Martes, 03 de mayo de 2011
El P. Felipe Santos retoma la dicotom?a planteada por Umberto Eco para hablar sobre la ?tica, los medios de comunicaci?n y la visi?n del mundo que transmiten.
?
Apocal?pticos E Integradores
Apocal?pticos E Integradores

Hay gente que, habiendo perdido el horizonte amplio que se abre ante sus ojos, se hacen esta pregunta: ?Son los hombres m?s libres con los medios de comunicaci?n social?

La respuesta a esta pregunta divide a los soci?logos, pedagogos y moralistas en "apocal?pticos e integradores". Los primeros ven en los medios de masas la ruina de la cultura y de toda civilizaci?n aut?nticas; los segundos ven solamente las ventajas y algunos peque?os problemas o peligros.

Los apocal?pticos viven en las altas nubes. No pisan tierra. No es que pretenda atacarles con dureza. Dios me libre. Pero los "quejicas" no arreglan nada en este maravilloso universo en el que vivimos. Ellos focalizan sus puntos de atenci?n en varios aspectos. Dicen que los medios crean en el hombre un cierto infantilismo porque atrofian su inteligencia y merman su libertad, voluntad y responsabilidad

En segundo lugar sostienen que los medios crean comportamientos gregarios porque buscan la parte instintiva de los receptores y la incomunicaci?n que reina en nuestra sociedad.

Los medios buscan un est?mulo-respuesta, lo reducen todo a lo opinable, degradan la cultura ya que su programaci?n dista mucho de ser ?lite; resaltan el divismo de la belleza, el deporte y el dinero como valor supremo.

Los integradores, por el contrario, - a?n sabiendo que existen peligros- se fijan en los bienes que aportan los medios para la diversi?n. El divertimento acerca a las clases menos pudientes a las diversiones que eran antes monopolio de los ricos; ayudan a relajarse y tomar parte en el ocio y pasatiempos, tan necesarios para descansar del estress de la vida diaria. Por otra parte, el ser humano est? m?s informado y lentamente va desapareciendo el analfabetismo al abrir la cultura a todos. Con la informaci?n, dicen, se rompe el aislamiento mental y se permite a los hombres que se sientan ciudadanos del mismo mundo.

Adem?s- y con toda la raz?n del mundo- la cultura global de imagen , sonido y palabra equilibran mucho los excesos de la cultura escrita, durante muchos siglos patrimonio de la gente privilegiada. En el plano ?tico-religioso, todos los hombres y pueblos se convierten en pr?jimo haciendo que vivan la solidaridad y la caridad cristiana.

Por primera vez se hace posible el mandato de Cristo de ir "a todo el mundo anunciando la Buena Nueva". Hoy, gracias a los medios, la Iglesia est? presente y es noticia en el mundo entero.

Juan Pablo II afirma: "Los medios de comunicaci?n pueden convertirse en maravillosos instrumentos para la difusi?n del Evangelio". M?s claro, el agua pura de los lagos de alta monta?a.


Publicado por mario.web @ 16:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios