Martes, 03 de mayo de 2011
Quisi?ramos que se entendieran como llamada a una esperanza de libertad y solidaridad, ya que los procesos, hist?ricos no est?n fatalmente predeterminados.
?
Orientaciones para la acci?n
Orientaciones para la acci?n




III. ORIENTACIONES PARA LA ACCI?N
Ofrecemos a continuaci?n unas orientaciones que inspiren nuestro compromiso en la construcci?n de la nueva Europa.

Quisi?ramos que se entendieran como llamada a una esperanza de libertad y solidaridad, ya que los procesos, hist?ricos no est?n fatalmente predeterminados.

Tanto en la hip?tesis de un futuro socioecon?mico pr?spero, como en la presente situaci?n recesiva, los Poderes P?blicos y las Administraciones deben procurar que el reparto de las cargas sociales, la distribuci?n de los bienes logrados y su regulaci?n jur?dica, se realicen en funci?n no de la mera eficacia del sistema econ?mico, sino de las necesidades objetivos y de las prestaciones
personales.



De cara a nuestro pa?s
Ante el m?s importante problema econ?mico-social de nuestro pa?s, el desempleo, es necesario y urgente adoptar medidas extraordinarias.

Son insuficientes tanto la espera de una previsible recuperaci?n econ?mica como la confianza unilateral en las pol?ticas monetaristas. hay que animar la inversi?n en sectores productivos, favorecer las condiciones que tiendan al reparto de trabajo, cuidar la formaci?n profesional.

Hemos de ser conscientes del costo humano y econ?mico que supone el tener tres millones de parados. Se hace patente la necesidad de una austeridad privada y p?blica complementada con la solidaridad hacia los m?s empobrecidos.



Medidas extraordinarias
La actual situaci?n reclama un di?logo honesto y leal como v?a para lograr un acuerdo econ?mico y social. Tal acuerdo debe favorecer la definitiva superaci?n del enfrentamiento clasista, del dirigismo cultural y de la pasividad c?vica.

Debe ser edificado sobre el di?logo, la cesi?n, la aceptaci?n y la colaboraci?n en pro de una primac?a de la creatividad de la sociedad. ha de estar basado sobre un inteligente y perseverante ejercicio del principio de subsidiariedad por parte de los poderes p?blicos.


Todav?a resuenan las palabras pronunciadas por el Papa en su visita a Espa?a y que nos complacemos en reproducir: ?A los trabajadores y empresarios -desde sus respectivas responsabilidades en la sociedad- no puedo por menos de exhortarles a la solidaridad efectiva: haced todo lo que est? en vuestras manos para luchar contra la pobreza y el paro, humanizando las relaciones laborales y poniendo siempre a la persona humana, su dignidad y derechos, por encima de los ego?smos e intereses de grupo?.




Di?logo
Los ciudadanos espa?oles, si realmente queremos un proceso de construcci?n europea sobre base popular, debemos tener conciencia de la dimensi?n socio-econ?mica europea con sus valores e interrogantes.

La perspectiva europea poderes econ?micos y pol?ticos en el ?mbito de las Comunidades Aut?nomas y del Estado; informarnos al respecto con amplitud y discernimiento crecientes; y profundizar en los aspectos econ?micos-sociales propios al par que corregir los intereses particularistas en el ?mbito de los comunitarios.

La inferioridad econ?mica de nuestro pa?s con respecto a los m?s avanzados de la Comunidad Europea no debe hacernos olvidar las amplias potencialidades creadoras de todo signo -tecnol?gicas, asociativas, laborales, formativas- que laten en gran parte de nuestros ciudadanos e instituciones y en las diversas nacionalidades y regiones de Espa?a.

La ayuda comunitaria, bien recibida y mejor administrada, debe contribuir a desarrollar dichas potencialidades y a hacernos depender cada vez m?s de nosotros mismos y menos de las exteriores.

El sistema de econom?a de mercado desarrollado en Europa en la segunda mitad del siglo XX ha superado en buena medida los condicionamientos de un capitalismo salvaje propio de per?odos anteriores.

As? lo testifican las ricas legislaciones sociales de los diversos pa?ses, conseguidas tras largos a?os de lucha y de di?logo de las fuerzas ?ticas, pol?ticas y sociales que se identifican con el mundo del trabajo.

Este proceso puede y debe ser ampliado e intensificado con clara conciencia de que hay que luchar contra el individualismo y el economicismo, ambos en resurgimiento.

Sin ingenuidad que encubra los hechos, hemos de negarnos a toda degeneraci?n de la uni?n econ?mico-social europea en un mero contractualismo economicista y monetarista con riesgo de favorecer a los m?s fuertes y despiadados.



Econom?a de mercado desarrollado
El proyecto econ?mico-social europeo ha de instaurar un modelo de sociedad que extienda solidariamente su bienestar hacia el resto de Europa y del mundo.

Europa debe ser un proyecto que enriquezca nuestra convivencia como sociedad humana. Si alguien tuviera que pagar nuestro progreso, no podr?amos menos de preguntarnos por qu? es as? y de qu? tipo de progreso se trata.

Se impone un mayor esfuerzo social de justicia y de caridad, concretado en personas, capitales y decisiones pol?ticas, que se traduzca en riesgo racional frente a seguridad est?ril, en creatividad frente a conservadurismo.

Hay que volver a hablar de aquel proyectado 0,7% del producto bruto europeo en favor de los pa?ses subdesarrollados que constituir?a el germen de una mayor cosecha de solidaridad mundial.


Solidaridad europea y mundial
La por todos auspiciada uni?n de Europa no ser? jam?s fruto del azar, de la generaci?n espont?nea, de la marcha de la historia, de la simple convergencia de intereses econ?micos. ha de ser, en cambio, la resultante del di?logo honesto, de la negociaci?n y del consenso inteligente y generoso, y del deseo expl?cito de vivir esta uni?n de manera responsable.


Componente social y moral Esta uni?n s?lo ser? duradera y eficaz si se construye sobre la madurez moral. En esta tarea formativa creemos que la Iglesia tiene un papel importante que jugar. Por ello, "consciente del lugar que le corresponde en la renovaci?n espiritual y humana de Europa... se pone al servicio (de este proyecto)... para contribuir a la consecuci?n de aquellos fines que procuren un aut?ntico bienestar material, cultural y espiritual a las naciones".


Para obtener una copia del documento completo da un click aqu? y se descargar? en tu escritorio.


Publicado por mario.web @ 16:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios