Lunes, 25 de abril de 2011


Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Juan 20, 1-9

El primer d?a despu?s del s?bado, estando todav?a oscuro, fue Mar?a Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Ech? a correr, lleg? a la casa donde estaban Sim?n Pedro y el otro disc?pulo, a quien Jes?s amaba, y les dijo: ?Se han llevado del sepulcro al Se?or y no sabemos d?nde lo habr?n puesto?.


Salieron Pedro y el otro disc?pulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro disc?pulo corri? m?s aprisa que Pedro y lleg? primero al sepulcro, e inclin?ndose, mir? los lienzos puestos en el suelo, pero no entr?.


En eso lleg? tambi?n Sim?n Pedro, que lo ven?a siguiendo, y entr? en el sepulcro. Contempl? los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que hab?a estado sobre la cabeza de Jes?s, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte.


Entonces entr? tambi?n el otro disc?pulo, el que hab?a llegado primero al sepulcro, y vio y crey?, porque hasta entonces no hab?an entendido las Escrituras, seg?n las cuales Jes?s deb?a resucitar de entre los muertos.

Oraci?n introductoria

Jes?s m?o, deseo que este d?a sea muy especial para toda mi familia. Tengo un gran gozo que comunicarles. Permite que sepa encontrarme contigo en esta oraci?n para que sea mi testimonio, m?s que mis palabras, el medio para convertir este domingo en una gran celebraci?n.

Petici?n

Jes?s, que pueda asistir hoy, con mi familia, a la celebraci?n de la Sagrada Eucarist?a.

Meditaci?n

?Abramos el coraz?n a Cristo muerto y resucitado para que nos renueve, para que nos limpie del veneno del pecado y de la muerte y nos infunda la savia vital del Esp?ritu Santo: la vida divina y eterna. (?) Sabemos que est?s resucitado, la muerte en Ti no manda. S?, ?ste es precisamente el n?cleo fundamental de nuestra profesi?n de fe; ?ste es hoy el grito de victoria que nos une a todos. Y si Jes?s ha resucitado, y por tanto est? vivo, ?qui?n podr? jam?s separarnos de ?l? ?Qui?n podr? privarnos de su amor que ha vencido al odio y ha derrotado la muerte? Que el anuncio de la Pascua se propague por el mundo con el jubiloso canto del aleluya. Cant?moslo con la boca, cant?moslo sobre todo con el coraz?n y con la vida, con un estilo de vida ??zimo?, simple, humilde, y fecundo de buenas obras (?). ?Resucit? de veras mi esperanza! Venid a Galilea, el Se?or all? aguarda. El Resucitado nos precede y nos acompa?a por las v?as del mundo. ?l es nuestra esperanza, ?l es la verdadera paz del mundo. Am?n? (Benedicto XVI, 12 de abril de 2009).

Reflexi?n apost?lica

?La experiencia del amor de Dios en Cristo tiende necesariamente a traducirse en vida. Para el cristiano, conocer en profundidad a Cristo es vivir en el amor, vivir para el amor, vivir de amor. Su vida no puede tener ya otra motivaci?n, ni otro sentido, ni otra meta que el amor cristiano? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 33).

Prop?sito

Vivir este d?a con alegr?a y esp?ritu de agradecimiento a Dios por el don de mi redenci?n.

Di?logo con Cristo

Jes?s, ?soy tan feliz por poder celebrar contigo esta Pascua de Resurrecci?n! T? eres mi luz, la verdad, el amor mismo. Quiero que todo este d?a sea un himno de gratitud y alabanza para Ti, por todas tus bendiciones con las que colmas mi vida. ?Gracias Se?or por tu Amor! Yo no soy digno que vengas hoy a mi casa, pero estoy dispuesto y rebosante de j?bilo porque s? que T? quieres venir y hacer morada en mi interior. ?Ven Se?or Jes?s!

?Con la resurrecci?n de Cristo, la muerte y el mal han sido derrotados para siempre. De esta resurrecci?n surge toda la esperanza y confianza del hombre en su camino de santidad?

(Cristo al centro, n. 738).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 0:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios