Martes, 03 de mayo de 2011
Sobre la vida contemplativa y sobre la clausura de las monjas.
?


Congregaci?n para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apost?lica
15 Agosto de1969


Venid aparte a un lugar solitario? ( Mc. , 6, 31). Muchos han o?do esta invitaci?n y han seguido a Cristo, retir?ndose a la soledad, para adorar en ella al Padre.

Movidos por este impulso del Esp?ritu 1, fundaron institutos consagrados a la sola vida contemplativa, entre los cuales ocupan un lugar destacado los monasterios de monjas.

La Iglesia reserv? siempre atenciones sol?citas y maternas para ?sta que San Cipriano llam? ?ilustre porci?n del reba?o de Cristo? 2, especialmente tutelando su separaci?n de los asuntos del mundo con numerosas prescripciones relativas a la clausura 3. De ello se ocup? tambi?n el Concilio Vaticano II 4, y la presente Instrucci?n se propone proseguir su obra, dictando las normas que regir?n en lo sucesivo la clausura de las monjas enteramente dedicadas a la contemplaci?n, exponiendo previamente algunos de los aspectos m?s importantes de la clausura misma.

Venite Seorsum

Publicado por mario.web @ 11:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios