Lunes, 02 de mayo de 2011

Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Lucas 24, 35-48

Cuando los dos disc?pulos regresaron de Ema?s y llegaron al sitio donde estaban reunidos los ap?stoles, les contaron lo que les hab?a pasado en el camino y c?mo hab?an reconocido a Jes?s al partir el pan.

Mientras hablaban de esas cosas, se present? Jes?s en medio de ellos y les dijo: ?La paz est? con ustedes?. Ellos desconcertados y llenos de temor, cre?an ver un fantasma. Pero ?l les dijo: ?No teman; soy Yo. ?Por qu? se espantan? ?Por qu? surgen dudas en su interior? Miren mis manos y mis pies. Soy Yo en persona. T?quenme y conv?nzanse: un fantasma no tiene ni carne ni huesos, como ven que tengo Yo?. Y les mostr? las manos y los pies. Pero como ellos no acababan de creer de pura alegr?a y segu?an at?nitos, les dijo: ??Tienen aqu? algo de comer??. Le ofrecieron un trozo de pescado asado; ?l lo tom? y se puso a comer delante de ellos.

Despu?s les dijo: ?Lo que ha sucedido es aquello de que les hablaba Yo, cuando a?n estaba con ustedes: que ten?a que cumplirse todo lo que estaba escrito de m? en la ley de Mois?s, en los profetas y en los salmos?.

Entonces les abri? el entendimiento para que comprendieran las Escrituras y les dijo: ?Est? escrito que el Mes?as ten?a que padecer y hab?a de resucitar de entre los muertos al tercer d?a, y que en su nombre se hab?a de predicar a todas las naciones, comenzando por Jerusal?n, la necesidad de volverse a Dios para el perd?n de los pecados. Ustedes son testigos de esto?.

Oraci?n preparatoria

Se?or Jes?s, s?lo quien est? convencido de ser conocido personalmente por Ti, puede conocerte; y s?lo quien tiene la seguridad de conocerte se sabe tambi?n conocido por Ti, por eso vengo hoy con mucha fe y esperanza a tener un encuentro contigo en esta oraci?n.

Petici?n

Dios m?o, te pido la gracia de no tener miedo de ser testigo de tu amor. Enciende mi deseo de construir mi vida siguiendo a Cristo, con la fuerza y la luz de tu Esp?ritu Santo.

Meditaci?n

?Si nos fijamos en el contexto del cap?tulo, ?todo esto? significa ante todo la cruz y la resurrecci?n (?) ?C?mo podemos nosotros ser testigos de ?todo esto?? S?lo podemos ser testigos conociendo a Cristo y, conociendo a Cristo, conociendo tambi?n a Dios. Pero conocer a Cristo implica ciertamente una dimensi?n intelectual ?aprender cuanto conocemos de Cristo? pero siempre es mucho m?s que un proceso intelectual: es un proceso existencial, es un proceso de la apertura de mi yo, de mi transformaci?n por la presencia y la fuerza de Cristo, y as? tambi?n es un proceso de apertura a todos los dem?s que deben ser cuerpo de Cristo. De este modo, es evidente que conocer a Cristo, como proceso intelectual y sobre todo existencial, es un proceso que nos hace testigos. En otras palabras, s?lo podemos ser testigos si a Cristo lo conocemos de primera mano y no solamente por otros, en nuestra propia vida, por nuestro encuentro personal con Cristo. Encontr?ndonos con ?l realmente en nuestra vida de fe nos convertimos en testigos y as? podemos contribuir a la novedad del mundo, a la vida eterna? (Benedicto XVI, 20 de enero de 2010).?

Reflexi?n apost?lica

?Procuren hacer de su vida familiar una verdadera ?Iglesia dom?stica?,? una escuela de evangelizaci?n de cristianos ?ntegros, en la que los hijos aprendan a amar a Dios, a asimilar y vivir sus leyes, a ver la vida con ojos de bondad y de esperanza, a valorar al pr?jimo, y a encarnar los verdaderos valores humanos y cristianos. Cultiven para ello la oraci?n y la vida sacramental en familia, siendo testigos ante los dem?s de la propia fe? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 284).

Prop?sito

Reunir a un grupo de amigos para realizar un apostolado o alguna obra social en la que demos testimonio de Cristo.

Di?logo con Cristo

Padre m?o, el plan que tienes para mi vida no se podr? llevar a cabo sin mi colaboraci?n, empe?o y fidelidad. Con mi entrega, por amor a Ti y a los dem?s, es como podr? construir mi eternidad y podr? ayudar a otros a encontrar el sentido de su vida. ?Gracias Se?or por invitarme a ser un ap?stol de tu Iglesia en el Movimiento Regnum Christi! ?Cuenta conmigo!

?Para lograr una voluntad s?lida alimenta tu inteligencia con los grandes ideales de un ap?stol: Cristo, las almas, la Iglesia, la extensi?n del Reino de Cristo y refr?scalos con mucha frecuencia; que ellos sean los que gu?en tu vida y no los sentimientos?

(Cristo al centro, n. 1174)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 10:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios