Lunes, 25 de abril de 2011
Petici?n por parte de las familias sajonas para modificar las leyes y pol?ticas que impiden el desarrollo y fortalecimiento de las familias.
?
Las familias piden m?s apoyo a los gobiernos
Las familias piden m?s apoyo a los gobiernos
Varias organizaciones, tanto de Estados Unidos como del Reino Unido, han pedido recientemente a sus gobiernos que cambien sus pol?ticas sociales y de impuestos para dar un mayor apoyo a las parejas casadas y a sus familias.

En enero, el Centro de Estudios Pol?ticos, en el Reino Unido, publicaba un folleto titulado: ?El Precio de la Paternidad?. Su autora, la analista pol?tica Jill Kirby, explicaba en la introducci?n la urgencia de cambios de pol?tica, precisando que el Reino Unido pronto ser? ?la capital de los padres solteros del mundo occidental?.

Kirby precisaba los detalles de la situaci?n, fruto del apoyo del sistema social que apoya los hogares monoparentales. Una familia con padre y madre, con uno solo de ellos trabajando con ingresos medios, con una hipoteca y dos hijos gana s?lo una libra m?s, por semana y por cabeza, que el hogar monoparental enteramente dependiente del estado. La pareja paga cerca de unas 5.000 libras (9.630 d?lares) al a?o m?s en impuestos de lo que reciben en beneficios. Sin embargo, si se divorciaran, los dos hogares podr?an recibir 7.000 libras (13.000 d?lares) m?s en beneficios de lo que pagan en impuestos.

Seg?n los datos propuestos en el folleto, en los ?ltimos 25 a?os el n?mero de ni?os que viven en hogares monoparentales se ha m?s que doblado, hasta los 3,2 millones. La mitad de todas las madres solas nunca se han casado y cerca de la mitad est?n desempleadas.

Kirby observaba que, cuando lleg? al poder en 1997, el gobierno laborista se propuso reducir la pobreza infantil y la gran diferencia entre ricos y pobres. Parte de ese esfuerzo se ha volcado sustancialmente en el aumento del apoyo financiero del gobierno a los hogares con hijos. Una estimaci?n calcula que en el 2003 el gasto del gobierno en apoyo a los hijos ha aumentado en un 52% desde 1997, despu?s de descontar la inflaci?n, hasta un total de unos 22.000 millones de libras (41.000 millones de d?lares).

Kirby precisa que, al mismo tiempo, la proporci?n de ni?os que viven en hogares monoparentales, los principales beneficiarios de los pagos sociales, ha continuado aumentando, subiendo desde el 21% de 1996 hasta el actual nivel del 27%.

Un sistema social cuestionado

No deber?a sorprender, a?ade Kirby, que los hogares monoparentales necesiten de apoyo social. Sin embargo, se preguntaba si esto es justo para los padres de hogares casados que, como contribuyentes, sostienen estos pagos, mientras al mismo tiempo est?n bajo la presi?n financiera de satisfacer las necesidades de sus propias familias.

La pregunta que tambi?n surge es si los subsidios est?n ahora enquistando la pobreza, al animar la dependencia. Para empezar, si una madre soltera se casa con el padre de su hijo, ser? penalizada a trav?s de la p?rdida de los beneficios sociales. Adem?s, para las adolescentes que no quieran entrar en la fuerza de trabajo, la decisi?n de ser una madre soltera con ingresos puede ser una opci?n financiera viable.

Y mientas el sistema de seguridad social intenta ayudar a las madres solteras pobres, hace mucho menos por ayudar a las parejas pobres, sostiene Kirby. En primer lugar, continuaba, el gobierno brit?nico, en la pr?ctica no s?lo desalienta la formaci?n de familias, sino que tambi?n se desentiende de los ni?os cuyos padres est?n luchando por mantener con bajos ingresos un hogar intacto.

Al mismo tiempo, se ha deteriorado la situaci?n econ?mica de las parejas casadas de clase media. Las grandes subidas en los precios de la vivienda, que han tra?do consigo un aumento en los costes de la hipoteca, obligan a las familias a tener que trabajar ambos padres. Esta situaci?n lleva a que se retrase el matrimonio, y tambi?n la paternidad.

Promoci?n del matrimonio

En Estados Unidos, Robert Rector, investigador jefe en la Heritage Foundation, testific? el 10 de febrero ante el Congreso a favor de reformas sociales que promuevan el matrimonio.

En una presentaci?n ante los miembros del subcomit? sobre Recursos Humanos del Comit? de Modos y Medios de la C?mara de Representantes estadounidense, Rector observaba que la erosi?n del matrimonio en las ?ltimas d?cadas ?est? detr?s de muchos de los problemas sociales contra los que actualmente lucha el gobierno?.

Por ejemplo, casi el 80% de la pobreza permanente infantil tiene lugar en familias rotas o nunca casadas. Y cada a?o el gobierno se gasta cerca de 200.000 millones de d?lares en ayudas a las familias con hijos; tres cuartas partes de dicha cantidad se gastan en hogares monoparentales.

Hoy, cerca de un tercio de todos los ni?os americanos nacen fuera del matrimonio, hac?a notar Rector. Cuando se toman en consideraci?n los efectos del divorcio, m?s de la mitad de los ni?os de Estados Unidos pasan toda o parte de su infancia en familias rotas o que nunca se formaron.

Es m?s probable que los ni?os que han crecido sin la presencia de un padre sufran una serie de problemas emocionales y de comportamiento. ?Los efectos beneficiosos del matrimonio sobre los individuos y la sociedad est?n m?s all? de toda disputa razonable, y hay un consenso amplio y creciente en que la pol?tica del gobierno deber?a promover en vez de desalentar los matrimonios sanos?, afirmaba Rector.

El representante de la Heritage Foundation defend?a un programa piloto propuesto por el presidente George W. Bush para promover los matrimonios estables. Si se aprobara la financiaci?n inicial de esta iniciativa, alcanzar?a los 300 millones de d?lares al a?o.

Rector observaba que algunos est?n en contra de la propuesta, bas?ndose en que el gobierno no deber?a interferir en las decisiones privadas que tienen que ver con el matrimonio. Pero, apuntaba, el sistema de seguridad social ya ?interviene? ? en contra del matrimonio ? al proporcionar sustanciales cargas econ?micas cuando las parejas de bajos ingresos se casan.

Explic? que el sistema social est? actualmente compuesto por m?s de 70 programas de ayuda aprobados que proporcionan dinero, alimento, hogar, cuidados sanitarios y servicios sociales a personas de bajos ingresos. En un programa de este tipo, los beneficios se reducen cuando suben los ingresos no provenientes de la ayuda social. Como consecuencia una madre recibir? mayores beneficios si permanece soltera que si se casa con un marido que trabaje.

Eliminar este tamiz antimatrimonio ser?a muy costoso, por lo que el programa piloto tiene como objetivo robustecer los matrimonios por medio de programas enfocados a la educaci?n y a la preparaci?n en habilidades que puedan ayudar a las parejas casadas en sus relaciones. Tambi?n formar?a parte del proyecto una reducci?n selectiva de algunas de las cargas econ?micas en los programas sociales.

Incentivos a la paternidad en solter?a

En otros pa?ses aumenta tambi?n la preocupaci?n por el tema de las pol?ticas sociales y de impuestos y su impacto en las familias. El Sunday Times publicaba el 6 de febrero un comentario sobre la situaci?n en Irlanda. Escrito por Brenda Power, el art?culo apuntaba que, desde la introducci?n en 1973 de una pensi?n para los padres solteros, la paternidad en solter?a en Irlanda se ha disparado, desde menos de 3.000 casos al a?o en el momento de su introducci?n hasta el actual nivel de casi 100.000.

La decisi?n de introducir la pensi?n fue bien intencionada, observaba Power. Pero, a?ad?a: ?Hay un creciente apoyo al punto de vista de que el esquema de pensi?n para un progenitor en solter?a, junto con todos los dem?s beneficios y concesiones disponibles, han tenido el efecto, en el mejor de los casos, de normalizar la paternidad en solter?a, y, en el peor de los casos, de incentivarla?.

Power citaba un discurso de Edward Walsh, profesor retirado de la Universidad de Limerick, que sosten?a que una madre soltera con dos hijos, en situaci?n de solicitar todas las pensiones y beneficios que pueda conseguir, podr?a alcanzar unos ingresos de m?s de 25.000 euros (32.000 d?lares) al a?o del estado.

Y en Canad?, el 7 de marzo, Mons. Pierre Morissette, presidente de la Organizaci?n cat?lica por la Vida y la Familia, escribi? una carta al ministro de desarrollo social del gobierno federal, Ken Dryden, pidi?ndole m?s ayuda para las familias.

Mons. Morissette precisaba que las familias necesitan m?s apoyo econ?mico si tienen que cuidar sus propios hijos en casa. Tambi?n precisaba que, ?como sociedad, debemos reconocer el gran valor personal y social del trabajo de un progenitor que elige estar en casa y criar a sus hijos?. Una opini?n que encontrar? eco sin duda en muchos padres que buscan un mayor reconocimiento de su papel.

Nos encantar?a conocer tu opini?n sobre el tema; participa en el foro de discusi?n que abrimos para ello dando un click aqu?

* Para recibir las noticias de Zenit por correo electr?nico puede suscribirse aqu?.
* Zenit.org, 2004. Todos los derechos reservados. Para conocer las condiciones de uso, puede visitar el sitio www.zenit.org o contactar a [email protected] .

Publicado por mario.web @ 18:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios