Martes, 03 de mayo de 2011
Gustavo Cotrina Bejarano habla del entusiasmo, la vigorosidad y la fuerza que debe caracterizar al cristiano cuando se entrega de manera libre y altruista a transformar la sociedad.
?
Voluntariado y participaci?n  civil
Voluntariado y participaci?n civil
Gustavo Cotrina Bejarano
Gesti?n y Administraci?n P?blica.
Universidad Complutense. Madrid.
Coordinador Programas de Voluntariado Fundaci?n Coanil Chile (*)



?Hay que demostrar con hechos, con palabras, con ideas, con muchas ideas, a los otros, que se sabe tanto como ellos, que se puede tanto como ellos y que se vuela m?s alto que ellos? (Rub?n Dar?o)1

Con estas palabras tan en?rgicas y potentes, Rub?n Dar?o se dirige a su colega y amigo Juan Ram?n Jim?nez despu?s de una propuesta de ?ste para realizar una revista literaria que sea un?alimento espiritual? y ??rgano de expresi?n?1 de una incipiente corriente literaria.Esos ?Ellos?eran los poetas tradicionales y academizantes, enemigos de la nueva literatura, de la nueva poes?a, de ese gran movimiento espiritual que era el modernismo.

Palabras que por m?s que uno las lee, no dejan de perder fuerza, entusiasmo y vigorosidad.

La sensaci?n de cambio y optimismo brota en cada una de sus l?neas. Es una declaraci?n de intenciones cargada de vitalidad con un objetivo claro: derribar barreras, sortear obst?culos, vencer miedos, mostrar, en definitiva que las cosas puedan cambiar y que los sue?os se pueden cumplir.

El concepto de voluntario simboliza ese esp?ritu libre y altruista que lleva como consigna la ruptura y transformaci?n de estructuras sociales injustas; rompe con prejuicios y muestra quees posible luchar contra las desigualdades e injusticias a las que somos arrastrados por la inercia de un mundo postmoderno yseudo-globalizado.

Los sistemas de pol?ticas p?blicas implementados por los Estados con democracias m?s o menos participativas donde a pesar de tener claro el rol de ?ste, no logran cubrir todas las demandas sociales gener?ndose innumerables vac?os. Este ejemplo se ve claro cuando en la segunda mitad de la d?cada de los 70 en Europa, se desmoronan los sistemas de bienestar, recort?ndose los gastos sociales, privatizando los servicios yprivilegiando la actividad econ?mica y financiera.

El trabajo voluntario surge de la sociedad civil como una llamado a cubrir esos vac?os que el Estado no cubre y deja que la ciudadan?a seaquien intervenga a trav?s de organizaciones sin ?nimo de lucro con proyectos (en muchos casos) financiados por el propio Estado, descentralizando as? la intervenci?n.

Escuchamos mucho hablar del concepto de ciudadano en los Estados democr?ticos y pensamos como ejemplo que el hecho leg?timo deacudir a las urnaspara elegir a nuestros representantes es un acto en s? de ciudadan?a.

En este sentido, tenemos que tener claro que el trabajo voluntario es (adem?s de ejercer el sufragio) uno de las mayores muestras de ciudadan?a que existen.

El voluntario presume que no s?lo le corresponde al Estado este rol benefactor si no que tambi?n es responsabilidad de la ciudadan?a asumir los problemas que en ella se dan, asumi?ndolos como suyose involucr?ndose para transformarlos en situaciones m?s justas.

El voluntariado es un elemento transformador de la sociedad, un instrumento de las organizaciones que tienen la voluntad de influir sobre las causas que generan desigualdades y que por lo tanto se convierten as? en agentes sensibilizadores de la sociedad.

El voluntariado es por lo tanto una experiencia vital, un proceso de aprendizaje, es un ?ser-parte-de?creer que las cosas pueden cambiar, visualizar un mundo mejor y trabajar por ello.
En palabras de un viejo amigo voluntario:

?Quiero estar abierto al mundo que me rodea, ser sensible al sufrimiento ajeno, cuestionarme mi estilo de vida, optar por una vida sencilla,austera y optar por la participaci?n social frente a los problemas de la sociedad?2

Esperamos que nuestro vuelo sea igual de alto...

(*) COANIL es una fundaci?n solidaria que acoge con amor a las personas con discapacidad intelectual en riesgo social y/o condici?n de pobreza, buscando mejorar su calidad de vida desarrollando sus capacidades, sus talentos y favoreciendo su integraci?n a la sociedad.

------------------------------------------------------

1- Carta dirigida a Juan Ram?n Jim?nez, febrero 1913 ?Espa?oles de dos Siglos? Jos? Luis Cano, 1974.

2- Miguel?ngel Rodr?guez?Revista Somos? Fundaci?n Entreculturas Espa?a.

Publicado por mario.web @ 18:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios