Martes, 03 de mayo de 2011
Si tienen en cuenta estas recomendaciones, los l?deres ver?n multiplicada su eficacia, aunque no sean especialmente brillantes.
?
La fuerza persuasiva de la verdad
La fuerza persuasiva de la verdad


Si tienen en cuenta estas recomendaciones, los l?deres ver?n multiplicada su eficacia, aunque no sean especialmente brillantes.

En definitiva, lo verdaderamente persuasivo no es tanto la elocuencia del comunicador, sino la fuerza de convicci?n que encierran las claves de orientaci?n que ofrece, la riqueza de las realidades que pone al descubierto, la excelencia de los acontecimientos que describe.

Por eso, el af?n del l?der es hacer de tal modo patente lo que desea comunicar que el destinatario entre en relaci?n de presencia con ello y quede instalado en su ?rea de influencia.

Lo que otorg? a Romano Guardini su gran poder de persuasi?n ante una juventud exigente fue su amor incondicional a la verdad y su decisi?n de vivir en ella y de ella.


?Entre 1920 y 1943 -escribe- desarroll? una intensa actividad como predicador y he de decir que pocas cosas recuerdo con tanto cari?o como ?sta. Lo que desde un principio pretend?a, primero por instinto y luego cada vez m?s conscientemente, era hacer resplandecer la verdad.

La verdad es una fuerza, pero s?lo cuando no se exige de ella ning?n efecto inmediato, sino que se tiene paciencia y se da tiempo al tiempo; mejor a?n: cuando no se piensa en los efectos, sino que se quiere mostrar la verdad por s? misma, por amor a su grandeza sagrada y divina. (...) No pocas veces, especialmente en los ?ltimos a?os, tuve la sensaci?n de que la verdad estaba en el espacio como un ser concreto ?. (28)


Publicado por mario.web @ 2:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios