Lunes, 25 de abril de 2011
La mayor competencia en mercado laboral a nivel mundial ha impulsado una serie de r?pidos cambios en los centros de trabajo.
?
Empresa y Sociedad: La vida laboral en el nuevo siglo
Empresa y Sociedad: La vida laboral en el nuevo siglo


La vida laboral en el nuevo siglo: trabajo desde la casa y m?s tiempo libre


La mayor competencia en mercado laboral a nivel mundial ha impulsado una serie de r?pidos cambios en los centros de trabajo. Al iniciarse un nuevo siglo, por lo menos media docena de tendencias se pueden apreciar en este terreno:

Cambios en el trabajo
El valor que los empleados confieren al tiempo en comparaci?n con el dinero continuar? inclin?ndose a favor del tiempo en Estados Unidos. Cada vez m?s empresas ofrecer?n a sus empleados tiempo libre como incentivo. Aladdin Equipment, por ejemplo, una empresa del estado de Florida y que fabrica piezas de recambio para piscinas y jacuzzis, consigui? reducir el absentismo en un 50%, as? como un aumento del 10% en la productividad despu?s de crear su propio itinerario de producci?n, enmarcado en semanas de cuatro jornadas y media.

Otras innovaciones surgir?n desde abajo, de los propios empleados. Al combinar una licencia con sus vacaciones, por ejemplo, Jim Morin, un alto ejecutivo de planificaci?n, se tom? libre todo el verano pasado para viajar con su familia por Europa y el oeste de EE.UU. Su recompensa fue esa nueva sensaci?n de unidad con sus hijos, as? como "un morral de recuerdos" que ahora atesora, dice Morin.

Empleo y familia
Resultar? dif?cil definir, a simple vista, precisamente qu? papel familiar o laboral juegan los trabajadores en un determinado momento. El pap? somnoliento que aguarda con sus hijos cada ma?ana la llegada del ?mnibus escolar podr?a estar trabajando a distancia para una empresa japonesa de software. Otra gente que durante el d?a podr?an parecer amas (o amos) de casa, en realidad se afanan por ganarse la vida cada noche, mientras los dem?s dormimos.

Anita Ilita Garey, profesora auxiliar de sociolog?a en la Universidad de Nueva Hampshire, ha descubierto mediante un estudio hecho entre 42 empleados de hospitales que muchos de estos trabajaban turnos "invisibles", en horas tard?as, a fin de jugar el papel de "mami bondadosa?? a la luz del d?a.

El don de la ubicuidad
Se puede esperar que aparezcan en los centros de trabajo m?s medidas beneficiosas y artefactos modernos encaminados a suavizar la presi?n que a veces obliga pr?cticamente a los empleados a estar en m?s de dos lugares a la vez.

Servicios como el cuidado de los ni?os y el de tintorer?a en los centros de trabajo continuar?n expandi?ndose, con lo cual se alentar? a?n m?s la integraci?n de la vida personal y laboral.

Los superempleados

Los trabajadores m?s ambiciosos y sacrificados se echar?n encima la carga de un mayor n?mero de viajes de negocios, traslados y horas adicionales de trabajo.

Aunque el n?mero de viajeros de negocios permanece casi estancado en EE.UU., los que viajan por razones profesionales trabajan con m?s ah?nco en la econom?a
globalizada. Cada vez m?s, las tareas de estos "superempleados" los seguir? hasta sus casas.

El n?mero de empleados de grandes empresas estadounidenses que trabajan en sus hogares despu?s de sus respectivas jornadas normales aument? un 14% este a?o, de acuerdo con Cyber Dialogue, una firma neoyorquina de investigaci?n
tecnol?gica y consultor?a.

Tim Summers, de Carolina del Norte, dice que le es dif?cil desentenderse del trabajo porque recibe frecuentemente en su casa llamadas del lejano Oriente relacionadas con los negocios de la empresa. "Aunque trato de aislarme, el tel?fono suena y me traslada a la oficina??, agrega.

Padres preocupados
Los pap?s j?venes dar?n al traste con los viejos arquetipos de los a?os 50 y 80, de hombres dedicados por entero a servir a una compa??a.

Al comienzo de su carrera, Andy Ayers, de 29 a?os y gerente de contabilidad de una farmac?utica, lleg? a trabajar semanas de 80 horas. Pero ahora que ?l y su
esposa tienen un beb?, trabaja con gran ah?nco cuando est? en la oficina, pero ha reducido sus horarios. Pasar en familia el tiempo que gana as? ha significado un salto de calidad tanto para su trabajo como para su vida hogare?a, dice. "Creo que si uno es feliz con su familia, y con el tiempo que uno pasa con ella, el trabajo de uno mejora", agrega.

Luto y trabajo

Los tab?es existentes contra la menci?n de la muerte y el luto en los centros de trabajo se desplomar?n a medida que un mayor n?mero de los trabajadores de m?s edad sufre la p?rdida de sus seres queridos. Esta tendencia demogr?fica propiciar? un inter?s adicional por los temas relacionados con la vida laboral y personal.

Despu?s de sufrir la p?rdida de un familiar, "uno otorga m?s valor a los v?nculos que antes. Esto coloca a los trabajos y las carreras en una perspectiva diferente.

Uno no se preocupa tanto por eso", afirma Naomi Naierman, de la American Hospice Foundation, de Washington D.C. "A medida que envejecemos, es la inversi?n en la gente, los amigos y la familia lo que nos alimentan".


Publicado por mario.web @ 1:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios