naturaleza y la humanidad son una sola realidad, el Universo y Dios son uno.

Propone el libre examen de la percepci?n de la realidad, donde cada uno interpreta como quiere las religiones y la realidad existencial que las rodea, frente al dogmatismo religioso de las religiones tradicionales.
Predica la Era del Acuario, que te?ricamente nos traer? una era de armon?a y paz c?smica a lo largo del Tercer Milenio. Nacer? as? una nueva religi?n, bajo la llegada de un Cristo Aquarius liberador.
Frente a este Credo, nos encontramos con otra realidad, y es el hecho palpable de la expansi?n vertiginosa del New Age por todo el globo terrestre: m?ltiples seminarios, un sin fin de cursos, revistas y librer?as. Concretamente se han creado unos 50.000 centros y librer?as New Age que, con im?genes y r?tulos diversos, se reproducen por doquier, comercializando todo tipo de objetos, plantas, curiosidades diversas. Existen actualmente m?s de 100.000 libros publicados sobre cualquier tema que desarrolle el pensamiento newager, como si se tratara de un apostolado escrito. Adem?s de poseer numerosos supermercados y farmacias especializados en alimentos newagers (alimentos ecol?gicos, vegetarianos, de relajaci?n...) y medicina alternativa.

Conclusi?n

He realizado una explicaci?n breve de la Era de Acuario, del New Age. Debido al factor tiempo no ha sido una explicaci?n completa ni exhaustiva. Esto podr?a hacerse en un Seminario sobre esta tem?tica. S? que hay abundante bibliograf?a. Precisamente en una colecci?n que dirige Mons. Gonz?lez se publicar? un trabajo m?o sobre el New Age y su relaci?n actual con el cristianismo.

A lo largo de esta conferencia hemos caminado por el sendero de la Nueva Era. Conocemos las ideas b?sicas de la espiritualidad del New Age, cu?les son sus caracter?sticas fundamentales y c?mo se manifiesta al hombre y mujer del siglo XXI. Pero me surge una pregunta que me inquieta: ?c?mo podemos vivir nuestra religi?n cat?lica ante el influjo irremediable de este nuevo movimiento sincr?tico, esot?rico y ocultista?

Por una parte, conviene reconocer que la Era del Acuario nos propone una visi?n ambigua del mundo en lo espiritual y en lo religioso. Intr?nsecamente, es una respuesta a las preguntas y a la sed de trascendencia del hombre actual. Pero el agua que presenta el New Age es un agua no potable, contaminada de lo pagano, lo gn?stico y lo sincr?tico.

Por otra parte, Juan Pablo II insiste en una nueva evangelizaci?n que supere al New Age, y tambi?n a todos los nuevos movimientos religiosos denominados ’’sectas’’.

Urge defender la fe frente a estas nuevas concepciones descristianizadoras. Considero que tal defensa consiste en efectuar un refuerzo de la identidad cristiana, ligar de nuevo la relaci?n aut?ntica entre fe y obras (praxis), fe y vida cristiana, y una conciencia vital de aquello a lo que oramos y en lo que cristianamente creemos. Potenciar nuestras creencias cristianas b?sicamente desde la reflexi?n del Credo de nuestra fe cat?lica, completada a trav?s de una catequesis profunda y desde la vivencia de la fe personal, que logre adentrar a todo creyente en la aut?ntica senda del itinerarium Dei. La catequesis est? destinada a llevar a cabo esta funci?n evangelizadora, frente al mundo actual, necesitado de dar respuesta a cuestiones inquietantes de la existencia humana.

En este sentido, Francesc Torralba afirma: ’’Hay un redescubrimiento de la dimensi?n invisible del ser humano, de la interioritas agustiniana. (...) Despu?s del eclipse de Dios que ha caracterizado el siglo XX, el hombre contempor?neo parece abrirse, desde m?ltiples perspectivas, al Reino del Esp?ritu, a la esfera de lo sagrado, pero le faltan pedagogos, maestros espirituales’’.

Y podemos a?adir: Tales pedagogos o maestros espirituales los encontramos en Edith Stein, John Henry Newman, Teresa de Lisieux, von Balthasar, Henry de Lubac, Teresa de Calcuta... y tantos otros. Estos pensadores y testimonios cristianos del siglo XX nos ofrecen su peculiar espiritualidad, madurada tras la experiencia personal con el Dios-Amor, y tras los duros golpes de la vida. Nos presentan una catequesis desde la vivencia coherente de la fe, llevada incluso hasta el extremo de dar la vida heroicamente, como Edith Stein al morir en la c?mara de gas de Auschwitz en 1942. Urge una nueva proclamaci?n entusiasta y con convicci?n clara del Evangelio, sin miedos, escuchando constantemente en nuestro interior el mensaje esperanzador del Papa Wojtyla: ’’Abrir las puertas de vuestros corazones a Cristo’’.


Publicado por mario.web @ 14:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios