Lunes, 02 de mayo de 2011


Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Juan 20, 11-18

El d?a de la resurrecci?n, Mar?a se hab?a quedado llorando junto al sepulcro de Jes?s. Sin dejar de llorar, se asom? al sepulcro y vio dos ?ngeles vestidos de blanco, sentados en el lugar donde hab?a estado el cuerpo de Jes?s, uno en la cabecera y el otro junto a los pies. Los ?ngeles le preguntaron: ??Por qu? est?s llorando, mujer??. Ella les contest?: ?Porque se han llevado a mi Se?or y no s? d?nde lo habr?n puesto?.

Dicho esto, mir? hacia atr?s y vio a Jes?s de pie, pero no sab?a que era Jes?s. Entonces ?l le dijo: ?Mujer, ?por qu? est?s llorando? ?A qui?n buscas??. Ella, creyendo que era el jardinero, le respondi?: ?Se?or, si T? te lo llevaste, dime d?nde lo has puesto?. Jes?s le dijo: ??Mar?a!?. Ella se volvi? y exclam?: ??Rabun?!?, que en hebreo significa ?maestro?. Jes?s le dijo: ?D?jame ya, porque todav?a no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: ?Subo a mi Padre y su Padre, a mi Dios y su Dios??.

Mar?a Magdalena se fue a ver a los disc?pulos para decirles que hab?a visto al Se?or y para darles su mensaje.

Oraci?n preparatoria

Jesucristo, Mar?a Magdalena quer?a tocarte porque te conoc?a, te quer?a y te hab?a acompa?ado hasta la cruz. Yo tambi?n quiero tocarte hoy en mi oraci?n porque s? que, adem?s, de quedarte en la Eucarist?a, est?s siempre dispuesto a venir espiritualmente a mi coraz?n. Ven dulce hu?sped de mi alma, ?para que sea tu oraci?n la que me lleve a conocer la voluntad de Dios en mi vida.

Petici?n

Se?or, permite que crezca mi generosidad y sea d?cil a las inspiraciones de tu Esp?ritu Santo.

Meditaci?n

?A Mar?a Magdalena el Se?or le dijo: ?Su?ltame, pues todav?a no he subido al Padre?. Es sorprendente esta frase, sobre todo si se compara con lo que sucedi? al incr?dulo Tom?s. All?, en el Cen?culo, fue el Resucitado quien present? las manos y el costado al Ap?stol para que los tocara y as? obtuviera la certeza de que era precisamente ?l. En realidad, los dos episodios no se contradicen; al contrario, uno ayuda a comprender el otro. Mar?a Magdalena quer?a volver a tener a su Maestro como antes, considerando la cruz como un dram?tico recuerdo que era preciso olvidar. Sin embargo, ya no era posible una relaci?n meramente humana con el Resucitado. Para encontrarse con ?l no hab?a que volver atr?s, sino entablar una relaci?n totalmente nueva con ?l: era necesario ir hacia adelante. (?) La mirada ya est? orientada hacia el futuro. El disc?pulo tiene la misi?n de testimoniar la muerte y la resurrecci?n de su Maestro y su vida nueva. (?)

No podemos guardar para nosotros la gran noticia. Debemos llevarla al mundo entero: ?Hemos visto al Se?or??. (Benedicto XVI, 11 de abril de 2007).

Reflexi?n apost?lica

?Por otra parte, el Movimiento es bien consciente de la necesidad de una conversi?n permanente, pues en esta vida el cristiano no ha llegado a la meta. El camino posterior a la conversi?n inicial sigue siendo un camino en el que hay que esforzarse por revestirse del hombre nuevo. Un camino en donde no faltan las grandes alegr?as, las luces del Se?or, pero en el que tambi?n se encuentran valles oscuros en los que se debe seguir adelante con confianza apoy?ndose en la bondad del Se?or muerto y resucitado? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 123).

Prop?sito

Difundir la alegr?a de la Resurrecci?n de Cristo a donde quiera que vaya y en todo lo que haga.

Di?logo con Cristo

Se?or Jes?s, debo entregar ?todo? porque T? entregaste ?todo? por m?. Te doy mi coraz?n y toda mi vida. Te ofrezco trabajar y luchar en mi vocaci?n de disc?pulo y misionero de tu amor. Dej?ndote actuar en mi vida, mi entorno familiar y social va cambiar para bien. Gracias por esta oraci?n y? conf?o en tu gracia para que mis deseos se hagan realidad.

??Alertas, siempre alertas! ?Firmes, siempre firmes! ?Siempre llenos de esperanza! Seguros del triunfo de Cristo. ?No dudar! ?No aceptar la mediocridad!?
(Cristo al centro, n. 741)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 10:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios