Lunes, 25 de abril de 2011
Entrevista al profesor Serrano Ruiz-Calder?n es profesor titular de Filosof?a del Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y director acad?mico del Instituto de Estudios Burs?tiles.
?
La ?calidad de la vida? no es lo mismo que la ?dignidad de la persona?
La ?calidad de la vida? no es lo mismo que la ?dignidad de la persona?
La ?calidad de la vida? no es lo mismo que la ?dignidad de la persona?. Este es uno de los retos jur?dicos que la bio?tica debe dilucidar, seg?n cuenta a Zenit el profesor Jos? Miguel Serrano Ruiz-Calder?n.

A este tema ha dedicado el libro ?Retos jur?dicos de la bio?tica? ( Eunsa), en el que afronta los desaf?os que plantea la biotecnolog?a a la hora de esclarecer conceptos como la sacralidad de la vida humana.

Serrano Ruiz-Calder?n (Sevilla, 1960) es profesor titular de Filosof?a del Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y director acad?mico del Instituto de Estudios Burs?tiles.

Fue asesor del Ministerio de Justicia espa?ol y miembro de la delegaci?n espa?ola en el Convenio de la ONU sobre clonaci?n.

Ha escrito ?Cuestiones de Bio?tica?, ?Bio?tica, poder y derecho?, ?Familia y tecnolog?a? y ?Eutanasia y vida dependiente?, entre otros libros.

--?Cu?l es el mayor reto jur?dico de la bio?tica hoy?

--Serrano: Probablemente el mayor reto sea construir una respuesta jur?dica en las cuestiones bio?ticas que garantice los valores de nuestra tradici?n com?n.

Se trata de mantener la esencia del Derecho como objeto de la justicia que garantiza la dignidad humana --evitando que el hombre se use como medio-- y la igualdad --impidiendo definiciones de persona que distingan entre unos seres humanos y otros--.

En este sentido, en los ?ltimos treinta a?os, la agenda radical ha realizado un enorme esfuerzo para imponer leyes que no reconocen que todos los hombres son personas en sentido jur?dico. Se olvidan las lecciones del pasado muy pronto, apenas veinte a?os despu?s de terminada la segunda guerra mundial.

Es notorio que a diferencia de lo que ocurri? con el totalitarismo los ?deconstructores? de la dignidad humana para dar marcha atr?s en esta adquisici?n se valen del uso de supuestos derechos subjetivos. As? cada acto realizado contra un grupo humano se justifica en un derecho subjetivo y en una liberaci?n.

El aborto se impuso desde la ?privacy? de la madre, la reducci?n del embri?n a objeto desde el deseo de paternidad-maternidad, el homicidio de deficientes desde el deseo aut?nomo de muerte digna, la destrucci?n sistem?tica de embriones desde la esperanza de supuestos grupos de enfermos y as? sucesivamente.

--La sacralidad de la vida humana se pone en tela de juicio. ?Es posible volver a un acuerdo en este punto con los cientificistas m?s duros?


--Serrano: No. Dudo que ese acuerdo haya existido alguna vez. En toda ?poca hay corrientes ideol?gicas que niegan la sacralidad de la vida humana. En el mismo siglo XX buena parte del mundo estuvo dominado por ideolog?as que expresamente la negaban.

Por supuesto, hay una tradici?n com?n que expresa de forma muy adecuada este principio y en las legislaciones de posguerra, precisamente a trav?s del reconocimiento jur?dico de la noci?n de dignidad, se afirm? con fuerza, sin embargo, es notorio que siempre que ha habido un inter?s fuerte en negar este derecho a alg?n grupo, normalmente mediante una definici?n restrictiva de humanidad, se han construido falsas argumentaciones con este fin.

Podemos decir que hay una combinaci?n entre las dos causas de corrupci?n de la justicia que se?alaba santo Tom?s de Aquino, la falsa prudencia del sabio y el abuso del poderoso. Hoy en d?a el cientificismo radical junto a cierto utilitarismo son las posiciones te?ricas que amenazan con mayor fuerza la sacralidad de la vida humana.

Desde una ?tica consecuencialista no se puede entender el sentido de un absoluto moral como el de ?no mataras al inocente?. Esto, debemos matizar, no es un ?defecto? de la formulaci?n del absoluto moral sino una prueba de la incapacidad de las ?ticas consecuencialistas de dar cuenta del actuar humano.

--?En qu? se distingue dignidad de la vida y dignidad de la persona?

--Serrano: Realmente digna es cada persona, que no es reducible a la condici?n de medio, como si lo es una zanahoria que es vida.

La pretensi?n de algunos es que no todo ser humano tiene la condici?n personal, por ello dicen que hay que sustituir los derechos humanos por derechos de la persona. Lo importante es afirmar que todo ser humano, es decir, miembro de la especie, cualquiera que sea su grado de desarrollo o cualidades es digno y merece protecci?n jur?dica.

El colmo del cinismo se encuentra en la tendencia a negar los Derechos del hombre para afirmar los Derechos de la persona, otro cambio de t?rminos que tiene intenciones ideol?gicas.

--?Por qu? el termino calidad de vida es demoledor, bio?ticamente hablando?


--Serrano: Es el instrumento utilizado para privar de sentido a la dignidad. En su origen el t?rmino se refer?a a la superaci?n de ciertos est?ndares de vida, buscando una forma m?s acorde con la naturaleza humana no meramente productivista.

Reinterpretado por cierta bio?tica significa que quien no cumple ciertos m?nimos de capacidad productiva y de goce, no olvidemos que estamos en sociedades brutalmente hedonistas, no tiene una vida que merezca la pena.

Permite distinguir calidades en el nasciturus, en el neonato, en el enfermo, en el moriturus y, en consecuencia negar el derecho estricto a la vida. C?nicamente se hace por el bien del eliminado.

Es muy revelador que para volver a definir el concepto de vidas carentes de valor vital, que aparec?a en la obra brutalmente eugenista de Binding y Hoche, se construya este concepto aparentemente m?s sofisticado pero que lleva a la misma conclusi?n: por debajo de ciertos niveles de ?calidad? la vida humana no merece la pena vivirse, ni, no lo olvidemos, respetarse.

Nos encantar?a conocer tu opini?n sobre el tema; participa en el foro de discusi?n que abrimos para ello dando un click aqu?

* Para recibir las noticias de Zenit por correo electr?nico puede suscribirse aqu?.
* Zenit.org, 2004. Todos los derechos reservados. Para conocer las condiciones de uso, puede visitar el sitio www.zenit.org o contactar a [email protected] .

Publicado por mario.web @ 10:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios