Lunes, 02 de mayo de 2011
Fran?ois Michelin, durante 51 a?os a la cabeza del grupo Michelin y ahora presidente honorario de la firma, ha destacado la importancia de la cultura cat?lica en la valoraci?n de la persona, punto fundamental en el ?xito de la iniciativa empresarial.
?
La persona, valor fundamental de la empresa
La persona, valor fundamental de la empresa

La persona, valor fundamental de la empresa; afirma Fran?ois Michelin

R?MINI, 1 septiembre 2003 ( ZENIT.org ).- Fran?ois Michelin, durante 51 a?os a la cabeza del grupo Michelin y ahora presidente honorario de la firma, ha destacado la importancia de la cultura cat?lica en la valoraci?n de la persona, punto fundamental en el ?xito de la iniciativa empresarial.


Presente en el Meeting por la amistad entre los pueblos --organizado por el movimiento Comuni?n y Liberaci?n estos d?as en R?mini (Italia)--, el empresario desvel? los secretos de su empresa demostrando que un cristiano puede aplicar con ?xito las ense?anzas evang?licas en el proceso productivo y de mercado.

Michelin explic? que ?un verdadero empresario responde al cliente, y por ello est? siempre a la b?squeda de un producto de mejor calidad que se pueda ofrecer a un precio contenido?.

Adem?s, el presidente de Michelin recalc? la importancia de ?responder ante los accionistas, aquellos que invierten su capital confianza en la empresa?.

Otro de los elementos esenciales en la filosof?a de este empresario es ?tener muy en cuenta la naturaleza de los materiales que se est?n manipulando, intentando comprender su calidad y l?mites?.

Por ello ?la empresa necesita de personas que amen la investigaci?n?, un punto que lleva al verdadero secreto de una empresa que funciona: ?sacar a la luz el diamante que est? en cada persona?, reconoci?.

Al respecto, Fran?ois Michelin relat? que una de las personas que ha contribuido m?s con sus propios descubrimientos al desarrollo de los neum?ticos es un trabajador que hab?a sido contratado como tip?grafo. Posteriormente, la oficina de personal constat? que ten?a muchas otras cualidades, como la imaginaci?n y la capacidad de investigaci?n.

Refiri?ndose a la importancia de la persona, Michelin subray? la contribuci?n espec?fica de la cultura cat?lica y record? la labor de la Madre Teresa de Calcuta, quien valoraba incluso la vida aparentemente m?s miserable.

?Todo ser humano es ?nico e irrepetible ?exclam? Michelin--; no cuentan las funciones o las etiquetas, sino la persona?.

?Tanto en la f?brica como en la sociedad ?a?adi? la vida es posible s?lo si escuchamos y comprendemos las razones del otro: amar significa ver en las personas aquello que son?.

Cuesti?n esencial es tambi?n, seg?n el empresario, definir qu? es el trabajo. La respuesta m?s inteligente se la proporcion? una persona dedicada a la limpieza en su empresa: ?El trabajo es la vida?, le dijo.

Fran?ois Michelin concluy? exhortando al numeroso publico presente a tener una actitud de humildad ante la vida: ?La vida no se puede organizar, hay que vivirla...?.


Publicado por mario.web @ 2:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios