Lunes, 25 de abril de 2011
Entrevista con la catedr?tica de Teor?a de la Comunicaci?n, Mar?a Rosa Pinto
?
No se puede abandonar a los ni?os ante la televisi?n
No se puede abandonar a los ni?os ante la televisi?n
SALAMANCA, s?bado, 19 mayo 2007 (ZENIT.org-Veritas).- La Iglesia celebra el pr?ximo domingo 20 de mayo la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. El Papa Benedicto XVI ha dedicado su Mensaje para esta Jornada a ?Los ni?os y los medios de comunicaci?n social? y a la importancia de la educaci?n en esta relaci?n.

Por su parte, los obispos de la Comisi?n Episcopal de Medios de Comunicaci?n Social han hecho una relectura de ese mensaje para el contexto espa?ol, en el que destacan los desaf?os de las ?nuevas pantallas? (televisor, internet, videojuegos, m?viles, etc.) y los riesgos que plantean, sobre todo a los m?s j?venes.

Entre los materiales que la Comisi?n Episcopal ha ofrecido en el contexto de esta Jornada, se encuentra un trabajo de la doctora Mar?a Rosa Pinto, catedr?tica de Teor?a de la Comunicaci?n en la Facultad de Comunicaci?n de la Universidad Pontificia de Salamanca, titulado ?Las nuevas pantallas y la familia: Televisi?n, videojuegos, m?viles e Internet. Gu?a para padres y educadores?.

En esta entrevista concedida a la agencia Veritas, Pinto habla de algunas conclusiones de este trabajo y de la responsabilidad que padres, escuela y medios de comunicaci?n deben asumir en orden a una educaci?n que permita a los ni?os acceder con libertad y criterio a las nuevas tecnolog?as.

--?Qu? reflexi?n le merece el contraste que se da entre la violencia que muchos j?venes protagonizan en el mundo real y la que se ofrece como ?entretenimiento? a trav?s de algunos medios?

--Mar?a Rosa Pinto: Hay que educar a los ni?os para que sepan distinguir lo que aparece en los medios y lo que realmente ocurre, no siempre hay correspondencia. Lo que aparece en los medios de comunicaci?n no es un reflejo de realidad, pero en los medios hay otros tiempos, otras formas de contar.

Hay violencia y tragedia en la vida diaria, pero no en la misma medida en la que aparecen en los medios de comunicaci?n, donde la violencia se convierte en un espect?culo.

La violencia es tremendamente atractiva en los medios audiovisuales porque cumple con unas caracter?sticas que exige el medio: visual, dram?tico y din?mico; y estas caracter?sticas la tienen a la perfecci?n los temas vinculados con la violencia.

--En este orden de cosas, ?en qu? medida las nuevas tecnolog?as est?n difuminando ?los l?mites entre realidad y ficci?n? y qu? consecuencias tiene esto en el plano del conocimiento y en el afectivo-emocional?

--Mar?a Rosa Pinto: Cuando no se establecen bien las fronteras entramos en lo que en comunicaci?n llamamos ?g?neros h?bridos?. Por ejemplo, cada vez se introduce m?s el mundo del espect?culo en la informaci?n, de manera que surge una confusi?n entre lo que es informaci?n y el espect?culo. Entrar en el mundo del espect?culo es entrar en la ficci?n, y entonces, empezamos a confundir mundos, a confundir planos, y ah? corremos un riesgo.

Como educadores, y tambi?n como espectadores, es necesario dejar claros esos l?mites, y saber en qu? momento estamos hablando de ficci?n y en qu? momento estamos hablando de realidad, y cu?ndo nuestras relaciones pertenecen al ?mbito interpersonal, que nada tienen que ver con una tecnolog?a.

Aqu?, en la Facultad, hicimos un trabajo que nos sorprendi?, porque revelaba que los adolescentes, cuando llegan a sus casas, chateaban con sus propios compa?eros de colegio o instituto, es decir, no con gente que est? en otro pa?s u otro tiempo horario, sino con los propios compa?eros de instituto, con los que a lo mejor no han tenido ning?n tiempo de conversaci?n.

--?Existe entonces una dificultad para comunicarse si no hay una pantalla por medio?

--Mar?a Rosa Pinto: Hablamos de la globalizaci?n pero tendemos a un mundo en el que cada vez estamos m?s aislados, de modo que podemos establecer comunicaciones y conexiones con cualquier lugar del mundo, pero al mismo tiempo, no sabemos nada de la gente que tenemos alrededor.

Pongo dos ejemplos cinematogr?ficos: Crash y Babel hablan de c?mo tenemos las posibilidades de un mundo muy desarrollado, en el que sin embargo la pobreza en las relaciones y la comunicaci?n personal es tremenda; son pel?culas muy distintas, de directores muy diferentes, pero que plantean el mismo problema: un mundo interconectado, en el que las personas est?n aisladas.

Pero no se trata de ser apocal?pticos, de decir que los medios son perversos y no debemos utilizarlos. Los medios son lo que nosotros queramos que sean. La tecnolog?a y los medios de comunicaci?n pueden ser medios maravillosos, depende del empleo que hagamos de ellos. En s? mismos no son ni buenos ni malos.

No es cuesti?n de que los ni?os no vean la televisi?n, no tengan m?vil o no conozcan internet. No, ?tienen? que ver la televisi?n, porque es su mundo; estamos en un momento en el que los medios son important?simos, pero con una educaci?n y una formaci?n. Tienen que ser responsables y ser cr?ticos con los medios.

--?C?mo ayudar a los ni?os a equilibrar el uso de las ?nuevas pantallas? (televisor, internet, videojuegos, tel?fonos m?viles, etc.) con otras obligaciones como el estudio, la familia o las relaciones interpersonales?

--Mar?a Rosa Pinto: En este sentido, son fundamentales la familia y la escuela, no puede haber una dejaci?n por parte de los padres. Si decimos a los ni?os que tiene que estudiar, que tiene que tener unas horas limitadas para ver televisi?n o para chatear, pero despu?s, el ni?o no ve a los padres responder de la misma manera, ser? muy dif?cil convencerles.

No se puede decir a un ni?o ?no veas la televisi?n? y despu?s que sean los propios padres los que est?n hasta altas horas de la noche vi?ndola. Los padres tienen que acompa?ar a los ni?os, sobre todo a los m?s peque?os, en el visionado de los programas. No se puede dejar al ni?o viendo tres horas de televisi?n ?l s?lo, tienen que ser los padres los que acompa?en, los que comenten, los que sugieran, los que pregunten?

Los padres tienen que ser un ejemplo, y la limitaci?n tiene que ser para todos los miembros de la familia. En este momento hay cifras que indican que hay un n?mero muy importante de ni?os viendo la televisi?n a las 12 de la noche, no son horas para que los ni?os vean la televisi?n y no son programas para ellos.

Ni siquiera en los horarios protegidos de la tarde se cumple con la protecci?n exigida; en estos horarios podemos encontrar en las distintas cadenas de televisi?n programas que tratan temas no dirigidos a los ni?os o promos de los programas de la cadena que no tendr?an que estar en esas franjas horarias; por eso es muy importante que los padres acompa?en y est?n con los ni?os. Lo que no se puede decir es: ?para que el ni?o me deje en paz le dejo dos horas, le pongo una pel?cula, o le dejo que est? con el ordenador?. Tiene que haber por parte de las familias un ejemplo.

Por otra parte, y en cuanto a las nuevas tecnolog?as, los padres est?n bastante despistados, no saben muy bien qu? hacen sus hijos cuando se ponen delante de la pantalla de un ordenador.

--?Por qu? desaconseja en su ?Gu?a para padres y educadores? que los ni?os tengan el televisor o el ordenador en su habitaci?n? ?Qu? beneficios tiene ver la televisi?n en familia?

--Mar?a Rosa Pinto: En los ?ltimos a?os ha cambiado la manera de ver televisi?n, la televisi?n antes estaba en el centro de la casa, el mejor lugar, y en torno a ella se reun?a la familia, para bien o para mal (es aconsejable que en los momentos de reuni?n familiar, como las comidas o las cenas, no est? la televisi?n; es un momento para compartir lo que acontece a lo largo del d?a y no para estar pendiente de la televisi?n).

Bien, hasta hace una d?cada, la televisi?n ocupaba una de las habitaciones de la casa, y en torno a la televisi?n se reun?an los miembros de la familia. Eso va desapareciendo porque se incrementa el n?mero de televisores en los hogares, con una particularidad, que esos televisores empiezan a entrar en las habitaciones de los ni?os, tambi?n por el tema de los videojuegos.

Aqu? es donde los padres pierden incluso el control de lo que est?n viendo sus hijos; all? la televisi?n distorsiona para estudiar, para leer, para hacer otros tipo de juegos, porque a lo que se est? prestando atenci?n es justamente a la pantalla. Como tambi?n sucede en el caso del ordenador, de internet, de los m?viles? donde la pantalla es de uso individual.

Cuando estamos en internet no est? toda la familia o el grupo de amigos en torno a la pantalla, cada uno tiene una relaci?n directa, ?nica y exclusiva con el aparato, cambia por tanto el visionado. Los programas ya no se ven como hace a?os, todos juntos; cada uno elige ahora y hace su propia programaci?n, y si la televisi?n est? en el cuarto de los ni?os es todav?a m?s dif?cil controlar qu? est?n viendo o a qu? est?n jugando. Por eso no es recomendable que tengan la televisi?n en su propio cuarto.

Por otra parte, los ni?os est?n cada vez m?s conectados a la pantalla, se est? dejando de jugar f?sicamente, de aqu?, problemas por ejemplo como los de la obesidad.

--?Se puede hablar en algunos casos de ?adicci?n? a la TV o a las nuevas pantallas? ?C?mo se supera?

--Mar?a Rosa Pinto: Empiezan a haber estudios sobre el tema de las adicciones a las pantallas, pero eso entrar?a m?s en el campo de la psicolog?a como otras adicciones. Pero seg?n nuestros datos, los adolescentes podr?an prescindir de la televisi?n, podr?an prescindir con m?s dificultad de internet (sobre todo chats y juegos), pero en estos momentos, un alt?simo porcentaje admite que no puede vivir sin m?vil.

El m?vil se ha convertido en algo absolutamente imprescindible para ellos y dicen ?yo no podr?a vivir sin m?vil?. Esto indica una adicci?n a una tecnolog?a. Por eso, tambi?n la lucha en los colegios para que los m?viles no suenen en las clases, no est?n mand?ndose continuamente mensajes, etc. Y esto ocurre tambi?n en la Universidad. No son capaces de aguardar, es la inmediatez, en el momento tienen que responder y estar pendientes de si reciben unos mensajes.

Para remediar esto, la educaci?n tiene que venir de las edades m?s tempranas.

--?C?mo pueden la familia y la escuela compartir ?sanamente? su protagonismo como ?agentes de socializaci?n? con los nuevos medios?

--Mar?a Rosa Pinto: Tiene que haber un compromiso de los padres y la escuela, tiene que haber una acci?n conjunta. No puede ir por un lado la escuela, por otro los padres y por otro los medios. De los tres componentes, los que van a ganar siempre la partida son los medios de comunicaci?n.

Los padres, la escuela y los medios tienen que hacer una tarea com?n a partir de cursos, jornadas, asociaciones, en los que intervengan todas las partes. Los padres y el colegio por s? s?los no pueden hacer nada. Adem?s, los colegios trabajan al margen de los padres y los padres est?n delegando toda la responsabilidad en el colegio.

Es necesario hacer una parada, una reflexi?n para que familia, colegios y medios de comunicaci?n se pongan de acuerdo en esta tarea.

En el caso de los medios no hay un inter?s especial, en este momento no se dedica tiempo al p?blico infantil porque no es un p?blico que d? problemas, porque tambi?n se les engancha con otro tipo de programas; hay programas con una tremenda audiencia infantil que no van dirigidos especialmente a los ni?os, pero que funcionan muy bien.

Al final el ni?o se siento s?lo y va a lo que le resulta m?s atractivo, sea un videojuego violento o no, tenga una determinada calificaci?n o no la tenga, porque en muchos los casos los padres compran aquello que le piden y no hay m?s preocupaci?n. Por ejemplo, la industria de los videojuegos est? ganando cantidades industriales, en parte porque los padres no disciernen a la hora de comprar.

Esta realidad s?lo se puede cambiar con un compromiso conjunto, de padres, escuela y medios de comunicaci?n.

--?Es posible cambiar el mal gusto en la programaci?n?

--Mar?a Rosa Pinto: Podemos presentar ejemplos de programas y videojuegos que tienen unas caracter?sticas que los hacen mod?licos. Dominan los programas de televisi?n basura, porque desde el punto de vista econ?mico son programas tremendamente rentables, son programas muy baratos, que con costes reducidos dan muchos beneficios a las cadenas. En el caso de los videojuegos, resultan de entrada muchos m?s atractivos.

Evidentemente, se pueden hacer otro tipo de programas. Hay ejemplos de buenos programas, Televisi?n Espa?ola emiti? un programa infantil, ?Poco Y? dirigido a los ni?os de 3 a 5 a?os, de dibujos animados, que ha tenido mucho ?xito (lo cual demuestra que la audiencia sabe valorar otros contenidos).

Los productores son padres j?venes, espa?oles, que est?n en el mundo de la producci?n y la animaci?n y crearon esos dibujos animados porque no encontraban ning?n programa que les satisficiera para sus hijos. Esta serie ha sido premiada en la BBC y tiene como referencia valores dentro del humanismo cristiano, de una manera muy sencilla. Es el ejemplo de una serie divertida, atractiva, entretenida, que les encanta a los ni?os m?s peque?os y ha sido un ?xito.

?Por qu? no se hacen m?s productos de este tipo? Porque hay que arriesgarse, hay que trabajar y es much?simo m?s f?cil poner unos dibujos animados japoneses incluso con escenas soeces o violentas que ni siquiera los productores japoneses difunden entre sus ni?os.

Nos encantar?a conocer tu opini?n sobre el tema; participa en el foro de discusi?n que abrimos para ello dando un click aqu?

* Para recibir las noticias de Zenit por correo electr?nico puede suscribirse aqu?.
* Zenit.org, 2004. Todos los derechos reservados. Para conocer las condiciones de uso, puede visitar el sitio www.zenit.org o contactar a [email protected] .

Publicado por mario.web @ 12:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios