Martes, 03 de mayo de 2011
El relativismo social y el agnosticismo est?n generando una visi?n poco seria del tema de la fe y la religi?n. El futur?logo Alvin Toffler, contibuy? con su pensamiento a generar un agnosticismo funcional que termin? impulsando estas ideas.
?
Agnosticismo funcional
Agnosticismo funcional

.
Una palabra final

En s?ntesis y para terminar, Alvin Toffler hace ostentaci?n de un arraigado agnosticismo funcional, feudatario del pensar ideol?gico de la Ilustraci?n en un muy curioso sincretismo finisecular en el que se descubren elementos del liberalismo decimon?nico junto con categor?as y premisas provenientes del pensamiento de Hegel y de Marx.

Desde su perspectiva agn?stica y fenom?nica hace una lectura relativista de la vida social y del devenir hist?rico de los pueblos y de la civilizaci?n, mostrando un marcado inmanentismo.

Toda su aproximaci?n a la religi?n y en general a la fe en Dios est? totalmente sesgada por sus premisas agn?sticas. Esto se constata toda vez que aparece el tema religioso en cualquiera de sus ensayos.

Se descubre tambi?n una cierta ignorancia de elementos b?sicos de historia, a la vez que se comprueba un desconocimiento de los fundamentos de la religi?n. A ello se suma la tendencia que tiene a construir argumentos a partir de unos pocos hechos tomados casi al azar o de los titulares de alg?n peri?dico o revista que cay? en sus manos.

De ah? que su an?lisis se revele a menudo lleno de vac?os y opiniones sin sustento. Sorprende lo poco serio de sus opiniones y la ligereza de sus cr?ticas.

No puede dejar de lamentarse, por otro lado, el caudal de prejuicios que demuestra tener contra la Iglesia cat?lica, a pesar de algunas frases sueltas de reconocimiento. Su aproximaci?n prescinde sistem?ticamente de la naturaleza de la Iglesia.

Esto se ve por ejemplo en los criterios totalmente secularizantes y sociol?gicos que aplica cuando se aproxima tanto a su historia como a su identidad. As?, la Iglesia es presentada como una mera asociaci?n humana en una aparente pugna de poder con otras asociaciones y con grupos de presi?n.

Y, por supuesto est? el planteamiento decimon?nico de que la Iglesia deber?a limitarse a la esfera privada de las personas. Sorprende tambi?n en este caso la grave ignorancia que estos prejuicios evidencian.

Es probable que opiniones como las que el autor norteamericano vierte en sus libros reflejen el pensamiento de algunos sectores de la sociedad en los que el secularismo ha venido creciendo aceleradamente en las ?ltimas d?cadas.

Precisamente esta situaci?n hace tanto m?s lamentable la falta de seriedad con la que aborda el tema de la fe en Dios, la religi?n y las experiencias de comunidades de creyentes.

El pensamiento de Alvin Toffler resulta ser, pues, un caso particularmente notorio de agnosticismo funcional.


Publicado por mario.web @ 12:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios